Ejercicios para la epicondilitis lateral

El codo de tenista, también conocido como epicondilitis lateral o entesopatía del origen del extensor radial del carpo, es una entesopatía (enfermedad del punto de inserción) del origen del extensor radial corto del carpo en el epicóndilo lateral. La parte externa del codo se vuelve dolorosa y sensible[2][1] El dolor también puede extenderse a la parte posterior del antebrazo[3] El inicio de los síntomas suele ser gradual, aunque pueden parecer repentinos y confundirse con una lesión[3][5] El codo de golfista es una afección similar que afecta a la parte interna del codo[2].

A menudo se afirma que la afección está causada por el uso excesivo de los músculos de la parte posterior del antebrazo, pero esto no está respaldado por pruebas experimentales y es una interpretación errónea común o un pensamiento poco útil sobre los síntomas[3][8] Puede estar asociado con el trabajo o los deportes, clásicamente los deportes de raqueta, pero la mayoría de las personas con la afección no están expuestas a estas actividades[2][3][9] El diagnóstico se basa en los síntomas y la exploración. Las imágenes médicas no son especialmente útiles.[3][10] Los signos compatibles con el diagnóstico incluyen dolor cuando un sujeto intenta doblar hacia atrás la muñeca cuando ésta se encuentra contra resistencia.[2]

¿Cuál es el mejor tratamiento para la epicondilitis?

Su terapeuta también puede realizar ultrasonidos, masajes con hielo o técnicas de estimulación muscular para mejorar la curación de los músculos. Ejercicio de estiramiento de la muñeca con el codo extendido. Ortesis. El uso de una ortesis centrada en la parte posterior del antebrazo también puede ayudar a aliviar los síntomas del codo de tenista.

Más Información
Dismenorrea

¿Cuáles son las causas del codo de tenista y su tratamiento?

El uso excesivo del antebrazo con una acción incorrecta de la muñeca puede provocar codo de tenista. La fisioterapia, los dispositivos de apoyo y las inyecciones de esteroides pueden utilizarse para tratar la afección. Algunos ejercicios que fortalecen los músculos de sostén del brazo y el hombro, como el Tyler Twist, pueden aliviar los síntomas.

¿Se puede curar la epicondilitis?

El codo de tenista mejorará sin tratamiento (lo que se conoce como una afección autolimitada). El codo de tenista suele durar entre 6 meses y 2 años, y la mayoría de las personas (el 90%) se recupera totalmente en el plazo de un año. Lo más importante es descansar el brazo lesionado y dejar de hacer la actividad que causó el problema.

Epicondilitis lateral fisiopedia

El codo de tenista, o epicondilitis lateral, es una afección dolorosa del codo causada por un uso excesivo. No es sorprendente que la práctica del tenis u otros deportes de raqueta puedan causar esta afección. Sin embargo, otros deportes y actividades, además de los deportes, también pueden suponer un riesgo.

El codo de tenista es una inflamación o, en algunos casos, microdesgarro de los tendones que unen los músculos del antebrazo en la parte exterior del codo. Los músculos y tendones del antebrazo se dañan por el uso excesivo, es decir, por repetir los mismos movimientos una y otra vez. Esto provoca dolor y sensibilidad en la parte exterior del codo.

Existen muchas opciones de tratamiento para el codo de tenista. En la mayoría de los casos, el tratamiento implica un enfoque de equipo. Los médicos de cabecera, los fisioterapeutas y, en algunos casos, los cirujanos trabajan juntos para proporcionar la atención más eficaz.

Más Información
¿Qué es la tendinitis del supraespinoso? ¿Qué es la epicondilitis lateral y medial? ¿Son patologías crónicas?

La articulación del codo está formada por tres huesos: el hueso de la parte superior del brazo (húmero) y los dos huesos del antebrazo (radio y cúbito). En la parte inferior del húmero hay unas protuberancias óseas llamadas epicóndilos, donde comienzan su recorrido varios músculos del antebrazo. La protuberancia ósea de la parte exterior (lateral) del codo se denomina epicóndilo lateral.

Prueba del codo de tenista

El codo de tenista, también conocido como epicondilitis lateral, es el desgarro y la inflamación de los tendones que unen los músculos del antebrazo a la parte ósea abultada de la parte exterior del codo. Es la causa más frecuente de dolor en el codo y suele afectar a hombres y mujeres a partir de los 40 años.

El codo de tenista se produce cuando se sobrecargan los tendones con movimientos intensos y repetitivos del brazo, la muñeca y los dedos. Contrariamente a lo que su nombre indica, el codo de tenista no está relacionado exclusivamente con el tenis. También puede estar relacionado con otras profesiones, como fontaneros, artistas y carpinteros.

Para controlar los síntomas, puede ser beneficioso hacer reposo, utilizar ortesis en el codo y tomar analgésicos. Si las medidas conservadoras no alivian el dolor, el médico puede recomendar una intervención quirúrgica.

La causa principal son las tareas que requieren un agarre intenso y repetido y la extensión de la muñeca, como sujetar con fuerza una raqueta durante un swing o levantar pesas. Estos amplios movimientos recurrentes provocan la aparición de pequeños desgarros en el lugar de unión de los tendones a la cara externa del codo. Esto da lugar a lesiones e inflamación de los tendones, con el consiguiente dolor y debilidad del brazo y la mano.

Más Información
Evaluación ecográfica para diástasis de los abdominales

Epicondilitis lateral del codo

A pesar de su nombre, los atletas no son las únicas personas que desarrollan codo de tenista. Los fontaneros, pintores, carpinteros y carniceros son algunas de las personas que, por su trabajo, pueden sufrir este tipo de lesiones.

CausasEl codo de tenista es una lesión por sobrecarga y distensión muscular. La causa es la contracción repetida de los músculos del antebrazo que se utilizan para enderezar y levantar la mano y la muñeca. Los movimientos repetidos y la tensión del tejido pueden provocar una serie de pequeños desgarros en los tendones que unen los músculos del antebrazo a la prominencia ósea de la parte exterior del codo.

Como su nombre indica, jugar al tenis -especialmente el uso repetido del golpe de revés con una técnica deficiente- es una de las posibles causas del codo de tenista. Sin embargo, muchos otros movimientos comunes del brazo pueden causar codo de tenista, incluyendo: