Dolor repentino en la zona lumbar

La mayoría de las personas sufrirán lumbalgia aguda a lo largo de su vida. El primer episodio suele producirse entre los 20 y los 40 años. Para muchos, la lumbalgia aguda es la primera razón para buscar atención médica en la edad adulta. El dolor puede ser de moderado a intenso y debilitante, y causar ansiedad. Muchos casos son autolimitados y se resuelven con poca intervención. Sin embargo, el 31% de las personas con lumbalgia no se recuperan del todo en seis meses,1 aunque la mayoría mejoran. Entre el 25 y el 62 por ciento de los pacientes vuelven a padecer lumbalgia en un plazo de uno a dos años, y hasta el 33 por ciento sufre dolor moderado y el 15 por ciento dolor intenso.2-4

La lumbalgia aguda puede definirse como un dolor de seis a 12 semanas de duración entre los ángulos costales y los pliegues glúteos que puede irradiarse a una o ambas piernas (ciática). La lumbalgia aguda suele ser inespecífica y, por tanto, no puede atribuirse a una causa definida. Sin embargo, hay que considerar las posibles causas de lumbalgia aguda (p. ej., infección, tumor, osteoporosis, fractura, artritis inflamatoria) basándose en la anamnesis y la exploración física del paciente. La tabla 1 presenta el diagnóstico diferencial de la lumbalgia aguda.5,6

¿De qué es síntoma el dolor lumbar intenso?

En general, la artrosis (el tipo más común de artritis) y la enfermedad degenerativa discal (el desgaste natural de los discos vertebrales) son la causa subyacente de muchos tipos de lumbalgia crónica. Sin embargo, el dolor lumbar también puede estar causado por traumatismos relacionados con accidentes y estrés agudo.

¿Cuáles son las señales de alarma de la lumbalgia?

Entre las “señales de alarma” se incluyen el dolor que dura más de 6 semanas; el dolor en personas menores de 18 años o mayores de 50; el dolor que se irradia por debajo de la rodilla; antecedentes de traumatismo importante; síntomas constitucionales; dolor atípico (por ejemplo, el que se produce por la noche o que es incesante); la presencia de un …

Más Información
Tengo un dolor de la zona media de la espalda desde hace dos años: ¿Qué puedo hacer?

¿Qué tipos de cáncer provocan lumbalgia?

Los cánceres de sangre y tejidos, como el mieloma múltiple, el linfoma y el melanoma, pueden causar dolor lumbar.

Estiramiento de la parte inferior de la espalda

La lumbalgia es un dolor que se siente en la parte baja de la espalda. También puede tener rigidez en la espalda, disminución del movimiento de la zona lumbar y dificultad para mantenerse erguido.El dolor de espalda agudo puede durar de unos días a unas semanas.Causas

La mayoría de las personas tienen al menos un dolor de espalda en su vida. Aunque este dolor o molestia puede producirse en cualquier parte de la espalda, la zona más comúnmente afectada es la zona lumbar. El dolor lumbar es la segunda razón por la que los estadounidenses acuden al médico. El dolor lumbar es la segunda razón por la que los estadounidenses acuden al médico, sólo superada por los resfriados y la gripe. La primera vez que se siente dolor de espalda suele ser después de levantar un objeto pesado, moverse bruscamente, permanecer sentado en una misma posición durante mucho tiempo o sufrir una lesión o accidente. La lumbalgia aguda suele estar causada por una lesión repentina de los músculos y ligamentos que sostienen la espalda. El dolor puede deberse a espasmos musculares o a una distensión o desgarro de los músculos y ligamentos.Las causas del dolor lumbar repentino incluyen:El dolor lumbar también puede deberse a:Síntomas

Más Información
Fisioterapia respiratoria en las fracturas de costilla

Dolor lumbar al sentarse

La columna lumbar, o parte baja de la espalda, es una estructura extraordinariamente bien diseñada de interconexión de huesos, articulaciones, nervios, ligamentos y músculos que trabajan juntos para proporcionar apoyo, fuerza y flexibilidad. Sin embargo, esta compleja estructura también hace que la zona lumbar sea susceptible de sufrir lesiones y dolor.

La zona lumbar soporta el peso de la parte superior del cuerpo y proporciona movilidad para movimientos cotidianos como flexiones y torsiones. Los músculos de la zona lumbar se encargan de flexionar y rotar las caderas al caminar, así como de sostener la columna vertebral. Los nervios de la parte baja de la espalda proporcionan sensibilidad e impulsan los músculos de la pelvis, las piernas y los pies.

La mayoría de las lumbalgias agudas son consecuencia de lesiones musculares, ligamentosas, articulares o discales. El cuerpo también reacciona a las lesiones movilizando una respuesta inflamatoria curativa. Aunque la inflamación parece leve, puede causar dolor intenso.

Existe un solapamiento significativo del suministro nervioso a muchos de los discos, músculos, ligamentos y otras estructuras de la columna vertebral, y puede resultar difícil para el cerebro percibir con precisión cuál es la causa del dolor. Por ejemplo, un disco lumbar degenerado o desgarrado puede sentirse igual que un tirón muscular, ya que ambos provocan inflamación y espasmos musculares dolorosos en la misma zona. Los músculos y ligamentos se curan rápidamente, mientras que un disco desgarrado puede o no curarse. La evolución del dolor ayuda a determinar la causa.

Alivio del dolor lumbar

El dolor de espalda se refiere al dolor que puede sentir en la espalda o la columna vertebral. Es un problema muy común: 1 de cada 6 australianos afirma tener problemas de espalda, y 4 de cada 5 los experimentan alguna vez en su vida. Aunque tanto hombres como mujeres declaran tener problemas de espalda, es más frecuente entre las personas mayores de 25 años.

Más Información
Los vértigos o mareos pueden ser muy molestos: te mostramos unas útiles herramientas y consejos para gestionarlos

El dolor de espalda puede agruparse en distintas categorías. La lumbalgia se refiere al dolor que se siente en la parte inferior de la columna vertebral (la columna lumbar). Los problemas de espalda también pueden afectar a la parte superior de la espalda (columna torácica), el cuello (columna cervical) y el cóccix.

El dolor de espalda se experimenta de distintas maneras. Algunas personas dicen sentir un dolor agudo; otras dicen sentir dolores o espasmos. Puede que te sientas rígido o que te cueste girar o inclinarte en determinadas direcciones. En algunos casos, como la ciática, el dolor puede bajar por una o ambas piernas.

El dolor de espalda puede afectarle física y mentalmente. Las personas que sufren dolor de espalda pueden sentirse irritables o de mal humor. Pueden preocuparse por si el dolor controlará su vida y experimentar sentimientos de impotencia.