Tratamiento del dolor de rodilla en casa

Un menisco sano actúa como amortiguador y proporciona una superficie lisa sobre la que se desliza la rodilla. Un desgarro del menisco impide la rotación de la rodilla, lo que provoca dolor y bloqueo. Las lesiones de menisco son frecuentes, sobre todo entre los deportistas.

El menisco es una estructura de la articulación de la rodilla que abarca y amortigua el espacio entre el fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la espinilla). Hay dos meniscos en cada rodilla: uno en el interior (el menisco medial) y otro en el exterior (el menisco lateral).

Cada uno está hecho de fibrocartílago resistente y tiene forma de media luna o de la letra “C”. Estos meniscos parecen ventosas cuidadosamente moldeadas a la forma de las superficies articulares del fémur y la tibia.

La forma y el tamaño del menisco le permiten desempeñar varias funciones. Cuando usted se pone de pie, su peso se transmite uniformemente a través de las piernas hasta las rodillas. La tensión que este peso ejerce sobre la rodilla es aún mayor al caminar, correr y saltar. El menisco actúa como amortiguador para evitar que los huesos de la articulación de la rodilla choquen entre sí y se dañen. También transmite la carga de su peso uniformemente a través de la articulación de la rodilla. Este reparto de la carga ayuda a prevenir las lesiones de rodilla y es extremadamente importante para la función y la salud de la rodilla.

¿Por qué sigo teniendo lesiones de rodilla?

Los movimientos torpes, las caídas y colisiones, los giros bruscos, la fuerza excesiva o el uso excesivo pueden provocar una serie de lesiones en la articulación de la rodilla y las estructuras que la sostienen. Entre las lesiones de rodilla más comunes están las roturas de ligamentos, tendones y cartílagos, y el síndrome de dolor femororrotuliano.

Más Información
Toda la razón: no ocultes los problemas con una pastilla: terminarán asomando

¿Qué lesión o trastorno de la rodilla suele estar causado por un esfuerzo repetitivo o un uso excesivo?

Las lesiones de rodilla por uso excesivo más frecuentes en adultos son el síndrome de dolor patelofemoral, el síndrome de la banda iliotibial y la tendinopatía del cuádriceps/patelar.

¿Las lesiones de rodilla se curan alguna vez del todo?

La respuesta es sí, pero depende del tipo de lesión. Una simple distensión o esguince de rodilla puede curarse por sí sola si se le da tiempo para descansar y repararse. Las lesiones importantes, como la rotura de ligamentos o cartílagos, pueden requerir cirugía.

Dolor de rodilla en las mujeres

Determinar la causa subyacente del dolor de rodilla puede ser difícil, en parte debido al amplio diagnóstico diferencial. Como se comenta en la parte I de este artículo en dos partes,1 el médico de familia debe estar familiarizado con la anatomía de la rodilla y los mecanismos habituales de lesión, y una anamnesis detallada y una exploración física específica pueden acotar las posibles causas. La edad del paciente y la localización anatómica del dolor son dos factores que pueden ser importantes para lograr un diagnóstico preciso (Tablas 1 y 2).

Niños y adolescentesSubluxación rotuliana Apofisitis tibial (lesión de Osgood-Schlatter)Rodilla de saltador (tendinitis rotuliana) Dolor referido: deslizamiento de la epífisis de la cabeza femoral, otros Osteocondritis disecanteAdultosSíndrome de dolor patelofemoral (condromalacia rotuliana)Síndrome de plica medial Bursitis del pie Traumatismos: Esguinces ligamentosos (cruzado anterior, colateral medial, colateral lateral), rotura meniscal Artropatía inflamatoria: artritis reumatoide, síndrome de Reiter Artritis sépticaAdultos mayoresOsteoartritis Artropatía inflamatoria inducida por cristales: gota, pseudogota Quiste poplíteo (quiste de Baker)

Ejercicios para aliviar el dolor de rodilla

Las lesiones por uso excesivo de la rodilla son el resultado de microtraumatismos asociados a la actividad física y el ejercicio que superan la tolerancia tisular de la estructura afectada. Cada una de estas fuerzas repetitivas se aplica a músculos, tendones, cartílagos o huesos con una intensidad inferior al umbral de lesión aguda.1 Entre las lesiones de rodilla por uso excesivo más comunes en adultos se incluyen el síndrome de dolor patelofemoral, el síndrome de la banda iliotibial y la tendinopatía del cuádriceps/patelar.

Más Información
Hace un año tuve un esguince rodilla: ¿Cómo puedo fortalecer los músculos de la rodilla después de esta lesión?

La mayoría de las lesiones de rodilla por uso excesivo son de etiología multifactorial e implican factores extrínsecos (errores de entrenamiento) o intrínsecos (variaciones anatómicas y biomecánicas). Los errores de entrenamiento incluyen una intensidad excesiva o un aumento rápido de la carga de trabajo. Las variaciones anatómicas y biomecánicas, como el aumento del ángulo del cuádriceps, la desviación en valgo de la rodilla y los pies en pronación, afectan a las fuerzas que se aplican a la articulación de la rodilla.1

La progresión de la enfermedad y los enfoques de intervención varían en función de la lesión por sobreuso identificada y la etiología, con enfoques de tratamiento multifacéticos que abordan tanto los factores intrínsecos como extrínsecos subyacentes a la lesión. En las primeras fases de los trastornos por uso excesivo de la rodilla, el dolor aparece mientras se realiza la actividad predisponente y mejora con el reposo. Una tendinopatía puede progresar de dolor sólo después de la actividad a dolor durante la actividad, que no interfiere con la participación, dolor tanto durante como después de la participación, que interfiere con la competición, y finalmente a una rotura completa del tendón. Cuando se reanuda el ejercicio, tras periodos de descanso, el dolor puede reaparecer si no se corrigen el entrenamiento, el calzado o los errores biomecánicos.6

Cuál es la forma más rápida de aliviar el dolor de rodilla

Las rodillas de los niños son más vulnerables a las lesiones por accidentes o deportes de lo que se piensa. Los especialistas en ortopedia y medicina deportiva de Children’s están capacitados para diagnosticar, tratar y prevenir el dolor y las lesiones de rodilla en niños, adolescentes y adultos jóvenes, desde el nacimiento hasta los 18 años.

Más Información
Aplicación de la técnica de Kinesiotaping o vendaje neuromuscular para cervicalgias

Algunas de las lesiones más comunes en niños y adolescentes que causan dolor de rodilla incluyen fracturas, dislocaciones y esguinces y desgarros de tejidos blandos como ligamentos y tendones. En muchos casos, las lesiones afectan a más de una estructura de la rodilla.

En Children’s Healthcare of Atlanta, nuestros especialistas en ortopedia pediátrica y medicina deportiva están especialmente capacitados para reconocer los signos y síntomas específicos que pueden estar causando el dolor de rodilla de su hijo o adolescente con el fin de hacer un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento.

La rodilla es la articulación más grande del cuerpo y está formada por muchas estructuras importantes y complejas. Las lesiones de rodilla, especialmente en niños y adolescentes que aún están creciendo, pueden provocar daños a corto y largo plazo. Si su hijo está experimentando dolor en la rodilla, especialmente si usted nota cualquier cojera, es importante que él temporalmente detener la actividad y que programar una cita para que la rodilla de su hijo evaluado por uno de nuestros especialistas tan pronto como sea posible para ayudar a prevenir posibles daños adicionales en la rodilla.