Inflamación del ligamento colateral lateral

Existen 4 ligamentos principales en la rodilla. Los ligamentos son bandas elásticas de tejido que conectan los huesos entre sí y proporcionan estabilidad y fuerza a la articulación. Los cuatro ligamentos principales de la rodilla conectan el fémur (hueso del muslo) con la tibia (hueso de la espinilla), e incluyen los siguientes:

El ligamento cruzado anterior (LCA) es uno de los ligamentos que se lesionan con más frecuencia. A menudo, el LCA se estira y/o se rompe durante un movimiento de torsión repentino (cuando los pies permanecen plantados en una dirección, pero las rodillas giran en otra). El esquí, el baloncesto y el fútbol son deportes que presentan un mayor riesgo de lesiones del LCA.

El ligamento cruzado posterior (LCP) también suele lesionarse en la rodilla. Sin embargo, la lesión del LCP suele producirse con un impacto repentino y directo, como en un accidente de coche o durante una entrada de fútbol.

A menudo, una lesión del ligamento cruzado no causa dolor. En su lugar, la persona puede oír un chasquido cuando se produce la lesión, seguido de la flexión de la pierna al intentar ponerse de pie y de hinchazón. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de forma diferente.

¿Qué se puede hacer para un esguince del ligamento lateral?

Descanso: Reposo durante las primeras 24 horas tras la lesión. Soportar peso según se tolere (WBAT) con un dispositivo de asistencia, como muletas, puede ayudar a controlar el dolor. Hielo/compresas frías: 10-15 minutos – 3 veces al día, o con mayor frecuencia para controlar el dolor y la hinchazón. Compresión: Utilice una venda elástica para limitar la hinchazón.

Más Información
Anatomía del músculo psoas ilíaco: Conoce su origen: función y biomecánica: puntos gatillo y patrones de dolor

¿Cuánto tarda en curarse un esguince del LCL?

El tiempo de recuperación de un esguince de MCL o LCL suele ser de entre cuatro y seis semanas. Puede variar en función del grado del esguince.

¿Puede un esguince del LCL curarse por sí solo?

R: Ningún ejercicio específico puede ayudar a curar un LCL. El ligamento se curará por sí solo, y lo principal es evitar que se vuelva a lesionar durante su curación.

Ligamento colateral lateral

Cuando se dañan los ligamentos, la articulación de la rodilla puede volverse inestable. El daño de los ligamentos suele producirse por una lesión deportiva. Un ligamento roto limita gravemente el movimiento de la rodilla. El resultado es la incapacidad de pivotar, girar o torcer la pierna. La cirugía es una opción para reparar un ligamento roto si otro tratamiento médico no es eficaz.

La prevención de las lesiones deportivas no es una tarea sencilla, especialmente en el caso de lesiones como la rotura del LCA, que es de cuatro a ocho veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres. Descubra cómo pueden ayudar las mujeres a prevenir esta lesión tan común.

Rotura de varios ligamentos laterales

Ligamentos cruzados. Se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla. Se cruzan entre sí formando una X, con el ligamento cruzado anterior delante y el ligamento cruzado posterior detrás. Los ligamentos cruzados controlan el movimiento anterior y posterior de la rodilla.

Más Información
Síndrome de ceguera auto:inducida del fisioterapeuta

Dado que la articulación de la rodilla depende únicamente de estos ligamentos y de los músculos circundantes para su estabilidad, se lesiona con facilidad. Cualquier contacto directo con la rodilla o una fuerte contracción muscular -como cambiar rápidamente de dirección al correr- puede lesionar un ligamento de la rodilla.

Esguinces de grado 3. Este tipo de esguince suele denominarse rotura completa del ligamento. El ligamento se ha roto por la mitad o se ha desprendido directamente del hueso, y la articulación de la rodilla está inestable.

Durante la exploración física, el médico comprobará todas las estructuras de la rodilla lesionada y las comparará con las de la rodilla no lesionada. La mayoría de las lesiones de ligamentos pueden diagnosticarse con una exploración física completa de la rodilla.

Si sólo se ha lesionado el LCL, el tratamiento puede ser similar al de un esguince del MCL, pero puede recomendarse la cirugía, especialmente en los casos en los que el ligamento se ha desprendido directamente del hueso. Si la lesión del LCL afecta a otras estructuras de la rodilla, también se tratarán.

Rotura de menisco lateral

El ligamento colateral lateral es una fina banda de tejido que recorre la parte exterior de la rodilla. Conecta el hueso del muslo (fémur) con el peroné, que es el hueso pequeño de la parte inferior de la pierna que discurre por el lateral de la rodilla y conecta con el tobillo. Al igual que el ligamento colateral medial, la función principal del ligamento colateral lateral es mantener estable la rodilla.

Más Información
¿Cómo se reeduca la marcha en casos de necrosis avascular de cadera?

Los desgarros del ligamento colateral lateral suelen producirse por un golpe directo en el interior de la rodilla. Esto puede estirar demasiado los ligamentos de la parte externa y provocar su rotura. Este tipo de lesión se produce en deportes que requieren muchas paradas y giros rápidos, como el fútbol, el baloncesto y el esquí, o en los que se producen choques violentos, como el fútbol americano y el hockey.

Por lo general, el médico le preguntará cómo se produjo la lesión, cómo se siente la rodilla desde que se lesionó y si ha tenido otras lesiones de rodilla. Es posible que le pregunte por sus objetivos físicos y deportivos para ayudar al médico a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.