Hernia discal intervertebral

ResumenEl disco intervertebral es una estructura cartilaginosa que se asemeja al cartílago articular en su bioquímica, pero morfológicamente es claramente diferente. Muestra cambios degenerativos y de envejecimiento antes que cualquier otro tejido conjuntivo del organismo. Se cree que es importante desde el punto de vista clínico porque existe una asociación entre la degeneración discal y el dolor de espalda. Los tratamientos actuales son predominantemente conservadores o, con menor frecuencia, quirúrgicos; en muchos casos no existe un diagnóstico claro y la terapia se considera inadecuada. Los nuevos avances, como los enfoques genéticos y biológicos, pueden permitir mejorar el diagnóstico y los tratamientos en el futuro.

Arthritis Res Ther 5, 120 (2003). https://doi.org/10.1186/ar629Download citationShare this articleCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

¿Cuáles son las causas de la degeneración del disco intervertebral?

Entre las causas subyacentes de la degeneración discal se incluyen la herencia genética, la edad, el transporte inadecuado de metabolitos y el historial de cargas, todo lo cual puede debilitar los discos hasta tal punto que se produzca un fallo estructural durante las actividades de la vida diaria.

¿Qué se puede hacer para la enfermedad degenerativa del disco?

El tratamiento puede incluir terapia ocupacional, fisioterapia o ambas, ejercicios especiales, medicamentos, pérdida de peso y cirugía. Las opciones médicas incluyen inyectar esteroides y un anestésico local en las articulaciones próximas al disco dañado. Estas inyecciones se denominan inyecciones en la articulación facetaria. Pueden aliviar eficazmente el dolor.

¿Cuál es la causa más frecuente de la enfermedad degenerativa del disco intervertebral?

Aunque la edad es la causa más común de la enfermedad degenerativa del disco, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección crónica. A veces, una lesión traumática o una acumulación de lesiones leves relacionadas con la espalda pueden provocar el deterioro del disco y, en última instancia, causar la enfermedad degenerativa discal.

Más Información
Nervio circunflejo

Enfermedad del disco intervertebral wiki

El proceso de degeneración discal es una respuesta aberrante, mediada por las células, a un fallo estructural progresivo. Un disco degenerado es aquel que presenta un fallo estructural combinado con signos acelerados o avanzados de envejecimiento. Los cambios degenerativos tempranos deben referirse a cambios acelerados relacionados con la edad en un disco estructuralmente intacto. La enfermedad degenerativa discal debe aplicarse a un disco degenerado que también es doloroso.

Los defectos estructurales como la fractura de la placa terminal, las fisuras radiales y la hernia son marcadores inequívocos y fáciles de detectar del deterioro de la función discal. No son inevitables con la edad y están más estrechamente relacionados con el dolor que cualquier otra característica de los discos que envejecen. El fallo estructural es irreversible porque los discos adultos tienen un potencial de cicatrización limitado. Además, progresa por mecanismos físicos y biológicos y, por lo tanto, es un marcador adecuado de un proceso degenerativo. La progresión biológica se produce porque el fallo estructural desacopla el entorno mecánico local de las células discales de la carga global del disco, de modo que las respuestas de las células discales pueden ser inapropiadas o “aberrantes”. Los modelos animales confirman que los cambios mediados por las células siempre siguen al fallo estructural causado por un traumatismo. Esta definición de degeneración discal simplifica la cuestión de la causalidad: una carga mecánica excesiva altera la estructura del disco y precipita una cascada de respuestas celulares que conducen a una mayor alteración. Entre las causas subyacentes de la degeneración discal se incluyen la herencia genética, la edad, el transporte inadecuado de metabolitos y el historial de carga, todo lo cual puede debilitar los discos hasta tal punto que se produzca un fallo estructural durante las actividades de la vida diaria. Las otras definiciones, estrechamente relacionadas, ayudan a distinguir entre discos degenerados y lesionados, y entre discos dolorosos y no dolorosos.

Más Información
¿Qué es la cirugía del cartílago de la rodilla?

¿Cuáles son las causas de la enfermedad degenerativa del disco?

La degeneración del disco intervertebral (DIV) es una de las principales causas de discapacidad. La degeneración es inevitable y los mecanismos son complejos. Las estrategias terapéuticas actuales se centran principalmente en el alivio de los síntomas, pero no en la regeneración intrínseca del disco intervertebral (DIV). La ingeniería de tejidos es una estrategia prometedora para la DIV debido a su capacidad para restaurar un microambiente sano y promover la regeneración del DIV. En esta revisión se resumen brevemente la anatomía y la composición del DIV y, a continuación, se exponen los elementos del microentorno y las interacciones. Racionalizamos diferentes andamiajes basados en estrategias de ingeniería tisular utilizadas recientemente. Para lograr el restablecimiento completo de un microentorno sano del DIV, proponemos que se combinen y adapten diversas estrategias de ingeniería tisular para crear estrategias terapéuticas personalizadas para cada individuo.

El dolor lumbar es prevalente en la sociedad y es la causa número uno de discapacidad a nivel mundial; entre el 60 y el 80% de los adultos experimentan diversos grados de dolor lumbar (Murray et al., 2012; Hartvigsen et al., 2018). Aunque la etiología y la patología del dolor lumbar son complejas, la evidencia sugiere que el dolor lumbar está fuertemente asociado con la degeneración del disco intervertebral (DIV) (Luoma et al., 1976). El disco intervertebral (DIV) es un tejido fibroso cartilaginoso que conecta dos cuerpos vertebrales adyacentes y consta de tres partes: el núcleo pulposo (NP), el anillo fibroso (AF) y la placa cartilaginosa terminal (CEP). El NP es un tejido gelatinoso altamente hidratado situado en el centro y rodeado por el AF, compuesto por láminas de fibras de colágeno en capas. Las CEP están situadas en la parte superior e inferior de los cuerpos vertebrales, e interconectan los DIV con las vértebras adyacentes (Lawson y Harfe, 2017). Esta compleja estructura desempeña un papel vital en la transmisión y absorción de la carga mecánica sobre la columna vertebral y en el mantenimiento de la función motora.

Más Información
Auto:masaje para el músculo pectoral mayor y músculo pectoral menor

Disco intervertebral lumbar deutsch

Derechos y permisosReimpresiones y permisosSobre este artículoCite este artículoSampara, P., Banala, R.R., Vemuri, S.K. et al. Comprensión de la biología molecular de la degeneración del disco intervertebral y posibles estrategias de terapia génica para la regeneración: una revisión.

Gene Ther 25, 67-82 (2018). https://doi.org/10.1038/s41434-018-0004-0Download citationCompartir este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Obtener enlace compartibleLo sentimos, actualmente no hay disponible un enlace compartible para este artículo.Copiar al portapapeles