Ejercicios para la bursitis de cadera

Las bursas, son pequeños sacos gelatinosos que se encuentran por todo el cuerpo, incluso alrededor del hombro, el codo, la cadera, la rodilla y el talón. Contienen una pequeña cantidad de líquido y se sitúan entre los huesos y los tejidos blandos, actuando como amortiguadores para ayudar a reducir la fricción.

La bursitis es la inflamación de la bursa. Hay dos bursas principales en la cadera que suelen irritarse e inflamarse. Una de ellas cubre el punto óseo del hueso de la cadera denominado trocánter mayor. La inflamación de esta bursa se denomina bursitis trocantérica.

Otra bursa, la del iliopsoas, está situada en la parte interior (ingle) de la cadera. Cuando esta bursa se inflama, la afección también se denomina a veces bursitis de cadera, pero el dolor se localiza en la zona de la ingle. Esta afección no es tan frecuente como la bursitis trocantérea, pero se trata de forma similar.

El principal síntoma de la bursitis trocantérica es el dolor en la punta de la cadera. El dolor suele extenderse a la parte exterior de la zona del muslo. En las primeras fases, el dolor suele describirse como agudo e intenso. Más adelante, el dolor puede convertirse en una molestia y extenderse a una zona más amplia de la cadera.

¿La bursitis de cadera puede durar 6 meses?

La bursitis suele durar sólo días o semanas, pero puede prolongarse meses o años, sobre todo si no se identifica o modifica la causa, como el uso excesivo.

¿Por qué no desaparece la bursitis de cadera?

Si sigue teniendo dolor de bursitis en la cadera que no ha mejorado a pesar de un tratamiento exhaustivo, es posible que tenga un desgarro de un músculo situado junto a la bursa llamado glúteo medio. Un desgarro de este músculo puede causar un dolor importante que se extiende a las nalgas y baja por la pierna.

Más Información
La mente: como origen de la curación

¿Cuánto tarda en desaparecer la bursitis de cadera?

La bursitis de cadera se produce cuando la bursa trocantérea de la punta de la cadera se irrita e inflama. El tiempo de recuperación de la bursitis de cadera puede llevar un tiempo. Muchos pacientes tienden a recuperarse de esta lesión en unas seis semanas, pero otros podrían pasar hasta 12 semanas recuperándose de la bursitis de cadera (DrLucasMD, 2020).

Éxitos de la bursitis de cadera

El síndrome de dolor trocantérico mayor (SDTG) es una afección frecuente que se caracteriza por dolor en la parte externa de la cadera/muslo/glúteo. Suele estar causado por una lesión o irritación de las estructuras de los tejidos blandos (músculos/tendones/bursa) que se encuentran en la parte superior del hueso externo del muslo. Tradicionalmente, el GTPS se conocía más comúnmente como bursitis de cadera/trocantérea, ya que se pensaba que el dolor estaba relacionado principalmente con la inflamación de la bursa (bolsa llena de líquido que amortigua entre el hueso y los tendones). Las investigaciones han demostrado que el dolor en esta zona se debe a pequeñas lesiones (a menudo repetitivas) de los músculos y tendones glúteos (normalmente el glúteo menor y el glúteo medio). Esto puede causar lo que se denomina tendinopatía glútea.

El SDGT responde muy lentamente al tratamiento. Por término medio, los síntomas pueden tardar entre 6 y 9 meses y, en algunos casos, más tiempo en mejorar. Debe tener paciencia y seguir los pasos que se indican a continuación.

Más Información
Prótesis de cadera: Consejos y rehabilitación

En un pequeño número de personas con GTPS, puede considerarse la cirugía y las inyecciones de corticosteroides. Sin embargo, la investigación ha demostrado que son menos eficaces para mejorar los síntomas y sólo se consideran cuando han fracasado todos los pasos anteriores.

Tiempo de recuperación de la bursitis de cadera corriendo

La bursitis es la inflamación de una bursa. Es una afección común que suele producirse cuando se sobrecarga una articulación, como al lanzar una pelota de béisbol o pintar una pared. Más raramente, la bursitis puede estar causada por la gota o una infección. La bursitis es más frecuente en personas con sobrepeso, ancianas o diabéticas, aunque también se desarrolla en personas más jóvenes y sanas sin un motivo claro.

Tras revisar sus síntomas y actividades recientes, su médico le examinará y presionará la zona dolorida para determinar si el dolor se localiza sobre una bursa. Normalmente, el médico podrá mover la articulación en su amplitud normal de movimiento, pero si intenta moverla usted mismo, es posible que no pueda hacerlo tanto debido al dolor. El médico también puede solicitar radiografías para detectar otras afecciones. Si padece bursitis, las radiografías suelen ser normales, aunque puede haber un pequeño depósito de calcio. Si su médico sospecha que la causa de la bursitis es la gota o una infección, puede recomendarle que se someta a una prueba en la que se extrae una muestra del líquido de la bursa para analizarla. Se trata de un procedimiento menor.

Tiempo de recuperación de la bursitis de cadera

Nuestro cuerpo está lleno de pequeñas bolsas llenas de líquido llamadas bursas que se encuentran en puntos de fricción, como articulaciones o prominencias óseas. Estas bursas ayudan a amortiguar y proteger el hueso de la fricción cuando los tendones y los músculos se cruzan sobre el hueso durante el movimiento, especialmente en lugares como los codos, las rodillas y las caderas. La bursitis se produce cuando estos sacos llenos de líquido se irritan e inflaman debido a un exceso de fricción o presión.

Más Información
Músculo recto femoral o recto anterior del cuádriceps

La bursitis suele ser el resultado de un uso excesivo repetitivo o de un estrés repetitivo sobre una determinada parte de nuestro cuerpo donde existen bursas. Sin embargo, también puede ser el resultado de una inflamación cercana, como una tendinitis o un tendón desgarrado cerca o encima de la bursa.

La bursitis puede producirse en cualquier lugar donde tengamos bolsas bursales. La bolsa de la cadera (la bolsa trocantérica) se encuentra en el hueso prominente (el trocánter mayor), en la parte superior externa del muslo. Se trata de una de las bolsas más grandes del cuerpo y está sometida a una gran tensión y fricción, ya que un gran número de músculos y tendones rozan sobre ella. La tensión y la fricción aumentan cuando caminamos, corremos, pasamos de estar sentados a estar de pie y dormimos de lado.