Principios del tratamiento quirúrgico de la osteocondrosis.

La osteocondritis disecante (OCD) es una enfermedad en la que una porción de hueso o cartílago se separa (parcial o totalmente) de la superficie de la articulación y provoca dolor, hinchazón y, a veces, sensación de bloqueo. La OCD afecta con mayor frecuencia a la rodilla, pero también puede afectar al codo y al tobillo. También se han descrito lesiones en otras partes del cuerpo.

Si su hijo ha sido operado, tendrá que acudir al traumatólogo una o dos semanas después de la intervención, y de nuevo a los tres y seis meses del postoperatorio. A partir de ese momento, se recomienda encarecidamente un seguimiento anual por parte de médicos cualificados para detectar y tratar cualquier problema lo antes posible.

Durante las visitas de seguimiento pueden realizarse radiografías y otras pruebas diagnósticas. El objetivo del seguimiento continuado es ayudar a detectar cualquier irregularidad en el crecimiento o el desarrollo y abordar los problemas de salud a medida que aparecen.

¿Cuál es el tratamiento de la osteocondritis disecante?

Fisioterapia.

En la mayoría de los casos, esta terapia incluye estiramientos, ejercicios de amplitud de movimiento y ejercicios de fortalecimiento de los músculos que sostienen la articulación afectada. La fisioterapia también suele recomendarse después de la cirugía.

¿Cómo se trata la osteocondritis?

Perforación: con una lesión no desplazada, el médico puede perforar el cartílago reblandecido para estimular el flujo sanguíneo y la cicatrización del fragmento. Se colocan tornillos de compresión de fijación interna en el fragmento para mantenerlo en su sitio y permitir la curación del fragmento.

Más Información
La escoliosis idiopática: Qué es: diagnóstico: síntomas y tratamiento

¿Qué es la osteocondritis disecante en estadio 3?

Estadio tres: lesiones parcialmente desprendidas, un disecante ‘in situ’. Estadio cuatro: ‘Dissecans’, se trata del desprendimiento del fragmento óseo afectado y del cartílago correspondiente de la superficie articular. Este fragmento cae entre las partes móviles de la articulación de la rodilla y la bloquea.

Ejercicios para la osteocondritis disecante

DiagnósticoDurante el examen físico, su médico presionará la articulación afectada, comprobando si hay zonas hinchadas o sensibles. En algunos casos, usted o su médico podrán palpar un fragmento suelto dentro de la articulación. El médico también comprobará otras estructuras alrededor de la articulación, como los ligamentos.

TratamientoEl tratamiento de la osteocondritis disecante tiene por objeto restablecer el funcionamiento normal de la articulación afectada y aliviar el dolor, así como reducir el riesgo de osteoartritis. No existe un tratamiento único que funcione para todo el mundo. En los niños cuyos huesos aún están creciendo, el defecto óseo puede curarse con un periodo de reposo y protección.

CirugíaSi tiene un fragmento suelto en la articulación, si la zona afectada sigue presente después de que los huesos hayan dejado de crecer o si los tratamientos conservadores no ayudan después de cuatro a seis meses, es posible que necesite una intervención quirúrgica. El tipo de cirugía dependerá del tamaño y el estadio de la lesión y de la madurez de los huesos.

Más Información
Los dedos en martillo: Sus causas: síntomas y tratamiento

Prevención de la osteocondritis disecante

En este artículo, vamos a cubrir la investigación sobre la terapia con plasma rico en plaquetas y el tratamiento de la osteocondritis disecante en atletas jóvenes como un medio para ayudar a acelerar la curación sin cirugía. Este artículo se centrará principalmente en las rodillas y los codos.

Si usted está leyendo este artículo, es probable que sea el padre de un atleta adolescente que está tratando de mantenerse en su(s) deporte(s). A su hijo le han diagnosticado osteocondritis disecante. El tratamiento que le recomiendan incluye semanas de inactividad y reposo. Usted pregunta por la fisioterapia, pero le dicen que en realidad la fisioterapia no ayuda a que el cartílago vuelva a unirse al hueso. Sólo se le indica un “tratamiento conservador”, es decir, reposo o interrupción de todas las actividades durante un tiempo prolongado, o cirugía. Cuando explora más sobre los aspectos quirúrgicos, descubre que, aunque la cirugía puede ayudar, no evita la reaparición de la osteocondritis disecante de su hijo.

Es posible que esté luchando con el consejo de tener “paciencia” y con su deseo de ayudar a su atleta a volver a su juego. ¿Qué opciones tiene? Una opción es investigar y encontrar respuestas. Esperamos poder ayudarle.

Más Información
Cefalea tensional: qué es

Coste de la cirugía de osteocondritis disecante

La osteocondritis disecante suele aparecer en la rodilla, el codo o el tobillo. Suele tardar tres meses o más en curarse completamente. Si se cura por completo, los niños que la padecen no suelen tener problemas duraderos.

Suele ocurrir en niños muy activos, como los que practican deportes como la gimnasia, el béisbol o el fútbol. También se da en personas cuyos huesos no están rectos, como los que tienen piernas arqueadas o rodillas valgas.

Los niños con osteocondritis disecante suelen necesitar al menos unos meses de baja deportiva. Los niños operados necesitarán más tiempo para recuperarse. Volver a hacer deporte demasiado pronto puede provocar dolor y problemas articulares a largo plazo.