Dolor lumbar al estar sentado

Si tienes dolor lumbar, quizá pienses que es sólo un signo de envejecimiento. Y hay algo de verdad en ello: la columna vertebral se desgasta de forma natural con la edad y aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda. Pero a veces, el dolor lumbar es síntoma de otro problema.

En Advocate Health Care, nuestros especialistas en columna vertebral ofrecen un tratamiento completo para el dolor lumbar. Determinamos la causa del dolor y le ayudamos a encontrar alivio para que pueda retomar las actividades que le gustan.

Muchas personas conocen la sensación de “pellizcarse la espalda” cuando levantan un objeto pesado o se retuercen en una posición antinatural. Esta sensación se debe a una lesión en los músculos, tejidos o articulaciones que componen la columna vertebral.

Entre cada uno de los huesos de la columna vertebral hay una almohadilla esponjosa que absorbe los golpes y amortigua la columna. Estas almohadillas esponjosas se llaman discos intervertebrales o simplemente “discos”. Los problemas de disco son una causa frecuente de lumbalgia.

Cada disco intervertebral tiene una cubierta exterior dura y un centro blando y gelatinoso. Una protuberancia discal se produce cuando el disco empieza a degenerarse y el centro empuja contra la capa exterior. Esto hace que el disco sobresalga hacia fuera, provocando dolor en las nalgas, las piernas o la espalda.

¿Qué significa que te duela toda la columna?

La discopatía degenerativa, que puede causar dolor en toda la columna vertebral, y la artritis lumbar, que suele provocar dolor lumbar, suelen desarrollarse con la edad y se consideran enfermedades de desgaste. La sacroileítis es una inflamación de las articulaciones que conectan la columna vertebral y la pelvis.

Más Información
Mejorar la postura corporal para mejorar el dolor lumbar

¿Cómo saber si el dolor de columna es grave?

Si el dolor de espalda va acompañado de alguno de los síntomas siguientes, acuda a su servicio de urgencias más cercano porque podría tratarse de una afección o lesión más grave: Aumento repentino del dolor, malestar, debilidad o entumecimiento. Pérdida de la función vesical. Fiebre alta.

¿Qué enfermedad causa dolor de columna?

Ciática (radiculopatía) Estenosis espinal, que es un estrechamiento de la columna vertebral. Espondilolistesis, que se produce cuando una vértebra de la parte inferior de la columna se desliza y pinza los nervios que salen de la columna vertebral. Infecciones, como osteomielitis o sacroileítis.

Tratamiento del dolor lumbar

La mayoría de las personas sufren algún tipo de lumbalgia a lo largo de su vida. Alrededor del 97% de los dolores de espalda están causados por un problema mecánico y mejoran rápidamente. Pero hay otras posibles causas que deben tenerse en cuenta desde el principio, porque muchas de ellas requieren un tratamiento quirúrgico o no quirúrgico muy específico. Una atención cuidadosa y precoz para obtener el diagnóstico correcto maximizará el éxito del tratamiento elegido para cada paciente.

Cuando el dolor de espalda se asocia a fiebre, pérdida de sensibilidad o fuerza en las piernas o dificultad para orinar, es necesaria una atención médica rápida. En los casos en que el dolor de espalda está relacionado con un problema mecánico, los pacientes pueden hacer ejercicio y aprender técnicas de levantamiento y movimiento para prevenir futuros episodios.

Existen múltiples procedimientos de tratamiento del dolor, como la inyección epidural de esteroides, y varios tipos de intervenciones quirúrgicas para las personas en las que las medidas conservadoras no son eficaces.

Más Información
Diferencias entre porteo ergonómico y no ergonómico

Dos de cada tres adultos sufren lumbalgia en algún momento. El dolor de espalda es el segundo motivo de consulta médica entre los adultos y el primero de consulta ortopédica. Impide que la gente vaya a trabajar e interfiere en las actividades cotidianas, el ocio y el ejercicio. La buena noticia es que para 9 de cada 10 pacientes con lumbalgia, el dolor es agudo, lo que significa que es de corta duración y desaparece en pocos días o semanas. Sin embargo, hay casos de lumbalgia que tardan mucho más en mejorar, y otros que requieren una evaluación para detectar una posible causa distinta de la distensión muscular o la artritis.

Dolor de columna – deutsch

Dolor sordo y constante. Dolor agudo o punzante. Una sensación de hormigueo o quemazón. Si tienes dolor de espalda crónico, puedes sentirte como si estuvieras en constante malestar o esperando a que el dolor vuelva. Y probablemente te preguntes cómo has llegado hasta aquí.

Entonces, ¿cuáles son algunas de esas causas subyacentes del dolor de espalda crónico? Empecemos por definir qué es el dolor de espalda crónico. Luego hablaremos de las causas del dolor de espalda crónico y de cómo puede encontrar un alivio duradero.

Los síntomas del dolor de espalda crónico suelen aparecer gradualmente y durar más de seis semanas. Como ya hemos dicho, el dolor crónico no suele estar causado por un acontecimiento o lesión concretos, ni desaparece o se cura por sí solo sin tratamiento médico.

Es distinto del dolor de espalda agudo, que suele aparecer de repente y desaparecer en un plazo de dos a seis semanas. Y como el dolor crónico es de larga duración, a menudo te lleva a evitar la actividad física o a compensarlo de otras formas, lo que puede empeorar el dolor a largo plazo.

Más Información
Consejos para cuidar la piel en invierno

Dolor en la parte superior de la espalda

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más frecuentes en Estados Unidos. Puede ir desde un dolor sordo y constante hasta un dolor repentino y agudo. A veces puede aparecer de repente, por un accidente, una caída o por levantar algo pesado, o puede desarrollarse lentamente debido a cambios degenerativos de la columna vertebral relacionados con la edad. En algunos casos, los trastornos inflamatorios u otras afecciones médicas causan dolor de espalda.

El dolor de espalda puede ir desde un dolor localizado en un punto concreto hasta un dolor generalizado que se extiende por toda la espalda. A veces el dolor se irradia desde la espalda a otras zonas del cuerpo, como las nalgas, las piernas o el abdomen. La intensidad del dolor de espalda varía de una persona a otra. Dependiendo del tipo, la causa y la localización del dolor de espalda, puede experimentar: