Crioterapia pubmed

Los atletas participan continuamente en diversas actividades físicas durante los entrenamientos y las prácticas. Y, por supuesto, con la actividad física viene la posibilidad de lesiones, que van de leves a graves. Según un Informe Nacional de Estadísticas Sanitarias del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., se calcula que cada año se producen 8,6 millones de lesiones deportivas.1 Cada día que se sale al campo a practicar o a actuar, el riesgo de lesión está presente. La buena noticia es que la crioterapia -el uso del frío para tratar lesiones- puede ofrecer alivio y recuperación a los deportistas que buscan curarse de lesiones y esguinces.

La crioterapia proporciona numerosos beneficios a quienes buscan recuperarse rápidamente de las lesiones o reducir la tensión y la fatiga generales derivadas de la actividad y el ejercicio extenuantes. Éstos son algunos de los principales beneficios de la crioterapia.

La inflamación es un proceso en el que el cuerpo toma glóbulos blancos y los desplaza a zonas del cuerpo donde podría haber amenazas potenciales, como bacterias y virus. Este proceso también puede hacer que se hinchen partes del cuerpo si se acumula demasiado líquido. Con la crioterapia, el exceso de líquido se retira de la zona afectada, lo que permite que la sangre fluya de nuevo a esa parte del cuerpo y se reduzcan la hinchazón y la inflamación.2

¿Es bueno hacer crioterapia después de un entrenamiento?

La crioterapia suele utilizarse para acelerar el proceso de recuperación después del entrenamiento. Puede ser una poderosa herramienta para aliviar la tensión muscular y reducir la inflamación después del ejercicio. Las personas suelen experimentar altos niveles de ácido láctico después de un ejercicio extenuante.

Más Información
Tengo la pelvis inclinada hacia la izquierda ¿Qué puedo hacer?

¿Cuándo deben utilizar la crioterapia los deportistas?

Recuperación post-ejercicio

Las investigaciones actuales sugieren que el tiempo total de recuperación se reduce con la terapia de compresión en frío, lo que permite a los atletas volver rápidamente a sus partidos y entrenamientos. La terapia de compresión en frío también puede ayudar a aliviar el dolor muscular y reducir la probabilidad de daño muscular.

¿Hay que hacer crioterapia antes o después de un partido?

Los atletas, tanto profesionales como aficionados, están descubriendo que someterse a una sesión de crioterapia antes de una prueba puede aumentar los niveles de energía, incrementar la resistencia del organismo al esfuerzo y disminuir la fatiga.

Crioterapia de cuerpo entero en medicina deportiva

Al entrar en la criosauna, un flujo frío de una mezcla de nitrógeno y aire activa los termorreceptores de la piel. Estos comienzan a enviar impulsos eléctricos al cerebro. El SNC identifica un estado de amenaza. Esto activa una compleja reacción adaptativa centrada en la defensa del organismo para sobrevivir en un entorno extremadamente frío.

El sistema nervioso central envía señales a los músculos y al sistema vascular, invocando la contracción de los músculos y el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Esto acelera el flujo de sangre, nutrientes y otros recursos desde las partes periféricas del cuerpo hasta el núcleo corporal.

Para suministrar rápidamente suficientes sustancias nutritivas a los órganos centrales, el cuerpo inicia una hiperproducción para enriquecer la sangre con eritrocitos, oxígeno, colágeno y otras sustancias esenciales. Los metabolitos y las toxinas se degradan y eliminan rápidamente.

Más Información
Plano frontal o coronal

Tras abandonar la criosauna, los termorreceptores reconocen la vuelta al entorno normal, lo que desencadena la vasodilatación y el retorno de la sangre enriquecida a las partes periféricas del cuerpo. Las sustancias nutritivas transferidas por la sangre son absorbidas por los sistemas periféricos: músculos, tejidos, articulaciones y piel.

La fría verdad: el papel de la crioterapia en el tratamiento de lesiones y la recuperación del ejercicio

Los deportistas participan continuamente en diversas actividades físicas durante los entrenamientos y las prácticas. Y, por supuesto, con la actividad física viene la posibilidad de lesiones, que van de leves a graves. Según un Informe Nacional de Estadísticas Sanitarias del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., se calcula que cada año se producen 8,6 millones de lesiones deportivas.1 Cada día que se sale al campo a practicar o actuar, el riesgo de lesión está presente. La buena noticia es que la crioterapia -el uso del frío para tratar lesiones- puede ofrecer alivio y recuperación a los deportistas que buscan curarse de lesiones y esguinces.

La crioterapia proporciona numerosos beneficios a quienes buscan recuperarse rápidamente de las lesiones o reducir la tensión y la fatiga generales derivadas de la actividad y el ejercicio extenuantes. Éstos son algunos de los principales beneficios de la crioterapia.

La inflamación es un proceso en el que el cuerpo toma glóbulos blancos y los desplaza a zonas del cuerpo donde podría haber amenazas potenciales, como bacterias y virus. Este proceso también puede hacer que se hinchen partes del cuerpo si se acumula demasiado líquido. Con la crioterapia, el exceso de líquido se retira de la zona afectada, lo que permite que la sangre fluya de nuevo a esa parte del cuerpo y se reduzcan la hinchazón y la inflamación.2

Más Información
Sufro de dolor en la zona superior de los muslos: cuando me levanto de una silla o subo escaleras: ¿Qué puedo hacer?

Estudios de crioterapia

La crioterapia está reconocida por los profesionales del deporte como muy eficaz para la preparación de competiciones y la recuperación después de esfuerzos físicos. Disfrute de los beneficios sobre músculos, tendones y ligamentos en un centro médico en el corazón de Bruselas.

El choque térmico debido en cabina, diseñado a este efecto, contribuye a la curación y al tratamiento del dolor. La EEC proporciona resultados más rápidos que el método de inmersión en el baño con agua helada. Las cámaras de crioterapia proponen una exposición gradual al frío a través del paso de tres espacios sucesivos, que provoca una pérdida de temperatura y, como conclusión, una eficacia del tratamiento. Por todo ello, la práctica de la crioterapia en cabina crece en nuestras regiones.