Notocorda del núcleo pulposo

Un disco intervertebral (o fibrocartílago intervertebral) se encuentra entre las vértebras adyacentes de la columna vertebral. Cada disco forma una articulación fibrocartilaginosa (una sínfisis), para permitir un ligero movimiento de las vértebras, actuar como ligamento para mantener las vértebras unidas y funcionar como amortiguador para la columna vertebral.

Los discos intervertebrales están formados por un anillo fibroso externo, el anulus fibrosus disci intervertebralis, que rodea un centro interno gelatinoso, el núcleo pulposo[1] El anulus fibrosus está formado por varias capas (láminas) de fibrocartílago compuesto por colágeno de tipo I y de tipo II. El tipo I se concentra hacia el borde del anillo, donde proporciona mayor resistencia. Las láminas rígidas pueden soportar fuerzas de compresión. El disco intervertebral fibroso contiene el núcleo pulposo y esto ayuda a distribuir la presión uniformemente por todo el disco. De este modo se evita la formación de concentraciones de tensión que podrían dañar las vértebras subyacentes o sus placas terminales. El núcleo pulposo contiene fibras sueltas suspendidas en un gel mucoproteico. El núcleo del disco actúa como amortiguador, absorbiendo el impacto de las actividades del cuerpo y manteniendo separadas las dos vértebras. Es el remanente de la notocorda[2].

¿De qué está compuesto el núcleo pulposo?

El NP es la parte interna gelatinosa del disco intervertebral. Es esencial para dar a la columna vertebral su flexibilidad y resistencia mecánicas. Está compuesto principalmente por agua (66%-86%) y colágeno de tipo II. Además, contiene proteoglicanos y pequeñas células cartilaginosas intercaladas.

¿Dónde está el núcleo pulposo?

El núcleo pulposo de la región central del disco intervertebral confiere al disco su movilidad y su capacidad para absorber energía mecánica bajo carga de compresión. El núcleo pulposo está formado por una matriz extracelular amorfa, rica en agua, con escasas células del núcleo pulposo similares a los condrocitos.

Más Información
Beneficios de las técnicas hipopresivas para el rendimiento deportivo

¿De dónde procede el núcleo pulposo?

El núcleo pulposo deriva de la notocorda, mientras que los demás tejidos conjuntivos de la columna vertebral derivan del esclerotomo.

¿Se regenera el núcleo pulposo?

¿Qué es la hernia de núcleo pulposo? La hernia de núcleo pulposo (HNP) es una hernia discal. El núcleo pulposo es un material gelatinoso que se encuentra dentro de los discos vertebrales. A medida que envejecemos, estos discos pueden empezar a deteriorarse. Cuando un disco se rompe, el núcleo pulposo puede atravesar la pared del disco. Si esto ocurre y el núcleo pulposo comprime un nervio cercano o la médula espinal, puede experimentar dolor, entumecimiento, debilidad, hormigueo u otros síntomas.

Afortunadamente, muchos casos de hernia de núcleo pulposo desaparecen por sí solos con el tiempo y un tratamiento básico. Se suele recomendar reposo porque el cuerpo necesita tiempo para curarse de forma natural y evitar más lesiones en el disco afectado. Evitar las actividades extenuantes y utilizar técnicas de levantamiento adecuadas, sin dejar de mantenerse activo, a menudo puede ayudar al proceso de recuperación.

¿Es viable la cirugía mínimamente invasiva para la hernia de núcleo pulposo? La cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral para la hernia de núcleo pulposo utiliza técnicas de preservación muscular en las que los músculos se apartan en lugar de cortarse o desgarrarse. Las cirugías mínimamente invasivas pueden ayudarle a recuperarse del dolor, ya que ofrecen una serie de ventajas, como procedimiento ambulatorio, recuperación más rápida, menor riesgo de infección, menor riesgo de pérdida de sangre y una incisión muy pequeña.

Más Información
Fractura de hombro: Húmero

Función del núcleo pulposo

Un disco intervertebral (o fibrocartílago intervertebral) se encuentra entre las vértebras adyacentes de la columna vertebral. Cada disco forma una articulación fibrocartilaginosa (una sínfisis), para permitir un ligero movimiento de las vértebras, actuar como ligamento para mantener las vértebras unidas y funcionar como amortiguador para la columna vertebral.

Los discos intervertebrales están formados por un anillo fibroso externo, el anulus fibrosus disci intervertebralis, que rodea un centro interno gelatinoso, el núcleo pulposo[1] El anulus fibrosus está formado por varias capas (láminas) de fibrocartílago compuesto por colágeno de tipo I y de tipo II. El tipo I se concentra hacia el borde del anillo, donde proporciona mayor resistencia. Las láminas rígidas pueden soportar fuerzas de compresión. El disco intervertebral fibroso contiene el núcleo pulposo y esto ayuda a distribuir la presión uniformemente por todo el disco. De este modo se evita la formación de concentraciones de tensión que podrían dañar las vértebras subyacentes o sus placas terminales. El núcleo pulposo contiene fibras sueltas suspendidas en un gel mucoproteico. El núcleo del disco actúa como amortiguador, absorbiendo el impacto de las actividades del cuerpo y manteniendo separadas las dos vértebras. Es el remanente de la notocorda[2].

Núcleo pulposo del disco intervertebral

Resonancia magnética cuantitativa para caracterizar la variación morfológica y biomecánica del núcleo pulposo según la carga de flexión sagital y la fisura radial, un estudio ex vivo de prueba de concepto en muestras ovinas

Antecedentes y contexto: El dolor lumbar es una carga dramática en todo el mundo. Los estudios de discografía han demostrado que el 39% de los pacientes con lumbalgia crónica sufren dolor discogénico debido a una fisura radial del disco intervertebral. Esto puede tener implicaciones importantes en las opciones terapéuticas clínicas. El uso de la discografía está restringido debido a su carácter invasivo y su interés sigue siendo escaso, ya que representa un estado estático de la morfología discal. La resonancia magnética (RM) parece ser menos invasiva, pero no describe el comportamiento dinámico biomecánico de la fisura.

Más Información
¿Qué me recomiendan para aliviar dolor del cuello?

Propósito: Nos propusimos buscar un protocolo cuantitativo de RM combinado con carga sagital ex vivo para analizar los cambios morfológicos y biomecánicos de la estructura del disco intervertebral y la distribución de la tensión.

Métodos: Diseñamos un estudio ovino de prueba de concepto que incluía 3 secuencias diferentes de RMN 3,0 (ponderada en T2, mapeo en T1 y T2). Analizamos 3 estados mecánicos diferentes (neutro, flexión y extensión) en un espécimen fresco de columna ovina para caracterizar un disco intervertebral antes y después de puncionar la parte anterior del anillo fibroso. Utilizamos un método de seguimiento de marcas para calcular los ángulos de flexión y los desplazamientos axiales de las estructuras discales. Paralelamente, creamos un modelo de elementos finitos para calcular la variación de la tensión axial y la tensión cortante de intensidad máxima, extrapoladas a partir de nuestras condiciones de contorno experimentales.