Dolor en las piernas al sentarse en la silla de la oficina

Las lesiones o enfermedades derivadas de permanecer sentado durante largos periodos constituyen un grave problema de salud y seguridad en el trabajo. Los trabajos sentados requieren menos esfuerzo muscular, pero eso no exime a las personas de los riesgos de lesiones que suelen asociarse a tareas más exigentes físicamente. Por ejemplo, los oficinistas, los empleados de cadenas de montaje electrónicas y los operadores de entrada de datos que trabajan sentados también sufren dolores de espalda, sensibilidad muscular y molestias. De hecho, los informes sobre varices, rigidez de cuello y entumecimiento de las piernas son más frecuentes entre los empleados que trabajan sentados que entre los que realizan tareas más pesadas. Además, se ha comprobado que el sedentarismo está asociado a efectos sobre la salud como el síndrome metabólico (incluida la diabetes), las cardiopatías y una mala salud mental.

Cuando el empleado puede alternar la posición sentada con otras posturas corporales, estar sentado en el trabajo puede no suponer un riesgo tan grande de sufrir lesiones o molestias. Para quienes no tienen elección y deben permanecer sentados durante largos periodos, la situación es diferente. Aunque la posición sentada implica menos esfuerzo muscular que las tareas físicamente exigentes como la jardinería o la limpieza del suelo, sigue provocando fatiga. Estar sentado exige que los músculos mantengan el tronco, el cuello y los hombros en una posición fija. Una posición de trabajo fija comprime los vasos sanguíneos de los músculos, reduciendo el suministro de sangre a los músculos que trabajan justo cuando más lo necesitan. Un riego sanguíneo insuficiente acelera la fatiga y hace que los músculos sean propensos a las lesiones. Además, el sistema circulatorio se ve menos exigido debido a la movilidad limitada al estar sentado. Como resultado, la actividad cardiaca y el flujo sanguíneo se ralentizan. Mantener una posición erguida del cuerpo mientras se está sentado disminuye aún más la circulación sanguínea. Un flujo sanguíneo insuficiente, en concreto la sangre que regresa al corazón desde la parte inferior de las piernas, hace que la sangre se estanque. La presión sobre la parte inferior de los muslos de un asiento demasiado alto puede agravar aún más este problema. El resultado pueden ser piernas hinchadas o entumecidas y, a la larga, varices. Además, una menor irrigación sanguínea a los músculos acelera la fatiga. Esta menor irrigación sanguínea explica por qué un empleado que pasa todo el día sentado haciendo poco trabajo físico suele sentirse cansado al final de su turno de trabajo.

Más Información
Relajación y reducción de las sobrecargas en los gemelos

¿Por qué me duele la parte superior del muslo cuando me levanto después de estar sentado?

Si tiene dolor en los muslos que comienza tras permanecer mucho tiempo sentado o de pie, es posible que sufra insuficiencia venosa. Esta enfermedad se caracteriza por fugas en las válvulas de las venas de las piernas que impiden que la sangre circule correctamente desde las piernas hasta el corazón. Esto, a su vez, provoca la acumulación de líquido en las venas.

¿Por qué duele levantarse después de estar sentado mucho tiempo?

Estar sentado aplasta la vida de los músculos que ayudan a dar extensión a la cadera (de pie). Son los músculos de la parte posterior. Los glúteos, los isquiotibiales y los rotadores profundos de la cadera se aplastan cuando estás sentado. Esto reduce el flujo sanguíneo y la conexión del cerebro con los músculos.

¿Por qué me duelen las piernas cuando me levanto de la silla?

El dolor de piernas puede tener muchas causas, pero su descripción de dolor tras permanecer mucho tiempo de pie o sentado sugiere una posible acumulación de líquido en las venas de las piernas (enfermedad venosa crónica, insuficiencia venosa).

Dolor en la pantorrilla al sentarse en la silla de la oficina

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Más Información
Hueso ilion

Por qué me laten las piernas

Es posible que no pueda volver a sus niveles habituales de ejercicio inmediatamente y que las mejoras sean lentas al principio. Sin embargo, una vuelta gradual a las actividades normales es la mejor forma de obtener buenos resultados a corto y largo plazo tras un problema en el muslo.

Al hacer ejercicio debe prestar atención a sus niveles de dolor, sobre todo en las primeras fases. Es posible que los ejercicios aumenten ligeramente los síntomas al principio. Sin embargo, con el tiempo deberían resultar más fáciles y, con la práctica regular, pueden ayudar a mejorar el movimiento del muslo.

En general, el ejercicio no debería empeorar el dolor existente en el muslo. Sin embargo, la práctica de nuevos ejercicios puede causar dolor muscular a corto plazo, ya que el cuerpo se acostumbra a moverse de nuevas maneras. Este tipo de dolor debería aliviarse rápidamente y no debería empeorar a la mañana siguiente de haber hecho ejercicio.

A medida que puedas hacer más repeticiones, puede ser útil dividir los ejercicios en series. Esto significa que puedes hacer más repeticiones a la vez, pero las harás con menos frecuencia a lo largo del día. Por ejemplo:

Más Información
Afectación del plexo braquial

Cómo aliviar el dolor de piernas por estar demasiado tiempo sentado

Nuestros cuerpos no fueron diseñados para permanecer sentados durante largos periodos de tiempo y, sin embargo, la mayoría de nosotros somos culpables de pasar demasiado tiempo sentados. Independientemente de nuestra edad u ocupación, nos sentamos -frente a una pantalla- con mucha más frecuencia de lo que deberíamos. Aunque cada vez son más los estudios que confirman los efectos negativos de una vida sedentaria, la buena noticia es que las personas pueden hacer frente activamente al desgaste con algunos cambios sencillos.

El Dr. Elan Goldwaser, médico osteópata del NewYork-Presbyterian Lawrence Hospital y especialista en medicina deportiva no quirúrgica, habló con Health Matters sobre cómo pasar demasiado tiempo sentado puede dañar nuestro cuerpo, desde el cuello hasta los pies, pasando por la espalda.

Se trata de la postura más que de cualquier otra cosa. El cuello se tensa y se aprieta porque nos estamos esforzando. Eso suponiendo que no tengamos una buena postura para empezar. Arqueamos un poco el cuello hacia arriba, lo que aumenta la curvatura del cuello o lordosis cervical. Esto sobrecarga el músculo trapecio, que se conecta al hombro y a la parte superior de la espalda para mantener el cuello en su sitio. Con el tiempo, este músculo se vuelve sensible, doloroso y tenso. Empezamos a desarrollar los clásicos “nudos”.