Calambres nocturnos en las piernas

Los calambres suelen ser inofensivos, pero a veces pueden ser síntoma de un trastorno médico subyacente, como la aterosclerosis (estrechamiento de las arterias). Los calambres regulares o los calambres intensos que duran más de unos minutos siempre deben ser investigados por su médico. Síntomas de los calambres musculares

El tejido muscular depende, en parte, de una serie de minerales, electrolitos y otras sustancias químicas para contraerse y relajarse. Algunas de estas sustancias importantes son el calcio, el magnesio, el potasio y el sodio. Una dieta inadecuada, la deshidratación, los vómitos y la diarrea son algunos de los factores que alteran el equilibrio de minerales y electrolitos del organismo y hacen que los músculos sean más propensos a sufrir calambres.

La tetania es una forma especial de calambre: puede producirse al respirar en exceso, lo que provoca un bajo nivel de dióxido de carbono en la sangre. Suele estar provocada por la ansiedad. Factores de riesgo de los calambres musculares

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web sólo tiene fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Más Información
Tratamiento recomendado para la lesión de epitrocleitis o codo de golfista

¿Cuál es el mejor tratamiento para los calambres?

Aplicar calor o frío. Utiliza una toalla caliente o una almohadilla térmica sobre los músculos tensos o agarrotados. También puede ayudar darse un baño caliente o dirigir el chorro de una ducha caliente sobre el músculo acalambrado. Otra opción es masajear el músculo con hielo para aliviar el dolor.

¿Pueden ser graves los calambres?

Debe buscar ayuda médica inmediata si: Los calambres duran más de 10 minutos y no mejoran a pesar del ejercicio.

¿Cuál es la mejor bebida para prevenir los calambres musculares?

Beba mucho líquido. Las bebidas deportivas, como Gatorade, suelen aliviar los calambres en las piernas.

Calambres periodo

Todos tenemos dolores de estómago y abdominales de vez en cuando, y no suelen ser graves. Pero pueden ser una señal de que algo dentro de tu cuerpo no está funcionando como debería, sobre todo si tienes un dolor de estómago intenso o agudo. Las causas pueden ser desde gases o un tirón muscular hasta algo tan grave como una infección interna o un infarto de miocardio. Si tienes dolores de estómago a menudo, o te duelen mucho o no desaparecen, puede que necesites ir al médico.

El médico le hará un examen físico completo y le pedirá que describa sus síntomas y su historial médico. Hay muchos tipos de dolor, y el médico puede preguntarte si es leve o intenso, si te quema o te duele, si es sordo o agudo, si te da calambres o cólicos, si es puntual o generalizado, constante o en oleadas. Toda esta información ayudará al médico a averiguar la causa del dolor y determinar qué hacer al respecto.

Más Información
Tendinitis de Aquiles: tratamiento en fisioterapia

Su médico puede pedirle análisis de orina, sangre y heces. Las pruebas de imagen también son útiles para detectar anomalías en el interior del aparato digestivo y otros órganos. Estas pruebas pueden incluir radiografías, tomografía computarizada, ecografía, enema opaco o endoscopia.

Cómo detener un calambre en la pierna

El dolor o las molestias abdominales pueden ser leves o intensos. Puede aparecer de repente (agudo); puede ser algo que experimente de vez en cuando (recurrente); o puede ser un síntoma continuo que dure más de 3 meses (crónico). También puede empezar siendo leve y empeorar constantemente (progresivo). El dolor que aparece y desaparece en oleadas se denomina dolor tipo cólico.

El dolor también puede ir acompañado de otros síntomas, como sensación de malestar en el abdomen, hinchazón, estreñimiento, flatulencias, eructos, fiebre, acidez, náuseas, vómitos, fiebre, deshidratación o pérdida de apetito.

La causa del dolor influirá en la duración de los síntomas. La gastroenteritis suele durar unos días antes de desaparecer. La intoxicación alimentaria puede tardar unas horas o días en desarrollarse y luego puede durar varios días.

El dolor abdominal suele estar causado por un problema en el tubo digestivo (intestino). Sin embargo, también puede estar causado por otros órganos situados en el abdomen, como los riñones. Los grandes vasos sanguíneos, como la aorta, también se encuentran en el abdomen y pueden provocar dolor. El dolor abdominal puede estar causado incluso por algunos medicamentos.

Calambres musculares por todas partes

Los espasmos musculares también se conocen como calambres musculares, los espasmos se producen cuando un músculo se contrae involuntaria y forzadamente y no puede relajarse. Se producen con frecuencia y pueden afectar a cualquier músculo. Afectan a parte o a la totalidad de un músculo o a varios músculos de un grupo. Las localizaciones más habituales de los espasmos musculares son los muslos, las pantorrillas (la parte posterior de la pierna), los arcos, las manos, los brazos, el abdomen y, a veces, a lo largo de la caja torácica. Cuando se producen en las pantorrillas, en particular, estos calambres se denominan “caballos de Charley”.

Más Información
Miastenia Gravis mediante ejercicio físico y fisioterapia respiratoria

Los espasmos musculares varían en intensidad, desde leves sacudidas hasta dolor intenso. El músculo espástico puede sentirse más duro al tacto o aparecer visiblemente distorsionado. Puede mostrar signos visibles de contracciones. Los espasmos suelen durar desde unos segundos hasta 15 minutos o más y pueden repetirse varias veces antes de desaparecer.

Los espasmos musculares pueden ocurrirle a cualquiera. Tanto si eres mayor como joven, sedentario o activo, puedes sufrir espasmos o calambres musculares. Pueden producirse al caminar, sentarse, realizar cualquier ejercicio o incluso dormir. Algunas personas son propensas a los espasmos musculares y los sufren regularmente con cualquier esfuerzo físico. Sin embargo, quienes corren más riesgo de sufrir espasmos musculares son los bebés, los ancianos (mayores de 65 años), las personas que se esfuerzan demasiado durante el ejercicio, los enfermos y los deportistas de resistencia.