Ibs deutsch

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal común que afecta a 1 de cada 10 personas en Estados Unidos cada año. Con síntomas como calambres, diarrea, gases e hinchazón, no es de extrañar que vivir con SII pueda tener un efecto significativo en la calidad de vida de una persona.

La dieta es una forma de controlar los síntomas del SII. Un tratamiento habitual consiste en evitar los alimentos que desencadenan los síntomas. Otra dieta para el SII, desarrollada en Australia, está teniendo mucho éxito en el control de los síntomas del SII. Se llama dieta baja en FODMAP.

Los investigadores descubrieron que el intestino delgado no absorbe muy bien los FODMAP. Aumentan la cantidad de líquido en el intestino. También generan más gases. Esto se debe a que las bacterias del colon los fermentan fácilmente. El aumento de líquido y gas en el intestino provoca hinchazón y cambios en la velocidad de digestión de los alimentos. El resultado son gases, dolor y diarrea. Comer menos carbohidratos de este tipo debería reducir estos síntomas.

¿Se puede curar el SII con dieta?

La dieta es una forma de controlar los síntomas del SII. Un tratamiento habitual consiste en evitar los alimentos que desencadenan los síntomas. Otra dieta para el SII, desarrollada en Australia, está teniendo mucho éxito en el control de los síntomas del SII. Se llama dieta baja en FODMAP.

Más Información
Alimentación para vértigos y mareos

¿Está bien el arroz para los enfermos de SII?

Ciertos cereales: La avena sin gluten y el arroz integral suelen ser bien recibidos por las personas con SII y aportan fibra soluble, que ayuda a regular los movimientos intestinales. Yogur desnatado: Algunas personas con SII empeoran los síntomas después de ingerir alimentos lácteos.

¿Es bueno el pan para el SII?

Las personas con SII pueden cambiar al pan sin gluten o sin trigo y descubrir que les ayuda a prevenir los brotes. Sin embargo, es importante averiguar qué ingrediente del pan puede desencadenar las crisis. El gluten se encuentra en el centeno, la cebada y el trigo. El trigo también contiene fructanos, una fuente de FODMAP.

Dieta fodmap pdf

Las molestias en el tracto gastrointestinal inferior (GI) pueden afectar al bienestar de una persona, y son muy comunes: por ejemplo, entre el 10% y el 15% de los estadounidenses padecen el síndrome del intestino irritable (SII), una afección crónica que puede causar síntomas desagradables como hinchazón, gases, dolor abdominal y cambios en los hábitos intestinales.

Más Información
Cefalea tensional o dolores de cabeza: Alimentación y nutrición

La dieta es importante, pero evitar estos alimentos no es la única forma de tratar las molestias del SII. Los expertos en enfermedades digestivas aconsejan a los pacientes con SII que reduzcan el estrés, duerman lo suficiente y reduzcan al mínimo los alimentos procesados muy refinados en general.

Dieta Fodmap

A menudo, basta con cambiar la dieta para mejorar o reducir los síntomas del SII. Trabajar con un dietista acreditado (APD) puede ayudarle a identificar qué alimentos y grupos de alimentos son sus desencadenantes personales. Esto le permitirá reducir la ingesta de estos alimentos sin renunciar a los nutrientes clave de su dieta.

Algunas personas mejoran los síntomas del SII si adoptan una dieta rica en fibra y comen más cereales integrales, fruta y verdura. Una estrategia más específica para tratar el SII consiste en adoptar una dieta baja en FODMAP durante dos a seis semanas para ayudar a identificar los alimentos desencadenantes.

Dieta para el síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal común que afecta a 1 de cada 10 personas en Estados Unidos cada año. Con síntomas como calambres, diarrea, gases e hinchazón, no es de extrañar que vivir con SII pueda tener un efecto significativo en la calidad de vida de una persona.

Más Información
Alimentación y limpieza para la disfunción de hígado y vesícula biliar

La dieta es una forma de controlar los síntomas del SII. Un tratamiento habitual consiste en evitar los alimentos que desencadenan los síntomas. Otra dieta para el SII, desarrollada en Australia, está teniendo mucho éxito en el control de los síntomas del SII. Se llama dieta baja en FODMAP.

Los investigadores descubrieron que el intestino delgado no absorbe muy bien los FODMAP. Aumentan la cantidad de líquido en el intestino. También generan más gases. Esto se debe a que las bacterias del colon los fermentan fácilmente. El aumento de líquido y gas en el intestino provoca hinchazón y cambios en la velocidad de digestión de los alimentos. El resultado son gases, dolor y diarrea. Comer menos carbohidratos de este tipo debería reducir estos síntomas.