Comida antes del partido

1. Prepárate aumentando la capacidad de tu estómago – Tener el límite de capacidad estomacal necesario para que quepa toda la comida dentro de ti es el factor más importante que determina si tienes o no la capacidad de ganar un desafío alimentario específico. Si físicamente no puedes encajar todo dentro de tu cuerpo, la estrategia que tengas y todos los demás pasos que des no podrán ayudarte lo suficiente, y fracasarás en el reto. 5 libras de comida no cabrán en un estómago que sólo puede contener 4 libras. Asegúrate de entrenar para aumentar el nivel de capacidad de tu estómago de forma segura y adecuada siguiendo todos los artículos de nuestra sección de Entrenamiento de la Capacidad Estomacal.

2. Cuando desarrolle la estrategia que utilizará para atacar y dominar su comida de desafío, debe empezar por desglosar la comida y analizar cada componente particular del desafío por separado. Lo más probable es que fracase en el reto de una hamburguesa grande si simplemente intenta cogerla y comérsela entera de una vez. Piense qué partes del reto sabe que le gustarán más y decida también si hay algún componente específico que sabe que no le gustará. Al principio querrá comer los alimentos que más le disgusten. Esto es así porque seguramente no querrá comer un alimento que no le guste hacia el final del reto. Cómalo primero mientras esté fresco y pueda forzarlo rápidamente para poder seguir adelante. Dejar una comida que no te gusta para el final no es una estrategia inteligente. ¡Yo lo aprendí por las malas!

Nutrición en el deporte

Los concursos gastronómicos ofrecen la oportunidad de ganar premios en metálico y disfrutar de una comida muy suculenta. Hay concursos de todo tipo. Puedes competir por el sabor, la velocidad, la cantidad o por una combinación de factores. Para arrasar entre tus competidores y ganar concursos, tendrás que prepararte durante los meses y semanas anteriores al concurso. Sigue un plan de entrenamiento estricto justo antes de que empiece el concurso y sigue una estrategia clara durante el mismo. Muy pronto, ¡lucirás una medalla de oro!

Más Información
La alimentación óptima es la medicina del futuro

Resumen del artículoXSi quieres ganar un concurso de comer, empieza a entrenarte para decidir qué técnicas funcionan mejor para ti. Por ejemplo, algunos comedores inclinan la cabeza hacia atrás para tragar con facilidad, mientras que otros sumergen la comida en agua para ablandarla. Unas dos semanas antes de la competición, haz una comida copiosa que consista exactamente en lo que vas a comer en la competición. Presta atención a cualquier problema que tengas al comer y piensa en cómo puedes corregir esos problemas durante la competición. A continuación, una semana antes de la competición, empieza a comer 1-2 comidas extra grandes a lo largo del día para ampliar el tamaño de tu estómago. Un día antes de la competición, come una comida extra grande de alimentos ricos en fibra y bajos en calorías, como una ensalada, como última comida antes de la competición. Si quieres consejos sobre cómo entrenar a largo plazo y elaborar estrategias durante el concurso, ¡sigue leyendo!

Dieta para el día antes de una competición de culturismo

Como dietista deportiva, una de las preguntas más habituales que me hacen es: “¿qué debo comer antes, durante y después de una competición?”. Aunque la elección de alimentos el día de la competición es importante, lo que comes el día anterior merece la misma atención. De hecho, lo que comes la noche anterior a una competición influye mucho en tu rendimiento al día siguiente.

Más Información
¿Cómo se relaciona la alimentación la microbiota y la regulación de la inflamación?

Para ayudarte a entender qué comer, es útil comprender el propósito de la comida. Lo que comes la noche anterior a una competición influye en tu estado nutricional cuando te despiertas. También influye en cómo te sientes. Irse a la cama con el estómago lleno de comida puede interrumpir el sueño y provocar dolor de estómago, nada de lo cual favorecerá el rendimiento deportivo. El objetivo de una comida rica en carbohidratos la noche anterior es llenar los músculos de glucógeno. Pero también debe aportar proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Debes acostarte bien hidratado y alimentado para despertarte con energía y listo para competir.

La carga de carbohidratos es una estrategia utilizada para entrenar a los músculos para que almacenen la máxima cantidad de glucógeno en la preparación de una competición. Consiste en ingerir una dieta rica en carbohidratos, mientras se reduce el entrenamiento, en los días previos a una prueba de resistencia. Aunque mucha gente sigue utilizando el término “carga de carbohidratos”, esta práctica se conoce más recientemente como “supercompensación de glucógeno muscular”.

Consejos para comer rápido

Si tu cuerpo está acostumbrado a 100 gramos de carbohidratos al día, y luego cargas 800 gramos durante tres días, te espera el desastre. Por eso recomiendo no consumir nunca más de tres veces tu carga normal de carbohidratos de preparación para un concurso durante la semana punta.

2. Toma un antihistamínico no somnoliento la mañana del concurso. Eres más propenso a las alergias y enfermedades en tu última semana porque el agotamiento suprime la función inmune. Las alergias y las enfermedades pueden hacer que el cuerpo aumente los niveles de histamina, un compuesto que puede desencadenar la retención de líquidos, además de muchos otros síntomas del resfriado (es decir, cabeza tapada, nariz tapada, etc.). Tomar un antihistamínico puede ayudar a prevenir esta acción en caso de enfermedad o alergia.

Más Información
Alimentos que combinan bien

3. Continúa tomando creatina como lo has estado haciendo durante la preparación del concurso, pero si no la has estado usando, ¡no empieces en la última semana! Algunas personas dejan de tomar creatina porque piensan que les hará retener agua. En realidad, la creatina desplaza el equilibrio hídrico hacia donde tú quieres, poniendo más agua dentro de la célula. Te ayudará a mantener la saciedad. Dicho esto, muchas personas tratan de cargar creatina en la última semana para amplificar este efecto. No lo hagas. Si tu cuerpo no está acostumbrado a tomar creatina y empiezas a cargarla, tu sistema digestivo puede no ser capaz de deshacerse de toda la creatina en el torrente sanguíneo, atrayendo agua al tracto gastrointestinal y haciendo que te hinches.