Radiopedia de la artritis subastragalina

La artrosis es la forma más frecuente de artritis en todo el mundo.1 Es una de las enfermedades crónicas más prevalentes y discapacitantes en Estados Unidos.2 La prevalencia aumenta con la edad y, a los 65 años, aproximadamente el 80% de la población estadounidense está afectada.3-5 Las deficiencias funcionales secundarias a la artrosis también se dan con más frecuencia en los adultos mayores. El dolor y la limitación del movimiento restringen la independencia de los adultos mayores al impedirles realizar las actividades de la vida diaria.6,7 Como resultado, la dependencia es especialmente común para deambular, subir escaleras y otras funciones de las extremidades inferiores.8

Los costes directamente atribuibles a la artrosis son considerables en Estados Unidos, y la pérdida de trabajo representa más de la mitad del gasto anual estimado de 155.000 millones de dólares (en dólares de 1994).9 Otro gasto importante es el número de artroplastias articulares realizadas en pacientes en fase avanzada de la enfermedad.10-12

Aunque la artrosis es especialmente común en los adultos mayores, su patología de pérdida asimétrica del cartílago articular, esclerosis subcondral (aumento de la densidad ósea), osteofitos marginales y quistes subcondrales es la misma en los adultos jóvenes y en los mayores.1 La artrosis primaria es la forma más común y suele observarse en articulaciones que soportan peso y que han sufrido tensiones anormales (por ejemplo, por obesidad o uso excesivo), por obesidad o uso excesivo).13-16 Se desconoce la etiología exacta de la osteoartritis, pero es probable que los factores bioquímicos y biomecánicos sean importantes en la etiología y la patogénesis.1 Los factores biomecánicos asociados a la osteoartritis incluyen la obesidad, la debilidad muscular y la disfunción neurológica. En la artrosis primaria, las localizaciones más frecuentes son las manos, las caderas, las rodillas y los pies13,17 (Figura 1). La artrosis secundaria es una complicación de otras artropatías o secundaria a traumatismos. La gota, la artritis reumatoide y la enfermedad por depósito de pirofosfato cálcico se correlacionan con la aparición de artrosis secundaria.

Más Información
Dolor en la pierna izquierda desde la cadera hasta el tobillo como corriente ¿Qué puedo hacer?

¿Cuáles son los hallazgos radiográficos de la artrosis?

Las características radiográficas de la artrosis primaria incluyen la pérdida no uniforme del espacio articular, la formación de osteofitos, la formación de quistes y la esclerosis subcondral. Las radiografías iniciales pueden no mostrar todos los hallazgos. Al principio, es posible que sólo se aprecie un estrechamiento mínimo y no uniforme del espacio articular.

¿Cómo se diagnostica la artrosis de tobillo?

Diagnóstico de la OA de tobillo

Hinchazón y sensibilidad articular: El médico le examinará y palpará los tobillos. Marcha: El médico observará su forma de andar. Radiografías: Los espolones óseos y la pérdida de cartílago pueden verse en las radiografías. Análisis de laboratorio: Los análisis de sangre pueden ayudar a descartar otras formas de artritis.

¿Qué aspecto tiene la artritis en una radiografía?

Una articulación artrósica mostrará un estrechamiento del espacio entre los huesos a medida que se adelgaza el cartílago, espolones óseos en los bordes de la articulación, pequeños quistes dentro del hueso y, a veces, deformidad de la articulación, que hace que parezca torcida.

Fotos de la artritis de tobillo

La artrosis (OA) es uno de los trastornos más comunes de las articulaciones. Las articulaciones más frecuentemente afectadas son la cadera, la rodilla, el hombro, el dedo gordo del pie y la base del pulgar. La degeneración del cartílago articular, que conduce a la osteoartritis, puede producirse de forma natural con el paso del tiempo o como afección secundaria a una lesión asociada, como un traumatismo o una lesión por esfuerzo repetitivo o laboral. La degeneración del cartílago articular es un proceso gradual.

