Entrenamiento de fuerza esclerosis múltiple

Caminar y correr son formas excelentes de fortalecer las piernas. Sin embargo, con el tiempo, las piernas se acostumbran al movimiento y pueden llegar a estancarse. Esto también podría limitar su rendimiento. He aquí algunos consejos para aumentar la fuerza de las piernas, lo que podría dar lugar a sesiones más largas y productivas.

Cámbialo – Si te encuentras constantemente corriendo o caminando en la misma pista o sendero, busca un lugar nuevo y pruébalo. Vaya a un lugar con cuestas, ya que son una forma estupenda de fortalecer las piernas y añadir algo más de intensidad a su sesión.

Entrenamiento cruzado – El entrenamiento cruzado es una forma excelente no sólo de mejorar tus caminatas o carreras, sino también tu forma física general. Combinar correr y caminar con ejercicios de fuerza y otras formas de ejercicio aeróbico como la natación, la elíptica y el ciclismo puede añadir variedad a su entrenamiento y mejorar enormemente su rendimiento. Deportes como el fútbol y el baloncesto también son excelentes para mejorar la potencia de las piernas.

Entrenamiento de resistencia: el entrenamiento de resistencia con pesas o máquinas de musculación es una forma estupenda de mejorar la fuerza de las piernas y añadir un impulso adicional a las últimas fases de la carrera y la marcha. Algunos buenos ejercicios para fortalecer las piernas son

¿Se pueden fortalecer los músculos si se tiene EM?

Cuando se tiene EM y se hace ejercicio, puede mejorar la forma física, la resistencia y la fuerza de brazos y piernas. Los estudios han demostrado que también puede darte un mejor control de la función intestinal y vesical, y disminuir la fatiga general. Y puede mejorar tu estado de ánimo.

¿Cómo se reconstruye el músculo con EM?

El entrenamiento de resistencia (con peso corporal, pesas o máquinas) y la natación son formas efectivas de desarrollar y mantener la fuerza en personas con EM, afirma Ashley Davis, C.P.T., entrenadora del Hospital de Rehabilitación Marianjoy de Wheaton, Illinois.

Más Información
Explicando la osteoporosis

¿Cuánto tiempo se tarda en fortalecer los músculos débiles de las piernas?

La mayoría puede esperar ver un crecimiento muscular notable a las ocho semanas de comenzar una nueva rutina de entrenamiento de fuerza. La mayoría de la gente busca una solución rápida y, una vez que ya no tiene dolor, piensa que está curada.

Ejercicios en posición sentada para pacientes con esclerosis múltiple

Las investigaciones dejan claro que el ejercicio puede ayudar a las personas con EM. Las personas con EM que participan en programas de ejercicio tienen mejor marcha, equilibrio, resistencia y rendimiento físico en general que las que no hacen ejercicio. Además, los que hacen ejercicio tienen mejor humor y menos depresión y ansiedad que los que no lo hacen. Sin embargo, muchas personas con EM no hacen ejercicio, o no lo hacen correctamente. Además, los distintos tipos de ejercicio pueden servir para fines diferentes. ¿Cómo saber qué tipo de ejercicio es el adecuado para usted?

El ejercicio para el bienestar se basa en la idea de que cualquier tipo de ejercicio redundará en una mejora de la salud y el bienestar, especialmente en personas que normalmente no hacen ejercicio. Dado que las personas con EM no suelen hacer tanto ejercicio como las que no la padecen, el ejercicio para el bienestar es una buena idea porque mejorará su salud en general. En términos generales, las personas con EM que participan en un programa de ejercicio regular tendrán mejor salud que las que no lo hacen. Por lo tanto, se verán menos afectadas por la propia enfermedad. La EM es una enfermedad que casi siempre conlleva una disminución del movimiento. Es casi seguro que un estilo de vida sedentario empeore el curso de la enfermedad y, por lo tanto, el ejercicio de cualquier tipo puede disminuir las posibilidades de que eso ocurra.

Más Información
Dolor irradiado por la pierna: ¿Qué puede ser?

Evaluación de la esclerosis múltiple

Se han observado clínicamente diferencias bilaterales en la fuerza de las extremidades inferiores en personas con esclerosis múltiple (EM). Los objetivos de este estudio eran cuantificar las diferencias bilaterales en el rendimiento y el metabolismo de los miembros inferiores durante el ejercicio. Ocho individuos ambulatorios con EM leve con una puntuación en la Escala Expandida del Estado de Discapacidad de 2,6 +/- 1,6 y siete controles sin EM completaron evaluaciones bilaterales de fuerza muscular y ciclismo incremental. Los individuos con EM presentaron diferencias significativas (p < 0,05) entre piernas en la fuerza de las piernas (pierna fuerte: 43,3 +/- 12,7 kg frente a pierna débil: 37,7 +/- 15,2 kg), el consumo máximo de oxígeno (pierna fuerte: 13,7 +/- 3,2 mL/kg/min frente a pierna débil: 10,6 +/- 3,0 mL/kg/min) y la carga máxima de trabajo (pierna fuerte: 73,4 +/- 22,3 W frente a pierna débil: 56,3 +/- 26,2 W). No se encontraron diferencias entre piernas en los controles (p > 0,05). Como se anticipó, los individuos con EM mostraron una asimetría significativamente mayor para la fuerza, el consumo de oxígeno y la carga de trabajo que los controles (p < 0,05). Las diferencias entre las piernas variaron del 2% al 30% para la fuerza máxima y del 4% al 66% para la carga de trabajo en bicicleta en el grupo con EM y del 4% al 24% y del 0% al 8% para el grupo de control, respectivamente. Las pruebas preliminares sugieren que la magnitud de las diferencias puede estar relacionada con limitaciones en la función aeróbica.

Más Información
Fundamentos del Kinetic Control Concept

Ms ejercicios para mejorar la marcha

Estos ejercicios se han desarrollado en colaboración con un neurofisioterapeuta especializado, y usted puede adaptarlos a sus propias necesidades. Varían en dificultad, por lo que es posible que no todos sean adecuados para usted. Al principio, puede que le interese contar con la ayuda de un fisioterapeuta que le ayude a elegir los ejercicios adecuados para usted y le aconseje sobre cómo aumentar gradualmente la cantidad de ejercicios que realiza y cómo integrarlos en sus actividades diarias.

Hay 32 movimientos individuales, divididos en 12 programas de ejercicios diferentes basados en la posición inicial (sentado, de pie, de rodillas o tumbado) y los problemas que ayudan a resolver (como el equilibrio, la postura y la fuerza). Como resultado, los ejercicios están duplicados en diferentes secciones de esta página. Puede empezar con un programa e ir añadiendo movimientos de otros programas a medida que vaya ganando confianza.

Si desea ver demostraciones animadas de cada movimiento específico, puede hacer clic en los enlaces de la parte inferior de la página. Aquí encontrarás instrucciones paso a paso sobre cómo realizar los ejercicios con seguridad.