Qué hacer durante la quimioterapia

Folletos de ejercicios Vídeos de ejercicios para el cáncer de mama Ejercicios para personas con cáncer de mama: Visión generalEjercicios postoperatorios para el cáncer de mama: semana 1Ejercicios postoperatorios para el cáncer de mama: semanas 2 a 6Mejorar la flexibilidadConstruir la forma física aeróbica en casaConstruir la fuerza en casa

Línea telefónica 8-1-1 de HealthLink BC: Línea telefónica provincial gratuita de información y asesoramiento sobre salud disponible en Colombia Británica. Para acceder a este servicio, llame al 8-1-1 y pregunte por “Physical Activity Services for cancer” (servicios de actividad física para el cáncer) para que le pongan en contacto con un profesional del ejercicio cualificado con formación específica en cáncer. El 8-1-1 está disponible de lunes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde desde cualquier lugar de Colombia Británica. Si usted es médico o enfermero y desea remitir a un paciente directamente a los Servicios de actividad física para el cáncer de HealthLink BC, rellene el formulario de remisión y un profesional cualificado del ejercicio se pondrá en contacto directamente con su paciente.

¿Cuál es el mejor ejercicio durante la quimioterapia?

Caminar es una forma fácil de hacer ejercicio aeróbico. Por ejemplo, su equipo médico puede sugerirle que camine entre 40 y 50 minutos, de 3 a 4 veces por semana, a un ritmo moderado. Entrenamiento de fuerza. La pérdida de masa muscular suele producirse cuando una persona es menos activa durante el tratamiento y la recuperación del cáncer.

¿Ayuda el ejercicio al tratamiento del cáncer?

Como ejemplo, vimos pruebas sólidas de que un programa de ejercicio consistente en media hora de ejercicio aeróbico tres veces por semana era suficiente para mejorar la ansiedad, la depresión, la fatiga, la calidad de vida y la función física en supervivientes de cáncer.

Más Información
Lumbalgia y ejercicio

¿Puedo correr mientras recibo quimioterapia?

Físicamente, correr puede ayudarle a mantener un peso saludable mientras recibe quimioterapia. Los fármacos contra las náuseas que te permiten comer bien, la inactividad general debida a la fatiga y los esteroides de determinados medicamentos contra el cáncer pueden contribuir al aumento de peso durante el tratamiento del cáncer de mama.

Nutrición en la supervivencia al cáncer

Diferentes formas de ser físicamente activo Ser físicamente activo significa cualquier movimiento que utilice los músculos y más energía que cuando se está descansando. Ser físicamente activo no tiene por qué significar apuntarse a un gimnasio o a una clase de gimnasia. También puede consistir en ir de compras, subir escaleras, trabajar en el jardín o bailar.

Pautas Es difícil escribir pautas de ejercicio que abarquen a todo el mundo. Cada persona es diferente en cuanto a la cantidad de ejercicio que puede hacer. Y hay muchos tipos de cáncer y tratamientos. En general, si tiene cáncer, consulte a su médico antes de empezar a hacer ejercicio.

Las directrices internacionales dicen que es seguro mantenerse activo durante el tratamiento del cáncer y después. Además, las personas con cáncer deben intentar mantenerse activas y volver a sus actividades normales lo antes posible.

El gobierno británico y el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) ofrecen sugerencias para prevenir el cáncer y otras enfermedades. Dicen que todos los adultos deberían intentar hacer al menos una de las siguientes formas de ejercicio:

Más Información
Ejercicios respiratorios:Espiración libre: el suspiro

Prevención del cáncer en el deporte

Normalmente es seguro empezar a hacer algo de actividad física durante o después del tratamiento. Puede ser difícil pensar en hacer ejercicio cuando se está lidiando con los síntomas del cáncer o los efectos secundarios del tratamiento. Pero ser más activo puede ayudar a sobrellevar esta situación.

Si decide realizar algún tipo de actividad física, es importante que se asegure de hacerlo de forma segura. Incluso si realizaba actividad física con regularidad antes de que le diagnosticaran cáncer, es posible que deba tener más cuidado.

La mayoría de los tipos de actividad física ligera son seguros durante y después del tratamiento del cáncer. Si está pensando en empezar un nuevo deporte o plan de ejercicios, puede que le interese hablar con su médico oncólogo o enfermera especializada. Ellos pueden aconsejarle o remitirle a un fisioterapeuta o especialista en ejercicio físico oncológico.

Existen directrices internacionales sobre actividad física y cáncer elaboradas por el American College of Sports Medicine. Cuentan con el apoyo del Instituto Nacional del Cáncer y la Asociación Británica del Deporte y la Ciencia del Ejercicio. Aconsejan lo siguiente:

Dieta contra el cáncer

El ejercicio de resistencia dos veces por semana también demostró ser beneficioso para la mayoría de estos resultados. Sin embargo, la ansiedad y la depresión no parecen mejorar con el entrenamiento de resistencia solo, pero sí con el entrenamiento de resistencia en combinación con el entrenamiento aeróbico. Además, el grupo de expertos concluyó que el entrenamiento de resistencia dos veces por semana no aumenta el riesgo de linfedema.

Más Información
¿Qué ejercicios y rutinas puedo hacer para fortalecer el cuello y aliviar el dolor de la zona lumbar?

Las pruebas actuales siguen siendo insuficientes en cuanto a si el ejercicio puede mejorar otros resultados de salud, como la neuropatía periférica, la cardiotoxicidad, el funcionamiento cognitivo, el dolor o la tasa de finalización de la quimioterapia.

Creemos que para aumentar la concienciación será necesario llegar a los principales medios de comunicación y a las redes sociales, actualizar los libros de texto para los estudiantes de ciencias del ejercicio y desarrollar una formación continua para los profesionales de la oncología, entre otras iniciativas.

Añadir una tarea más a la lista de tareas pendientes del médico en sus encuentros con los pacientes es todo un reto. Sin embargo, los profesionales que preguntan habitualmente a sus pacientes sobre la actividad física y los derivan a programas de ejercicio nos dijeron que sus pacientes disfrutan y se sienten fortalecidos por el programa de ejercicio. Esto, a su vez, puede convertirse en un punto brillante en el encuentro clínico y fomentar la práctica de hablar sobre el ejercicio.