Correr todos los días

En primer lugar, un descargo de responsabilidad: nos encanta el gimnasio. Nos encanta el entrenamiento de fuerza con pesas y máquinas. Hay un montón de buenas razones para levantar pesas, ya sea para ganar músculo, perder grasa y calorías o simplemente para mejorar la salud en general. Pero los beneficios de correr son un argumento de peso para que cualquiera se plantee convertirse en corredor.

Correr es muy popular, y hay todo tipo de formas de hacerlo, desde salir a correr por el barrio hasta hacer trail running o apuntarse a una carrera. Tras una pausa debida a la pandemia, las carreras organizadas vuelven a suscitar un gran interés. Según el informe Strava Year in Sport, el número de usuarios de Strava que corrieron un maratón casi se duplicó en 2022 en comparación con 2021. Desde los beneficios estéticos a las ventajas mentales, hay una razón por la que tanta gente es adicta a salir a correr.

Los corredores viven más que los que no lo hacen. En un estudio de Archives of Internal Medicine, los investigadores hicieron un seguimiento de unos 1.000 adultos (a partir de 50 años) durante 21 años. Al final del estudio, el 85% de los corredores seguían en activo, mientras que sólo el 66% de los no corredores estaban vivos. Vaya.

Salud en carrera

Si se hace bien -con una ingesta adecuada de nutrientes, una recuperación atenta y cualquier autorización médica necesaria-, la carrera de resistencia tiene el potencial de cambiar la mente y el cuerpo desde el nivel celular hacia arriba, haciendo que el corazón funcione mejor, transformando los músculos y mejorando la memoria.

Más Información
Los ligamentos son una parte muy importante de la estabilidad de las articulaciones: Aprende como funcionan

Si desea mantener o desarrollar algunas de las fibras musculares de tipo 2 más fuertes y explosivas, Lowery sugiere añadir ejercicios de fuerza al entrenamiento de resistencia. Hacerlo puede ayudar a reducir el riesgo de lesiones, aumentar la eficacia de la carrera y potenciar la fuerza muscular, afirma Lowery.

Las investigaciones demuestran que los trastornos del cartílago, como la artrosis, tienen menos probabilidades de afectar gravemente a las personas que realizan actividad física con regularidad, incluidos los corredores. Un estudio sobre corredores de media maratón sugirió que correr actúa como “herramienta terapéutica” para limitar la inflamación crónica y afectar positivamente a las células del cartílago.

“El cartílago suele considerarse avascular, es decir, no tiene vasos sanguíneos, por lo que se necesitan esos cambios en las presiones de los fluidos articulares para ayudar a que los nutrientes se difundan en los tejidos cartilaginosos. Correr puede estimular ese cambio de presión”, afirma Lowery.

Correr con regularidad es beneficioso

Es posible que lo haya experimentado: esa sensación de relajación después de una buena carrera. A menudo se denomina “subidón del corredor” y suele atribuirse a la explosión de endorfinas que se liberan durante el ejercicio. Pero, ¿se trata realmente de un subidón de endorfinas o de otra cosa?

Más Información
¿Cómo hago para activar el trabajo normal de los isquiotibiales atrofiados por falta de movimiento normal?

Cuando empiezas a correr, tu cuerpo pasa por una transición: La respiración puede volverse pesada y el pulso puede acelerarse a medida que el corazón bombea con más fuerza para llevar sangre oxigenada a los músculos y el cerebro.

A medida que avanzas, tu cuerpo libera unas hormonas llamadas endorfinas. La cultura popular las identifica como las sustancias químicas responsables del “subidón del corredor”, un estado de euforia intensa y de corta duración que se produce tras un ejercicio intenso. Sin embargo, las encuestas revelan que el “subidón del corredor” es poco frecuente y que la mayoría de los atletas nunca lo experimentan. “De hecho, muchos corredores de fondo se sienten simplemente agotados o incluso con náuseas al final de una carrera larga, no felices”, afirma Linden.

Y aunque las endorfinas ayudan a evitar que los músculos sientan dolor, es poco probable que las endorfinas en la sangre contribuyan a una sensación de euforia, o a cualquier cambio en el estado de ánimo. Las investigaciones demuestran que las endorfinas no atraviesan la barrera hematoencefálica.

Correr es bueno para la salud mental

Todos sabemos que correr es bueno y saludable para nosotros, pero ¿sabemos cómo beneficia directamente a nuestro cuerpo? Tener un cuerpo esbelto y tonificado, mayor resistencia, pérdida de peso; éstos son algunos de los beneficios que ya conocemos. Si ya eres un ávido corredor, buenas noticias para ti: correr tiene muchos más efectos positivos en tu cuerpo de los que quizá no te habías dado cuenta. Echa un vistazo a la siguiente infografía para saber más sobre los beneficios que correr puede aportarnos para la salud:

Más Información
Cuida tu espalda con K:Stretch en solo 30 minutos

Aunque correr es una buena forma de mantener un cuerpo fuerte y sano, también puede ser un arma de doble filo. Mientras corres para mejorar tu forma física y tu bienestar, no olvides que el exceso de cualquier cosa no es bueno para el cuerpo. La fatiga excesiva o el entrenamiento por encima de tus límites pueden someter a tu cuerpo a una tensión excesiva y exponerlo al riesgo de infecciones bacterianas y víricas. Entrena duro y bien; ¡mantén tu cuerpo feliz y las enfermedades a raya!