Testimonio del Dr. Sotillo

Granville Langly-Smith es uno de los pocos ortodoncistas que, no sólo entiende el sistema cráneo-sacral, sino que lo utiliza él mismo de forma habitual con sus pacientes dentales y de ortodoncia. Ha ejercido como dentista y ortodoncista durante 30 años, integrando en su práctica la comprensión de la mecánica de todo el cuerpo y la terapia cráneo-sacral. Dirige una consulta especializada en ortodoncia con un tratamiento basado en el enfoque integral del cuerpo.

En este curso, demostrará cómo las maloclusiones dentales y los dientes torcidos pueden ser manifestaciones de distorsiones craneales y corporales, y cómo la ortodoncia integrada con el trabajo craneosacral puede producir resultados extraordinarios en los pacientes. Con la ayuda de diapositivas de su amplia biblioteca de historias clínicas, explicará los distintos enfoques dentales y describirá la evolución de varios casos. Demostrará los beneficios de una mejor comprensión de las relaciones dentales cráneo-sacrales, y el valor de la remisión en ambos sentidos.

Viajé mucho en mis primeros días después de obtener el título de dentista y no fue hasta que me establecí y tuve una familia que desarrollé una práctica estable y empecé a conocer realmente a mis pacientes. Empecé a observar síntomas recurrentes en algunas personas, que presentaban chasquidos en las articulaciones de la mandíbula, dolor de cabeza, cuello y espalda, y muchos otros síntomas. Supe que tenía la responsabilidad de intentar ayudar a estos pacientes. Fue el comienzo de mi búsqueda de respuestas durante casi cuarenta años.

“deep mic voice” atención dental completa que recibe

La terapia craneosacral (TCC) u osteopatía craneal es una forma de terapia alternativa que utiliza el tacto suave para palpar las articulaciones sinartrodiales del cráneo. La terapia craneosacral es una pseudociencia y su práctica se ha calificado de charlatanería[1][2]. Se basa en conceptos fundamentales erróneos sobre la fisiología del cráneo humano y se promociona como una cura para diversos problemas de salud[3][4][5].

Más Información
Conoce la bursitis trocantérea o trocanteritis

La investigación médica no ha encontrado pruebas fehacientes de que la TSC o la osteopatía craneal aporten algún beneficio para la salud, y pueden ser perjudiciales, sobre todo si se utilizan en niños o bebés[4][7][8] Los supuestos básicos de la TSC no son ciertos, y los profesionales elaboran diagnósticos contradictorios y mutuamente excluyentes de los mismos pacientes[9].

Los practicantes de la TSC afirman que es eficaz en el tratamiento de una amplia gama de afecciones, y a veces afirman que es una cura para el cáncer o para todo[3][5][8]. Los practicantes abogan especialmente por el uso de la TSC en niños[5]. La Sociedad Americana contra el Cáncer advierte que la TSC nunca debe utilizarse en niños menores de dos años[4]. Los pediatras han expresado su preocupación por el daño que la TSC puede causar a niños y bebés[8].

Laboratorio de Neurorrehabilitación de la Comunicación Táctil (TCNL)

Ahora tengo la oportunidad de aprovecharla para marcar la diferencia en la vida de los demás utilizando una fantástica combinación de diferentes terapias: masaje, ScarWork, Terapia Sacro Craneal, Kinesiología, Polaridad y NMT. Trabajo intuitivamente, así que es muy probable que tu tratamiento sea una combinación de diferentes técnicas terapéuticas.

Es un gran privilegio combinar estas técnicas juntas para guiarte y apoyarte en la restauración de tu equilibrio. No es raro encontrar que su dolor a menudo proviene de algo aparentemente no relacionado, como una cicatriz, un golpe en la cabeza o un trabajo dental.

Más Información
Presoterapia

Es probable que mi trabajo sea muy diferente al de muchos otros terapeutas con los que haya trabajado. No sólo me ocupo del lugar donde siente el dolor, sino también de su sistema nervioso para ayudarle a identificar la raíz de sus problemas.

Esto significa examinar todas las cosas diferentes que han causado y causan estrés en su vida. Los factores estresantes serán diferentes para cada uno de nosotros, pueden ser complejos y de múltiples capas que incorporan todo, desde estructurales y biomecánicos, a problemas eléctricos internos, relacionados con las hormonas o incluso emocionales.

Experiencia en medicina holística – Entrevista con el Dr. Gerald Smith

Inicio | Acerca de OC | Formación Continuada | Programa de Cursos | Inscripción | Alojamiento | Acerca del Dr. Chan | Club de Estudio | Educación del Doctor | Educación del Paciente | Visión | Grupo de Investigación | Ciencia | Ortodoncia | Laboratorio | Artículos del Dr. Chan | Odontología GNM | Contacto

El clínico astuto y el paciente no pueden asumir que el complejo maxilo craneal está nivelado cuando existe hipertensión en los músculos masticatorios y otras regiones del sistema postural del cuerpo. Los músculos pueden torcer los huesos subyacentes, por lo que la relación maxilar/cráneo puede verse afectada y no siempre mantendrá el equilibrio, especialmente cuando los músculos subyacentes cervicales, occipitales y de la pelvis están desequilibrados. Si la mandíbula está desequilibrada, lo más probable es que todos los demás huesos mencionados también estén desequilibrados e inestables, lo que dificultará la gestión precisa de los esquemas ortésicos y oclusales.

Más Información
Sufro de adelgazamiento de la almohadilla plantar ¿Qué puedo hacer?

Si existen otros problemas estructurales en el sistema postural (incluyendo la columna cervical, la región occipital, la pelvis y los pies) y son identificados por un terapeuta adjunto en algún momento del tratamiento de esas áreas, cualquier cambio de tratamiento en esas áreas también puede alterar significativamente la oclusión (la mordida) de la órtesis causando todo tipo de problemas. Incluso si la zona cervical está mejorando, puede haber cambios en la inclinación de la cabeza, la mandíbula (maxilar inferior) y su relación con el maxilar (mandíbula superior/cráneo) y todas las demás regiones asociadas del cuerpo. Las sensaciones propioceptivas oclusales (su mordida) pueden cambiar y hacer que uno sienta un retorno de los síntomas musculares (tensiones así como molestias) como los experimentados anteriormente. Estos cambios deben ser anticipados por el paciente con TMD y no deben ser una sorpresa cuando la mordida se siente mal. Se debe esperar un retorno de algunos de los síntomas musculares, ya que el cuerpo está tratando de desenredarse y alinearse.