Tratamiento en estado agudo del esguince de ligamentos del tobillo o torcedura de tobillo 2021

A pesar de que los esguinces de tobillo se encuentran entre las lesiones musculoesqueléticas más frecuentes que se ven en los servicios de urgencias, el tratamiento de estas lesiones sigue careciendo de estandarización. Nuestro objetivo fue realizar una revisión general de las revisiones sistemáticas para recopilar los tratamientos basados en la evidencia más eficaces y señalar el estado del arte del tratamiento de esta lesión. Se realizaron búsquedas en PubMed, Scopus, Web of Science y la biblioteca Cochrane desde enero de 2000 hasta septiembre de 2020. Tras eliminar duplicados y aplicar los criterios de elegibilidad, basados en títulos y resúmenes, se seleccionaron 32 estudios. Al final del proceso, se incluyeron 24 artículos en esta revisión general con una puntuación media de 7,7/11 en la herramienta de evaluación de la calidad AMSTAR. Se encontraron pruebas que apoyan la efectividad del tratamiento no quirúrgico en el tratamiento del esguince agudo de tobillo; además, el tratamiento funcional parece ser preferible a la inmovilización. También se encontraron pruebas que apoyan el uso de paracetamol u opiáceos como alternativas efectivas a los fármacos antiinflamatorios no esteroides para reducir el dolor. Además, se encontraron pruebas que apoyan la efectividad de la terapia de ejercicios manipulativos y supervisados para prevenir una nueva lesión y restaurar la dorsiflexión del tobillo.

¿Cuál es el tratamiento agudo del esguince de tobillo?

Tratamiento agudo

Tras un esguince de tobillo agudo, durante los primeros días (48-72 h), el protocolo de tratamiento más utilizado es la terapia RICE, que consiste en una combinación de reposo, hielo, compresión y elevación. El reposo reduce la demanda metabólica del tejido, disminuyendo la cantidad de sangre que circula por la zona dañada.

Más Información
Tratamiento del estreñimiento: ¿Cómo puede ayudarte la fisioterapia?

¿Cuál es el tratamiento de las lesiones agudas de ligamentos?

El tratamiento médico de una lesión del LCA comienza con varias semanas de terapia de rehabilitación. Un fisioterapeuta te enseñará ejercicios que realizarás con supervisión continua o en casa. También es posible que lleves una férula para estabilizar la rodilla y que utilices muletas durante un tiempo para evitar cargar peso sobre la rodilla.

¿Cuál es el mejor tratamiento para un esguince de ligamentos?

El tratamiento inicial incluye reposo, hielo, compresión y elevación. Los esguinces leves pueden tratarse con éxito en casa. Los esguinces graves a veces requieren cirugía para reparar los ligamentos rotos.

Tratamiento en estado agudo del esguince de ligamentos del tobillo o torcedura de tobillo del momento

A pesar de que los esguinces de tobillo se encuentran entre las lesiones musculoesqueléticas más frecuentes que se ven en los servicios de urgencias, el tratamiento de estas lesiones sigue careciendo de estandarización. Nuestro objetivo fue realizar una revisión general de las revisiones sistemáticas para recopilar los tratamientos basados en la evidencia más eficaces y señalar el estado del arte del tratamiento de esta lesión. Se realizaron búsquedas en PubMed, Scopus, Web of Science y la biblioteca Cochrane desde enero de 2000 hasta septiembre de 2020. Tras eliminar duplicados y aplicar los criterios de elegibilidad, basados en títulos y resúmenes, se seleccionaron 32 estudios. Al final del proceso, se incluyeron 24 artículos en esta revisión general con una puntuación media de 7,7/11 en la herramienta de evaluación de la calidad AMSTAR. Se encontraron pruebas que apoyan la efectividad del tratamiento no quirúrgico en el tratamiento del esguince agudo de tobillo; además, el tratamiento funcional parece ser preferible a la inmovilización. También se encontraron pruebas que apoyan el uso de paracetamol u opiáceos como alternativas efectivas a los fármacos antiinflamatorios no esteroides para reducir el dolor. Además, se encontraron pruebas que apoyan la efectividad de la terapia de ejercicios manipulativos y supervisados para prevenir una nueva lesión y restaurar la dorsiflexión del tobillo.

Más Información
Tratamiento recomendado para la lesión de epitrocleitis o codo de golfista

Tratamiento de la rotura de ligamentos del tobillo

La diferencia entre un esguince y una distensión es que un esguince lesiona las bandas de tejido que unen dos huesos, mientras que una distensión implica una lesión en un músculo o en la banda de tejido que une un músculo a un hueso.

La mayoría de los esguinces de tobillo afectan a los tres ligamentos de la parte externa del tobillo. Los ligamentos son bandas resistentes de tejido que estabilizan las articulaciones y ayudan a evitar un movimiento excesivo. Los esguinces de tobillo se producen al girar, torcer o doblar el tobillo de forma incómoda. Esto puede estirar o desgarrar los ligamentos que ayudan a mantener unidos los huesos del tobillo.

Los niños tienen zonas de tejido más blando, denominadas cartílagos de crecimiento, cerca de los extremos de los huesos. Los ligamentos que rodean una articulación suelen ser más fuertes que estos cartílagos de crecimiento, por lo que los niños tienen más probabilidades de sufrir una fractura que un esguince.

PrevenciónLos ejercicios regulares de estiramiento y fortalecimiento para tu actividad deportiva, de fitness o laboral, como parte de un programa general de acondicionamiento físico, pueden ayudar a minimizar el riesgo de sufrir esguinces. Intente estar en forma para practicar su deporte; no practique su deporte para estar en forma. Si tiene una ocupación físicamente exigente, el acondicionamiento físico regular puede ayudarle a prevenir lesiones.

Más Información
Espolón calcaneo y fascitis plantar del dolor de talón y su tratamiento

Tratamiento en estado agudo del esguince de ligamentos del tobillo o torcedura de tobillo en línea

El tobillo es una de las localizaciones más frecuentes de las lesiones musculoesqueléticas agudas, y los esguinces representan el 75 por ciento de las lesiones de tobillo.1 Los traumatismos agudos de tobillo son responsables del 10 al 30 por ciento de las lesiones relacionadas con el deporte en atletas jóvenes.2 Cada año, aproximadamente 1 millón de personas acuden al médico con lesiones agudas de tobillo.2 Más del 40 por ciento de los esguinces de tobillo pueden causar problemas crónicos.3,4

La gravedad de los esguinces de tobillo varía de grado I a grado III (Tabla 15 y Figura 1). Un enfoque más sencillo consiste en dividir estas lesiones en dos grupos: complicadas y no complicadas. Los esguinces de tobillo no complicados se tratan sin cirugía. Incluyen las lesiones no asociadas a problemas concomitantes que contraindiquen el movimiento y la rehabilitación precoces. Los esguinces de tobillo complicados suelen requerir tratamiento quirúrgico. Cabe destacar que la inestabilidad tardía es tan frecuente tras el tratamiento quirúrgico como tras el tratamiento no quirúrgico de una lesión grave del ligamento del tobillo. Además, la reconstrucción tardía es eficaz en pacientes tratados inicialmente de forma no quirúrgica.6