Disco lumbar deutsch

Hola. Soy el Dr. Mohamad Bydon, neurocirujano de la Clínica Mayo. En este vídeo, trataremos los aspectos básicos de la hernia discal. ¿Qué es? ¿Quién la padece? Los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento. Tanto si busca respuestas para usted como para un ser querido, estamos aquí para ofrecerle la mejor información disponible. La columna vertebral está formada por una pila de huesos conocidos como vértebras, y entre estos huesos hay pequeños discos de goma que actúan como cojines. Tienen un centro o núcleo gelatinoso blando que está recubierto por un exterior gomoso más duro. A veces, el exterior de estos discos de goma puede desgarrarse y el interior blando puede salirse. El resultado es una hernia discal, también conocida como hernia discal o rotura discal. Esta lesión discal puede irritar los nervios cercanos causando dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna. Muchas personas con hernia discal nunca experimentan síntomas y rara vez es necesaria la cirugía para solucionar el problema. No obstante, existen diversos tratamientos para ayudar a quienes sufren dolor o molestias por una hernia discal.

¿Qué es una hernia discal y cuáles son sus causas?

Los discos gomosos que se encuentran entre las vértebras de la columna vertebral constan de un centro blando (núcleo) rodeado de un exterior más duro (anillo). Una hernia discal se produce cuando una porción del núcleo empuja a través de una grieta en el anillo. Pueden aparecer síntomas si la hernia comprime un nervio.

¿Cuál es la causa más frecuente de una hernia discal?

La causa más común de hernia discal es un proceso degenerativo en el que, a medida que el ser humano envejece, el núcleo pulposo se vuelve menos hidratado y se debilita. Este proceso dará lugar a una hernia discal progresiva que puede causar síntomas. La segunda causa más frecuente de hernia discal es un traumatismo.

Más Información
Disestesia

¿Cuál es la mejor forma de solucionar una hernia discal?

En casi todos los casos, los cirujanos pueden extirpar sólo la parte del disco que sobresale. En raras ocasiones es necesario extirpar todo el disco. En estos casos, puede ser necesario fusionar las vértebras con un injerto óseo. Para permitir el proceso de fusión ósea, que dura meses, se colocan herrajes metálicos en la columna para proporcionar estabilidad vertebral.

Hernia discal – deutsch

Una hernia discal lumbar L4-L5, es la segunda patología de columna más frecuente después de la hernia discal L5-S1. Hoy, con la ayuda de nuestros expertos en columna vertebral, te explicamos los síntomas de esta patología y sus posibles causas.

Hay casos en los que el dolor de una hernia discal lumbar L4-L5 se extiende a partes del cuerpo en las que habitualmente no aparecerían síntomas, y esto a veces puede causar confusión a la hora de hacer un diagnóstico. Incluimos un análisis de estos casos en este artículo.

En esta sección, le ofrecemos más detalles sobre los síntomas más comunes que suelen asociarse a una hernia discal lumbar en el segmento L4-L5 de la columna vertebral. El síntoma más común es la ciática, y puede afectar básicamente a las raíces nerviosas L4-L5. Hay que tener en cuenta que las características de la ciática varían en función de la raíz nerviosa espinal afectada.

Más Información
Consecuencias de adaptar una postura incorrecta

Además de estos síntomas, el paciente también puede sentir dolor en la columna lumbar y debilidad muscular. Hay casos en los que la persona no presenta ningún síntoma y se descubre una hernia discal L4-L5 por casualidad cuando el paciente se somete a una prueba de imagen por resonancia magnética (IRM) por algún otro motivo.

Ejercicios para hernias discales

Un disco “deslizado” o “roto” es en realidad una hernia discal, fuente habitual de dolor en el cuello, la zona lumbar, los brazos o las piernas. Los discos son almohadillas blandas y gomosas que se encuentran entre los huesos duros (vértebras) que forman la columna vertebral. El conducto raquídeo es un espacio hueco en medio de la columna vertebral que contiene la médula espinal y otras raíces nerviosas. Los discos situados entre las vértebras permiten flexionar o doblar la espalda. Los discos también actúan como amortiguadores.

Los discos de la columna lumbar están formados por un grueso anillo externo de cartílago (anillo) y una sustancia interna gelatinosa (núcleo). En la columna cervical (cuello), los discos son similares pero de menor tamaño.

Un disco se hernia o se rompe cuando parte del núcleo central empuja a través del borde exterior del disco hacia el canal espinal. Esto ejerce presión sobre los nervios. Los nervios raquídeos son muy sensibles incluso a una ligera presión, lo que puede provocar dolor, entumecimiento o debilidad en una o ambas piernas.

Tratamiento de la hernia discal

El tejido que llamamos disco es el material amortiguador entre los huesos de la columna vertebral, o vértebras. Está formado por un anillo de colágeno resistente que rodea una sustancia gelatinosa llamada núcleo pulposo. Si se rompe ese anillo exterior, parte de la sustancia gelatinosa puede escapar y comprimir un nervio.

Más Información
Hueso semilunar

Una hernia discal lumbar a veces causa dolor en el lugar de la rotura. Pero lo más frecuente es que provoque dolor, debilidad y entumecimiento en las nalgas, las piernas o los pies. Esto se debe a que presiona el nervio que conecta con esas zonas. “Este dolor de piernas -a menudo descrito como agudo, punzante o quemante- suele ser el factor determinante que hace que la gente venga a verme”, dice el Dr. Dowdell. “Lo que mucha gente describe como ‘dolor ciático’ suele estar causado por una hernia discal”.

Cuando se tiene una hernia discal que está presionando un nervio específico, hay una forma reveladora de sentir el dolor. “Normalmente puedo averiguar qué disco está herniado sólo por la descripción que hace el paciente de dónde se localizan su dolor y su debilidad”, dice.