¿Los huesos rotos se curan normalmente?

Cuando te rompes un hueso, puede parecerte una eternidad antes de que puedas volver a hacer todo con normalidad. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, las fracturas óseas se curan en unos pocos meses, durante los cuales es posible que note algunos signos de que el hueso se está reparando por sí solo. En primer lugar, la sangre acude a la zona para transportar las células necesarias para la curación del hueso. Esto también actúa como protección para el hueso.

Unos meses después de la fractura, dispondrá de tejido óseo completamente nuevo para reparar la fractura. A partir de entonces, será casi imposible volver a romperse el hueso exactamente en el mismo lugar, porque el hueso será más grueso y fuerte en ese punto que en el hueso circundante.

Cuando te rompes un hueso por primera vez, puedes sentir un dolor intenso, sobre todo al mover o intentar mover la parte del cuerpo. El dolor puede ser agudo y punzante. El dolor también empeora si se ejerce presión sobre él.

Las fracturas óseas no siempre producen hematomas. Sin embargo, si aparecen, cambiarán de color y desaparecerán con el tiempo. El cuerpo absorbe lentamente la sangre, por eso el hematoma cambia de color.

¿Cómo saben los huesos cómo se curan?

Inmediatamente después de una fractura ósea, el cuerpo envía señales para iniciar la curación del hueso. Estas señales provocan reacciones celulares y químicas. Puede imaginarse el proceso como una cadena de producción en un taller lleno de especialistas, donde cada uno tiene una función específica.

¿Una fractura se cura alguna vez del todo?

La mayoría de las fracturas se curan en 6-8 semanas, pero esto varía enormemente de un hueso a otro y en cada persona en función de muchos de los factores comentados anteriormente. Las fracturas de mano y muñeca suelen curarse en 4-6 semanas, mientras que una fractura de tibia puede tardar 20 semanas o más.

Más Información
De cómo la emoción se convierte en carne

¿Sientes cómo se cura tu fractura?

Si notas que el dolor empieza a disminuir de repente sin haber utilizado analgésicos ni otros métodos para aliviarlo, es muy probable que tus huesos se estén curando. Si tienes una escayola alrededor del hueso roto para estabilizarlo, es posible que el dolor desaparezca casi por completo.

5 etapas de la curación de una fractura

A medida que se cura su fractura, el hueso pasará por distintas fases, cada una de ellas con sus propias características. La intensidad y el tipo de dolor y otros síntomas cambiarán, al igual que la amplitud de movimiento y la fuerza. Conocer estas fases y lo que debe sentir a medida que las atraviesa puede ayudarle a detectar a tiempo cualquier anomalía o complicación, para que el profesional sanitario pueda tratarla de inmediato.

Las fracturas óseas suelen tardar al menos seis semanas en curarse, y algunas pueden tardar mucho más. Mientras tanto, no tiene por qué esperar de brazos cruzados a que se produzca el proceso de curación; puede tomar ciertas medidas para ayudar a su cuerpo a reparar la rotura y recuperar la plena funcionalidad.

La hinchazón, o inflamación, aparece justo después de una fractura. La inflamación tiene mala fama porque se asocia a las lesiones y causa gran parte del dolor que se experimenta, pero es una parte esencial del proceso de curación.

Piense en la escena de un accidente de tráfico o de un incendio, cuando los socorristas acuden rápidamente a la zona para ayudar. En el interior de tu cuerpo, esos primeros intervinientes proceden del sistema inmunitario, que se pone en marcha en cuanto registra la lesión.

Más Información
Padezco del colon pero me irradia el dolor hacia la espalda alta: cerca del omoplato: ¿Es normal?

¿Cuánto tiempo puede permanecer sin tratamiento una fractura ósea?

La mayoría de nosotros nos hemos roto o nos romperemos un hueso en algún momento. Todos sabemos que un hueso roto puede retrasarnos y frenarnos. No hay nada más frustrante que un largo proceso de curación mientras anhelamos volver a nuestras rutinas diarias y actividades favoritas. Asegurarse de que el hueso se cura de forma segura y adecuada es la tarea número uno de su traumatólogo. Sin embargo, hay algunas medidas que puede tomar para acelerar de forma segura la curación de un hueso roto, y un programa de fisioterapia de alta calidad y adecuado a la lesión ocupa un lugar destacado en la lista.

Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, el plazo depende de la edad del paciente y del tipo y localización de la fractura. La curación puede oscilar entre 6 semanas, o incluso menos, en el caso de determinadas fracturas de antebrazo y muñeca, y 6 meses en el caso de fracturas de pierna más complicadas.

La circulación es esencial para la reparación ósea, por lo que mantener la sangre fluyendo mediante el ejercicio ayuda a la curación de los huesos. Esta es una de las razones por las que la fisioterapia es tan importante para una curación rápida y segura. Su traumatólogo y su fisioterapeuta trabajarán juntos para crear un programa que le ayude a curarse y a recuperar la fuerza y la amplitud de movimiento.

Cronología de la cicatrización ósea semanas

Un hueso roto puede tardar un tiempo en curarse y no siempre empieza a repararse inmediatamente. El tiempo de recuperación de este tipo de lesiones varía mucho de una persona a otra, y a veces puede ser difícil saber cuándo empiezan a curarse los huesos rotos.

Más Información
¿A qué debe el dolor en la parte posterior de la cabeza?

Teniendo en cuenta que este proceso de curación implica muchos pasos y etapas diferentes, es bastante común que las personas no noten realmente los resultados de la curación hasta que el hueso ya está parcialmente reparado. Si no está seguro de lo que debe buscar, es posible que nunca sepa cuándo ha empezado la curación.

La identificación de algunos de estos signos comunes de un hueso de curación en realidad puede ser muy importante. Hay muchas actividades que debes evitar mientras se curan los huesos, y también puede ser importante que descanses más o que tengas a mano analgésicos de emergencia por si acaso.

Cuando un hueso se rompe por primera vez, el dolor suele ser muy intenso y empeora si se ejerce más presión sobre la zona lesionada. En casos extremos, puede ser un dolor muy incapacitante que dificulte pensar en otra cosa, por no hablar de moverse correctamente.