Pronación del pie

SobrepronaciónLa sobrepronación es un trastorno en el que el pie se inclina excesivamente hacia abajo y hacia dentro. El arco puede alargarse y hundirse (o “caer”) y el talón se inclina hacia dentro. La sobrepronación no debe confundirse con la pronación.

Afecciones comunes de la sobrepronación:SubpronaciónLa subpronación es una afección comúnmente denominada supinación. Una estructura de pie subpronada puede tener un arco anormalmente alto o un empeine que tiene muy poca flexibilidad al estar de pie. El talón suele inclinarse hacia fuera, cargando más peso en el borde exterior del pie. Es frecuente la formación de callosidades bajo el nudillo del dedo pequeño debido al peso en el exterior del pie.

La sobrepronación y la hipopresión describen movimientos generales del pie. Estos términos no describen necesariamente un problema médico. Por ejemplo, se puede tener sobrepronación y no tener ningún problema ni síntoma. Es importante que la estructura de su pie y los síntomas sean evaluados adecuadamente por su médico y un profesional cualificado, como un podólogo certificado canadiense.

¿Pueden corregirse los pies pronados?

La sobrepronación se produce cuando la marcha (la forma de caminar o correr) hace que los arcos de los pies se aplanen más de lo normal. La sobrepronación aumenta el riesgo de lesionarse el pie y la pierna. Pero puedes corregir el problema con ejercicio y añadiendo plantillas ortopédicas a tu calzado.

¿Se puede corregir la sobrepronación de forma natural?

¿Se puede curar la sobrepronación con ejercicios? Si se detectan a tiempo, los ejercicios pueden ser muy útiles para tratar el pie plano. Se recomiendan tanto ejercicios de fortalecimiento como de estiramiento. Los ejercicios para pies planos ayudan a fortalecer el arco del pie y la zancada, y reducen la carga del pie asociada a la sobrepronación.

Más Información
ICTUS o accidente cerebro vascular: Qué es: tipos: factores de riesgo: detección y tratamiento en fisioterapia

¿Es necesario operar la pronación?

El tratamiento conservador de la pronación excesiva consiste en realinear el pie con una órtesis rígida. Esto realinea la articulación subastragalina y restablece la posición correcta de la articulación y la tracción muscular. La órtesis se utiliza a largo plazo o de por vida. La reconstrucción quirúrgica es una opción, pero es compleja y requiere un largo periodo de recuperación.

Pronación del tobillo

La pronación excesiva del pie y del tobillo es un problema común entre muchas personas. Con el tiempo, puede provocar dolencias crónicas difíciles de tratar porque afectan a las articulaciones de los pies, concretamente a los tobillos o las rodillas. Afortunadamente, hay algo de luz al final del túnel para ti: en este blog aprenderás ejercicios para la pronación del tobillo y del pie que te ayudarán a corregir la pronación excesiva en estas zonas con el objetivo de prevenir futuros problemas causados por ella.

La pronación excesiva es una condición que hace que el tobillo y el pie rueden hacia dentro al absorber el impacto durante el movimiento. Con el tiempo, esto puede conducir a dolencias crónicas como la fascitis plantar o la tendinitis de Aquiles si no se controla. Este pasaje habla de cómo la pronación excesiva puede causar inflamación excesiva en ciertas áreas de su cuerpo, lo que podría resultar de muchos tratamientos diferentes, pero por lo general incluye el uso de zapatos de apoyo con amortiguación para mayor comodidad al caminar todo el día en el trabajo.

Más Información
Disquinesia Escapular y tratamiento fisioterapéutico

El tipo más común de sobrepronación es cuando el pie de una persona se dobla excesivamente hacia dentro al correr o caminar. Las dolencias crónicas están causadas por la inflamación que afecta a ciertas partes, como los dedos de los pies (hallux limitus), el tobillo (gota) o la metatarsalgia, que se produce cuando se ha producido un daño debido a la tensión repetida en una zona.

Corregir la sobrepronación

Los artículos de Verywell Fit son revisados por médicos colegiados y profesionales de la salud especializados en nutrición y ejercicio. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

La pronación es el movimiento natural del pie al caminar y correr. La marcha puede mostrar un patrón de pronación neutra, sobrepronación o supinación (infrapronación). La sobrepronación se produce cuando la forma de caminar hace que los arcos se aplanen con el tiempo, provocando tensión en los músculos del pie y de la pierna. Las tensiones de la sobrepronación o la supinación se han relacionado con un mayor riesgo de lesiones.

Los zapatos con control de movimiento y las plantillas ortopédicas pueden ser recomendables si eres sobrepronador, mientras que los zapatos flexibles y acolchados son mejores para las personas que supinan. Infórmate sobre estos patrones de la marcha y qué puedes hacer para corregirlos si te causan dolor (muchas personas sobrepronan o supinan sin sufrir efectos adversos).

Más Información
Bruxismo: Qué es

Ejercicios de sobrepronación

La pronación se produce cuando el tobillo se dobla ligeramente hacia dentro al caminar o correr, empujando hacia abajo el arco del pie y aplanándolo parcialmente. Aunque la pronación es necesaria para distribuir el peso en el pie, puede crear problemas si se sobreprona, ya que el pie puede aplanarse, causando dolor y aumentando el riesgo de lesiones[1].

Si sospechas que tienes sobrepronación, ¡no desesperes! Puedes corregir los pies pronados con cambios en tu estilo de vida y estiramientos para fortalecer los arcos. Si sigues teniendo problemas, acude al médico.

“Visité a un podólogo por mis arcos altos y la pronación. Creo que se quedó perpleja porque mi pie y mi posición no son los normales. Lo único que me sugirió fue una férula para un pie o una pierna. Este artículo me ayudó con algunos ejercicios y estiramientos.”…” más