Los resultados de las imágenes radiográficas dependen de la fase en que se encuentre la osteoartritis. El médico que solicita las imágenes utilizará la descripción y gradación de la artrosis (“localizada o difusa” y “leve, moderada o grave”, etc.) para determinar las opciones de tratamiento. Los tratamientos incluyen terapia conservadora no quirúrgica o cirugía.

Más Información
¿Cómo nos ayuda el Kinesiotape para tratar las Tendinopatías?

Independientemente de la articulación afectada, la artrosis se revela en las radiografías convencionales (rayos X) por unas características que la diferencian de otros trastornos articulares, como la artritis reumatoide. Concretamente, una radiografía de una articulación con artrosis mostrará un estrechamiento del espacio entre los huesos de la articulación donde el cartílago se ha desgastado, como se muestra en la imagen siguiente.

Causas de la artritis de tobillo

En todo el mundo, la artrosis es la forma más común de artritis.1 Es una de las enfermedades crónicas más prevalentes e incapacitantes en Estados Unidos.2 La prevalencia aumenta con la edad y, a los 65 años, aproximadamente el 80% de la población estadounidense está afectada.3-5 Las deficiencias funcionales secundarias a la artrosis también son más frecuentes en los adultos mayores. El dolor y la limitación del movimiento restringen la independencia de los adultos mayores al impedirles realizar las actividades de la vida diaria.6,7 Como resultado, la dependencia es especialmente común para deambular, subir escaleras y otras funciones de las extremidades inferiores.8

Los costes directamente atribuibles a la artrosis son considerables en Estados Unidos, y la pérdida de trabajo representa más de la mitad del gasto anual estimado de 155.000 millones de dólares (en dólares de 1994).9 Otro gasto importante es el número de artroplastias articulares realizadas en pacientes en fase avanzada de la enfermedad.10-12

Aunque la artrosis es especialmente común en los adultos mayores, su patología de pérdida asimétrica del cartílago articular, esclerosis subcondral (aumento de la densidad ósea), osteofitos marginales y quistes subcondrales es la misma en los adultos jóvenes y en los mayores.1 La artrosis primaria es la forma más común y suele observarse en articulaciones que soportan peso y que han sufrido tensiones anormales (por ejemplo, por obesidad o uso excesivo), por obesidad o uso excesivo).13-16 Se desconoce la etiología exacta de la osteoartritis, pero es probable que los factores bioquímicos y biomecánicos sean importantes en la etiología y la patogénesis.1 Los factores biomecánicos asociados a la osteoartritis incluyen la obesidad, la debilidad muscular y la disfunción neurológica. En la artrosis primaria, las localizaciones más frecuentes son las manos, las caderas, las rodillas y los pies13,17 (Figura 1). La artrosis secundaria es una complicación de otras artropatías o secundaria a traumatismos. La gota, la artritis reumatoide y la enfermedad por depósito de pirofosfato cálcico se correlacionan con la aparición de artrosis secundaria.

Más Información
¿Las molestias puntuales en cadera izquierda pueden venir de la extirpación del riñón izquierdo hace 2 años?

Artritis de tobillo

Con la osteoartritis, el cartílago de una articulación empieza a romperse y el hueso subyacente empieza a cambiar. Estos cambios suelen desarrollarse lentamente y empeorar con el tiempo. La osteoartritis puede causar dolor, rigidez e hinchazón. En algunos casos también provoca una reducción de la funcionalidad y discapacidad; algunas personas ya no pueden realizar tareas cotidianas o trabajar.

Además de estos tratamientos, las personas pueden ganar confianza para controlar su OA con estrategias de autocontrol. Estas estrategias ayudan a reducir el dolor y la discapacidad para que las personas con artrosis puedan realizar las actividades que son importantes para ellas. Estas cinco estrategias sencillas y eficaces de control de la artritis pueden ayudar.