Ejercicios para la hernia inguinal sin cirugía

Descargar en inglés Descargar en checo Descargar en francés Descargar en alemán Descargar en griego Descargar en italiano Descargar en polaco Descargar en rumano Descargar en ruso Descargar en sueco Descargar en turco Descargar en hebreo Descargar en ucraniano

La Sociedad Europea de Hernia es una asociación médica que reúne a profesionales, industria y pacientes interesados en la reparación de los defectos de la pared abdominal (denominados hernias) y otros problemas relacionados con la pared abdominal.

Nuestro principal objetivo es mejorar la atención al paciente en relación con el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades de la pared abdominal. Para ello, promovemos la educación, facilitando la provisión de las pruebas más actualizadas y la información sobre las últimas investigaciones, tecnologías, materiales y técnicas disponibles.

Animamos a todos los cirujanos, médicos, científicos y pacientes interesados en las hernias a hacerse miembros de la Sociedad Europea de Hernia. La modesta cuota de socio contribuye en gran medida a la consecución de nuestros objetivos.

Este folleto resume las recomendaciones más actuales sobre el tratamiento de la hernia umbilical o epigástrica elaboradas por la Sociedad Europea de Hernia. Se basa en datos procedentes de la literatura médica científica.

¿Puedo hacer ejercicio con una hernia umbilical pequeña?

Hacer ejercicio con una hernia

Puede hacer ejercicio si tiene una hernia. La clave es centrarse en ejercicios que no fuercen la zona donde se encuentra la hernia. En el caso de las hernias abdominales, esto significa que no se recomiendan ejercicios o rutinas de levantamiento de peso que impliquen forzar o tirar de la zona abdominal.

¿Es grande una hernia de 1 cm?

Una hernia umbilical es una hernia (protrusión de grasa o intestino a través de un pequeño orificio en la capa de la pared abdominal denominada fascia) que se localiza en el ombligo o cerca de él. Las hernias umbilicales son frecuentes y pueden ser de varios tamaños, desde pequeñas (menos de 1 cm), medianas (de 1 cm a 3 cm) o grandes (más de 3 cm).

Más Información
Reduce los dolores del embarazo con ejercicios en piscina para embarazas

¿Cómo puedo reducir el tamaño de mi hernia umbilical?

Reducción de hernia

Aplique hielo o una compresa fría en la hernia durante varios minutos para reducir la inflamación y facilitar la reducción (véase la imagen siguiente). Se aplica una compresa de hielo a un paciente con hernia inguinal izquierda en posición de Trendelenburg. Para reducir una hernia abdominal, coloque al paciente en decúbito supino.

Postoperatorio de hernia umbilical

Una hernia se produce cuando una parte interna del cuerpo empuja a través de un punto débil en el músculo y la pared corporal, lo que suele dar lugar a la aparición de un bulto que aumenta de tamaño al toser o hacer esfuerzos y tiende a desaparecer al tumbarse. Las hernias más frecuentes son las inguinales, que se producen en la región del bajo vientre o la ingle o a través de cicatrices quirúrgicas previas (incluidas reparaciones anteriores de hernias). En general, las hernias no son perjudiciales, pero en algunos casos pueden estrangularse (cortando el riego sanguíneo) u obstruirse, lo que puede provocar dolor y otras complicaciones que requieran una intervención quirúrgica urgente. Por lo tanto, la mayoría de las hernias se reparan quirúrgicamente de forma rutinaria para evitar cualquier complicación en el futuro.

La cirugía de la hernia tiene por objeto devolver los órganos internos a su posición normal y reparar la debilidad del músculo y la pared corporal. A veces, las hernias están causadas por esfuerzos repetitivos, por lo que la recuperación de la cirugía de hernia implica volver con cuidado al ejercicio y la actividad normales sin provocar que la hernia reaparezca.

Más Información
Hombro inestable en el nadador y el lanzador: diagnóstico y tratamiento

Reparación de hernia umbilical

Una hernia es una protuberancia que se forma cuando los órganos internos del cuerpo empujan a través de un punto débil de la pared abdominal. La hernia umbilical (paraumbilical) es la protuberancia que se forma cerca del ombligo o ombligo, cuando una parte del intestino, grasa o líquido es empujada hacia fuera a través de un músculo debilitado del abdomen. La hernia umbilical puede darse tanto en niños como en adultos.

La hernia umbilical suele producirse en lactantes y niños pequeños, sobre todo en bebés prematuros. El cordón umbilical pasa a través de una pequeña abertura muscular en el abdomen del bebé durante el embarazo. A veces, los músculos de la abertura umbilical no se cierran completamente después del nacimiento. Esto da lugar a un punto débil cerca del ombligo, que permite que los órganos internos del abdomen empujen a través de él.

Las personas con diversos problemas de salud que pueden ejercer presión sobre el abdomen, como sobrepeso, embarazos múltiples, ascitis (exceso de líquido en el vientre), son propensas a desarrollar una hernia umbilical. Otras situaciones, como levantar objetos pesados, forzar los músculos abdominales durante el estreñimiento o la tos, y tener una próstata grande, también pueden provocar una hernia umbilical.

Ejercicios de yoga para la hernia umbilical

Una hernia umbilical está causada por un exceso de presión en el abdomen, concretamente cerca del ombligo. El exceso de presión hace que los intestinos sobresalgan a través de una pared abdominal debilitada, provocando hinchazón y dolor. Puede hacer ejercicio para tratar las hernias umbilicales, aunque algunos casos pueden requerir cirugía. Consulte a su médico para saber cuál es la mejor opción.

Más Información
Ejercicios y recomendaciones de un fisioterapeuta para tratar la tendinitis de Aquiles

La hernia umbilical suele afectar a los niños, pero en algunos casos los adultos pueden padecerla. Cuando el feto está en el útero, el cordón umbilical pasa a través de los músculos abdominales. Tras el nacimiento, el cordón se corta y esta abertura en los músculos de la pared abdominal debe cerrarse.

En algunos casos, puede que no cicatrice del todo, lo que aumenta el riesgo de hernia umbilical. Otros factores de riesgo de hernia umbilical en adultos son la obesidad, los antecedentes de cirugía abdominal, el exceso de líquido abdominal o la diálisis renal prolongada, según Mayo Clinic. Los embarazos múltiples también pueden dejar una hernia umbilical posparto.

CÓMO HACERLO: Siéntese en el suelo con las piernas estiradas hacia delante. Coloque las manos debajo de los muslos y levante suavemente las piernas hacia el pecho, manteniéndolas rectas. Mantenga la postura durante 10 segundos y suéltela, volviendo a la posición inicial. Esta postura se conoce como la postura del barco en yoga y trabaja los músculos abdominales centrales. Realícela diariamente de 5 a 10 repeticiones.