Descubrir lo invisible: Dolor y depresión en la EM

La depresión afecta a más de 100 millones de personas en todo el mundo y puede ser absolutamente devastadora para la salud y la calidad de vida de una persona. Es una enfermedad muy incomprendida y estigmatizada, que a menudo no se trata durante demasiado tiempo. Ahora, puede que te estés preguntando: “¿Por qué escribe un fisioterapeuta sobre un trastorno psicológico?”. Pues bien, resulta que la investigación está demostrando cada vez más que a un nivel básico, los problemas ortopédicos y psicológicos no son tan diferentes después de todo, y un tratamiento eficaz para ambos podría ser similar… ¡ejercicio!

El uso de un programa de ejercicio específico para la rehabilitación de lesiones ortopédicas está bien documentado y aceptado en la comunidad médica (por lo tanto, en el campo de la fisioterapia). Sin embargo, el ejercicio también tiene una historia bien documentada de éxito en la mejora de los síntomas de la depresión. En varios estudios, se ha demostrado que es tan o más eficaz como tratamiento de la depresión que ciertos fármacos antidepresivos. El ejercicio inunda el cerebro de los neurotransmisores que están “atascados” en las personas con depresión clínica (serotonina, norepinefrina, dopamina). Hacerlo de forma rutinaria puede ayudar a equilibrar el estado de ánimo y promover una mayor sensación de bienestar. Lo bonito es que ni siquiera importa el tipo de ejercicio que se realice. Cualquier cosa que aumente el ritmo cardíaco durante un periodo prolongado de tiempo tiene exactamente el mismo efecto, por lo que los ejercicios “específicos” para la depresión deberían dirigirse a lo que más le guste a la persona afectada.

¿Puede la fisioterapia tratar la depresión?

Para muchos pacientes, los síntomas depresivos se resuelven en el curso de la fisioterapia, y la resolución se asocia con mejoras a largo plazo del dolor y la discapacidad.

Más Información
¿Cómo tratar una sinovitis coxofemoral izquierda?

¿Qué ejercicios de fisioterapia para la depresión?

¿Qué entrenamientos combaten mejor la depresión? “Hasta la fecha, las pruebas más sólidas parecen apoyar el ejercicio aeróbico”, dice el Dr. Muzina. Esto incluye correr, nadar, caminar, hacer senderismo, clases de aeróbic, bailar, esquí de fondo y kickboxing.

¿La actividad física reduce el estrés y la depresión?

El ejercicio regular puede aumentar la confianza en uno mismo, mejorar el estado de ánimo, ayudar a relajarse y reducir los síntomas de la depresión leve y la ansiedad. El ejercicio también puede mejorar el sueño, que a menudo se ve alterado por el estrés, la depresión y la ansiedad.

Terapia de ejercicio para enfermedades mentales

La fisioterapia puede hacer algo más que tratar los dolores y molestias relacionados con las lesiones ortopédicas laborales: los estudios demuestran que también puede ayudar a mejorar el estado de ánimo de los pacientes. La investigación ha descubierto una relación entre el dolor y la depresión, lo que sugiere que más de un tercio de las personas con dolor crónico de espalda o cuello también muestran signos de depresión. Además de tratar el dolor crónico, la fisioterapia combate la depresión.

Numerosos estudios realizados durante los últimos 30 años han indicado que el ejercicio puede mejorar el estado de ánimo y la mentalidad, ayudando incluso a eliminar capas de depresión. Investigaciones más recientes sugieren que los sentimientos y pensamientos de depresión pueden remitir con la introducción de la fisioterapia para el dolor de espalda y cuello.

La depresión clínica, que afecta a más de 15 millones de estadounidenses, es uno de los problemas de salud mental más comunes que pesan sobre los recursos de nuestro país. La depresión es más que un ataque ocasional de tristeza; interfiere en el funcionamiento normal y la vida cotidiana. La depresión puede aparecer junto con otras afecciones médicas, como la diabetes o la enfermedad de Parkinson, pero también puede deberse a un acontecimiento vital importante, como una lesión laboral o un fallecimiento en la familia. Los expertos saben ahora que las afecciones médicas pueden potenciar los síntomas de la depresión, y viceversa.

Más Información
Estrés y Dolor miofascial

Salud mental: Cómo puede ayudar el ejercicio

En contra de algunas creencias, la depresión no es una afección puramente psicológica. Muchos factores sistémicos -desde desequilibrios químicos hasta dolores crónicos- pueden desencadenar la depresión. Sin embargo, cuando la medicación y la terapia fallan, la fisioterapia puede ayudar a menudo a las personas que sufren depresión.

Dado que el dolor crónico es una de las principales causas de depresión, podemos ayudar a una persona a modificar su comportamiento para reducir el dolor en la vida cotidiana. Los trabajadores lesionados en el trabajo a menudo caen en una depresión provocada por el dolor crónico que puede aliviarse mediante el ejercicio y la alteración del estilo de vida. Se ha observado que las mujeres que sufren depresión posparto muestran una mejoría significativa cuando participan en un programa de ejercicio.

Los cursos individualizados de terapia de ejercicio muestran fuertes resultados en la lucha contra la depresión. Se ha demostrado que las endorfinas liberadas por el cerebro durante el ejercicio reducen el dolor y mejoran el estado de ánimo. El ejercicio también ayuda a las personas cuya depresión está relacionada con problemas de baja autoestima o imagen corporal.

Los fisioterapeutas también pueden combatir la depresión con el simple hecho de diagnosticar la enfermedad. A menudo, durante un curso de fisioterapia para otra afección, podemos reconocer cuándo un paciente muestra signos de depresión. Trabajamos con especialistas que pueden indicar al paciente tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas que no pueden tratarse físicamente. Muy a menudo, los pacientes deprimidos sufren afecciones psicosomáticas que no son consecuencia de ninguna lesión o enfermedad física. La capacidad de reconocer que el origen del dolor no es físico puede ser crucial para ayudar a una persona que lo necesita.

Más Información
Sufro de falsa ciática: codo de tenista y sobrepeso: ¿ Puede ser por la vesícula?

Cómo puede beneficiar la fisioterapia a los pacientes con depresión

La fisioterapia puede hacer algo más que tratar los dolores y molestias relacionados con lesiones ortopédicas deportivas y laborales; los estudios demuestran que también puede ayudar a mejorar el estado de ánimo de las personas. La investigación ha descubierto un vínculo entre el dolor y la depresión, lo que sugiere que más de un tercio de las personas con dolor crónico de espalda o cuello también muestran signos de depresión.

Investigaciones más recientes, incluido un artículo publicado en el Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, sugieren que los sentimientos y pensamientos de depresión pueden disminuir con la introducción de la fisioterapia para el dolor de espalda y cuello.

En este estudio, el 40% de los pacientes evaluados mostraron una disminución de los sentimientos y pensamientos de depresión tras el tratamiento de fisioterapia para tratar el dolor y las limitaciones funcionales de una lesión ortopédica relacionada con el trabajo. Un año después del tratamiento, los que mostraban signos de mejoría de sus síntomas de depresión eran más propensos a haber vuelto al trabajo y a informar de una menor intensidad del dolor. Por el contrario, los individuos que no mostraron mejoras en los síntomas de depresión tenían menos probabilidades de haber vuelto al trabajo.