Clavo intramedular fémur fisioterapia pdf

El objetivo de este artículo es describir las deficiencias y los déficits funcionales asociados a las fracturas de la diáfisis femoral tratadas con un clavo intramedular (MI) e ilustrar un programa de rehabilitación basado en la evaluación y diseñado para abordar estos déficits funcionales.

La bibliografía actual que describe el tratamiento de las fracturas diafisarias de fémur está repleta de pruebas sobre el tratamiento quirúrgico y la curación ósea óptima. Sin embargo, existe un vacío con respecto a las recomendaciones de rehabilitación postoperatoria, dirigidas a las deficiencias que a menudo limitan el retorno a la actividad. La bibliografía actual sugiere que las deficiencias residuales tras la fijación con barra IM de una fractura del eje femoral incluyen debilidad en la abducción de la cadera, debilidad en los extensores de la rodilla, dolor en la parte anterior de la rodilla y anomalías en la marcha. Cualquier combinación de estas deficiencias puede limitar potencialmente la capacidad del paciente para recuperar sus niveles funcionales anteriores. Un programa de rehabilitación diseñado para tratar estas deficiencias ofrece la mejor oportunidad de obtener un resultado favorable. PROTOCOLO DE REHABILITACIÓN: Se presenta un protocolo de rehabilitación basado en la evaluación y diseñado para tratar las deficiencias conocidas tras una fractura de la diáfisis femoral. La progresión en el programa depende de la consecución de los objetivos iniciales. Estos objetivos se refieren al estado de soporte de peso, derrame de la rodilla, control del cuádriceps y fuerza de abducción de la cadera. El programa es una incorporación dinámica de intervenciones diseñadas para tratar estas deficiencias conocidas.

Más Información
Tengo dolores en la espalda y pierna ¿Qué puedo hacer?

¿Existe un protocolo de rehabilitación estándar tras el enclavado intramedular femoral?

Un protocolo de rehabilitación basado en la evaluación para las fracturas de fémur tratadas con un clavo IM puede facilitar el restablecimiento de la función de forma predecible y debe considerarse un estándar para los pacientes con estas lesiones.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de la extirpación de un clavo intramedular?

La extracción del clavo intramedular es segura. Debe informarse a los pacientes con dolor anterior de rodilla de que su dolor puede persistir y que incluso puede aparecer dolor de rodilla. La mayoría de los pacientes necesitarán muletas y una media de 2 semanas de baja laboral.

¿Cuándo puedo empezar la fisioterapia después de una operación de fémur?

La mayoría de las personas que sufren una fractura de fémur pueden empezar a caminar con la ayuda de un fisioterapeuta en el primer o segundo día tras la lesión y/o la intervención quirúrgica.

Soporte de peso del fémur con clavo intramedular

Los métodos utilizados para tratar las fracturas de fémur pueden variar, y siempre es necesaria la rehabilitación tras el tratamiento inicial, para devolver el movimiento y la movilidad plenos al tobillo y ayudar al paciente a volver a todas sus actividades habituales. Una vez que el fémur se ha curado del tratamiento inicial de la fractura y los pacientes pueden soportar peso sobre la pierna y la articulación, se aplica un régimen de fisioterapia para fortalecer los músculos y aumentar la movilidad. Sin una rehabilitación adecuada, complicaciones como el dolor crónico, la inflamación y la debilidad pueden causar dificultades para caminar y realizar actividades físicas.

Más Información
¿Cómo se realiza la operación de la fractura de clavícula?

Si la fractura de fémur no requiere cirugía, suele tratarse con una escayola o un corsé ortopédico extraíble, y se suele recomendar a los pacientes que no carguen peso sobre la pierna durante unas 8 semanas. Un fisioterapeuta ayudará al paciente a caminar con seguridad utilizando muletas o un andador, u otro dispositivo de ayuda. Una vez que se ha retirado la escayola o la férula y los pacientes pueden empezar a mover la pierna, la fisioterapia y el ejercicio en casa son muy importantes para una recuperación completa. Los tratamientos de fisioterapia pueden incluir:

Caminar después de clavar el fémur

Este estudio investiga el resultado de 100 casos de extracción de clavos intramedulares de miembros inferiores. Se retiraron 12 clavos femorales y 25 tibiales por dolor y 4 clavos tibiales por infección. En 22 clavos tibiales y 38 clavos femorales no se registró ninguna indicación. Hubo 3 complicaciones operatorias, 2 procedimientos abandonados y 1 fractura tibial (extracción del clavo sin retirada previa del tornillo de bloqueo distal). En 9 de los 16 casos, el dolor anterior de rodilla mejoró tras la extracción del clavo tibial. 4 pacientes, previamente asintomáticos, desarrollaron dolor anterior de rodilla tras la extracción del clavo tibial. 40 pacientes que fueron dados de alta sin muletas volvieron con dolor y tuvieron que recibir muletas para aliviar el dolor en la pierna. 62 pacientes tomaron una media de 11 días de baja por enfermedad. Llegamos a la conclusión de que todas las complicaciones eran evitables. La extracción del clavo intramedular es segura. Debe informarse a los pacientes con dolor anterior de rodilla de que su dolor puede persistir y que incluso puede aparecer dolor de rodilla. La mayoría de los pacientes necesitarán muletas y una media de 2 semanas de baja laboral.

Más Información
Hueso fémur