Condropatía rotuliana radiopaedia

Si sufre dolor en la articulación de la rodilla, uno de los motivos podría ser una afección llamada condromalacia rotuliana, o más conocida como rodilla de corredor. A veces denominada rodilla de corredor o síndrome patelofemoral, puede hacer que incluso los movimientos más leves resulten muy dolorosos. ¿Qué es la condromalacia rotuliana y cómo se trata? Aquí tienes información que debes saber.

La condromalacia rotuliana es una afección en la que el cartílago situado debajo de la rótula se deteriora o se rompe de forma anormal, haciendo que el fémur roce con la rótula. Esto provoca un “rechinamiento” de un hueso contra otro, que a menudo provoca hinchazón y mucho dolor. El roce del hueso también puede provocar un mayor deterioro del cartílago, agravando así el problema.

El fémur (hueso del muslo), la tibia (hueso grande de la parte inferior de la pierna) y la rótula forman la articulación de la rodilla. La rótula se asienta dentro de un canal especial conocido como surco rotuliano y, junto con el fémur y la tibia, está cubierta de cartílago. El mecanismo del cuádriceps mantiene la rótula en su posición y permite que la rodilla se flexione y se doble al moverse. Cuando el mecanismo del cuádriceps o cualquier parte de la articulación de la rodilla no funcionan correctamente, la rótula puede no deslizarse suavemente como es su función. También puede ser incapaz de absorber los impactos.

¿Cómo curé mi condromalacia rotuliana?

El vendaje, los ejercicios de fortalecimiento y los estiramientos son tratamientos típicos de la condromalacia rotuliana. Estos tratamientos pueden funcionar durante un breve periodo de tiempo. Pero, por lo general, no curan la enfermedad. En cambio, la ortopedia regenerativa puede mejorar la trayectoria de la rótula y aliviar los síntomas de la condromalacia rotuliana.

Más Información
Sobrecamilla electrica para la camilla

¿Qué es la condromalacia rotuliana de grado 4?

Grado 4 – La condromalacia de grado 4 indica que existe una pérdida completa de cartílago con exposición del hueso subcondral. Las alteraciones de grado 4 pueden ser focales (afectan a una pequeña zona de cartílago) o difusas (afectan a una gran superficie).

¿Se cura alguna vez la condromalacia rotuliana?

¿Se puede curar la condromalacia rotuliana? La condromalacia rotuliana verdadera, que consiste en la rotura de la superficie del cartílago, no tiene cura. Sin embargo, un programa de pérdida de peso, evitar las actividades que la empeoran, ejercicio y/o inyecciones puede ayudar a que se vuelva asintomática.

Condromalacia rotuliana ciclismo

Algunas personas pueden experimentar un dolor sordo o una sensación de rozamiento al bajar las escaleras o flexionar la rodilla. Esta dolencia se conoce como dolor anterior de rodilla o condromalacia rotuliana. Puede deberse a cualquier daño estructural en los músculos, ligamentos o cartílagos de la rodilla.

El dolor anterior de rodilla o condromalacia rotuliana es una afección que se desarrolla debido al reblandecimiento del cartílago situado debajo de la rótula, lo que provoca que ésta roce el fémur al mover la rodilla y cause dolor. El dolor y la rigidez sobre la rodilla dificultarán subir escaleras, arrodillarse y realizar otras actividades cotidianas. A veces, esta afección se denomina dolor patelofemoral.

La afección está causada por actividades físicas vigorosas y continuas que provocan una tensión repetida en la rodilla. Cualquier daño estructural o algunos problemas en los músculos, huesos y cartílago de la rodilla pueden provocar el reblandecimiento del cartílago situado bajo la rótula, lo que a su vez restringe los movimientos de ésta.

Más Información
Dime cómo respiras y te diré quién eres

Síndrome de dolor patelofemoral

En la condromalacia rotuliana, la rótula se desplaza de forma anormal, lo que dificulta las actividades cotidianas, interfiere en la práctica deportiva y provoca dolor de rodilla. Esta afección es frecuente en corredores y deportistas, especialmente en actividades que implican correr mucho. Puede afectar tanto a personas jóvenes y sanas como a personas mayores. La condromalacia rotuliana es una de las causas del síndrome de dolor patelofemoral.

Normalmente, la rótula se desliza fácilmente por la superficie lisa del surco patelar al flexionar y enderezar la rodilla. Pero con la condromalacia rotuliana, el cartílago se vuelve áspero y se desgasta.

La rótula acaba rozando los huesos de debajo de la rodilla cuando la persona mueve la rodilla. La rótula es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo y desempeña un papel crucial en la flexión y enderezamiento de la rodilla. Cuando hay un problema con la rótula, la articulación de la rodilla se vuelve inestable y el movimiento se vuelve difícil y/o doloroso.

La condromalacia rotuliana es un tipo de síndrome de dolor rotuliano. Y estos síndromes suelen implicar problemas y lesiones de otras estructuras de los tejidos blandos. Los síndromes de dolor rotuliano suelen deberse a lesiones de ligamentos, roturas de menisco, aberraciones óseas, desequilibrios musculares o una combinación de estas afecciones.

Natación con condromalacia

La condromalacia rotuliana es una afección frecuente de la rodilla en la que el cartílago de la parte posterior de la rótula se reblandece y se daña. La condromalacia causa dolor en la parte anterior de la rodilla, hinchazón y chasquidos al moverla. Suele afectar a personas jóvenes, sanas y a menudo deportistas, y afecta con mayor frecuencia a adolescentes y adultos jóvenes. La condromalacia es más frecuente en mujeres que en hombres. La condromalacia rotuliana suele diagnosticarse erróneamente como rodilla de corredor, que en realidad es un problema relacionado con el movimiento de la rótula y no con el cartílago en sí.

Más Información
Observa la gran importancia de la correcta postura corporal para evitar lesiones y mejorar tu salud

Para entender bien lo que ocurre con la condromalacia rotuliana, es útil conocer un poco la estructura y la función de la rótula. La rótula es un hueso pequeño, de forma triangular, que se asienta dentro de los músculos del cuádriceps, en la parte delantera del muslo.

La rótula está recubierta por el cartílago más grueso de todo el cuerpo, que: No sólo ayuda a proteger la articulación de la rodilla, sino que también ayuda a los músculos del cuádriceps a trabajar de forma más eficaz, reduciendo la cantidad de fuerza necesaria para mover la rodilla.