Pilates para el vientre después del parto

Todo el mundo decía que sería “fácil” porque yo era entrenadora personal e instructora de Pilates. No resultó así, pero me alegré de tener el conocimiento y la “sensación” de una buena técnica de Pilates para ayudarme a recuperarme de un prolapso extremo del suelo pélvico, coxis y hematomas internos en los que no pude sentarme ni caminar correctamente durante meses, pérdida del control de la vejiga, dolor extremo de la sínfisis púbica y la zona lumbar y una separación abdominal de siete dedos (diástasis de rectos).

Personalmente te recomiendo que hagas ejercicios con el peso del cuerpo, incluyendo tanto trabajo de Pilates en colchoneta como sea posible, para que realmente conectes tu mente y tus músculos, además de utilizar aparatos que tengas disponibles en casa o en un estudio cercano junto con esto.

¿Ayuda el Pilates con la barriga posparto?

“El pilates postnatal puede ayudar con la diástasis de rectos, ya que fortalece toda la zona abdominal”, afirma Rebecca Convey, propietaria de Kinetic Pilates, en el norte de Londres. Esto incluye los abdominales transversos, que cuando se activan y fortalecen adecuadamente pueden ser eficaces para ayudar a cerrar la brecha causada por la diástasis de rectos”.

¿Por qué Pilates es bueno después del parto?

El Pilates postnatal beneficia significativamente a los músculos centrales. Tras el embarazo, los músculos centrales de la mujer pueden debilitarse y estirarse. Pilates ayuda a fortalecer los músculos más profundos del tronco, así como los músculos laterales, los de la espalda y los de la parte superior e inferior. Esto le garantiza una fuerza y estabilidad completas.

Más Información
10 ejercicios para trabajar y fortalecer tus hombros

¿Cuándo se puede hacer Pilates después de dar a luz?

Consulta siempre con tu médico antes de iniciar este o cualquier programa de fitness posparto; deberás esperar al menos seis semanas después de haberte sometido a una cesárea.

Entrenamiento post embarazo

Escrito por Mariam Kilpatrick – Fisioterapeuta, Instructora clínica de Pilates, Corredora de ultramaratones y madre estupendaDespués de 9 largos meses, por fin ha llegado tu precioso bebé. Adiós a sentirte como una ballena hinchada y adiós al ardor de estómago. Di hola a dormir boca abajo y a volver a comer queso apestoso y sushi. Estás deseando volver a hacer ejercicio, sentir el subidón de endorfinas y recuperar el cuerpo que tenías antes del embarazo. Has pasado la revisión de las 6 semanas y el médico te ha dado el visto bueno para hacer ejercicio. ¡Sí! PERO… sí, hay un pero. A veces puede resultar más perjudicial que beneficioso forzar el cuerpo más de lo que está preparado. En este artículo repasamos las pautas para retomar el ejercicio postnatal de forma segura y analizamos los beneficios específicos del Pilates postnatal, entre los que se incluyen la mejora de la función del suelo pélvico y la reducción de la diástasis de rectos (separación abdominal). Sigue leyendo ….

Como dice el refrán, no se debe construir una casa sobre cimientos débiles. Para muchas mujeres, se ha convertido en algo habitual aceptar que “se escape un poco de pipí” con un estornudo o corriendo hacia el autobús, sólo por haber tenido un bebé. Pero tenga la edad que tenga tu bebé, 6 semanas o 6 años, esto no debería ser la norma percibida. Algunas mujeres pueden sentirse avergonzadas al plantear sus preocupaciones sobre la continencia y otras cuestiones íntimas, pero esto nunca debería ser así. Por favor, busque pronto asesoramiento profesional, ya que con la ayuda y orientación adecuadas, estos problemas pueden y deben abordarse.

Más Información
Me operé de hallux valgus y dedo garra hace más de 2 meses y tengo muy rígido el dedo ¿Qué ejercicios puedo hacer?

Pilates postparto cerca de mí

Las investigaciones demuestran que las mujeres embarazadas que se mantienen activas se sienten mejor, tienen un parto mejor y se recuperan más rápido. Hemos pedido a los expertos de FittaMamma que nos expliquen por qué Pilates es el régimen de ejercicios perfecto, tanto durante como después del embarazo.

No hay razón para no practicar Pilates durante todo el embarazo, adaptando las distintas rutinas de ejercicio a medida que aumenta la barriga. Muchas mujeres se dan cuenta de que pueden seguir practicando Pilates hasta que nace el bebé, incluso cuando otras formas más enérgicas de ejercicio les resultan incómodas. Los movimientos precisos y controlados te ayudarán a adaptarte a los cambios de tu cuerpo y pueden ser muy beneficiosos durante el parto, ya que aceleran la recuperación posterior.

El pilates fortalece los abdominales profundos, la espalda y los músculos del suelo pélvico sin sobrecargar el resto de las articulaciones. Aunque tu rutina habitual de ejercicio físico consista más en correr, montar en bicicleta o hacer ejercicio en el gimnasio, intenta incluir también algunos ejercicios de Pilates. Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio con regularidad, no hay razón para no empezar a practicar Pilates durante el embarazo, aunque te aconsejamos que esperes hasta el segundo trimestre.

Pilates postparto – youtube

Pilates postparto es una de las mejores formas de autocuidado que las mamás pueden hacer, promoviendo la alineación de todo el cuerpo, una mejor postura y una mayor conciencia de su “nuevo” cuerpo después del parto, que trabajan mano a mano para prevenir problemas como el dolor lumbar y la tensión en los hombros y el cuello. La respiración profunda e intencionada durante el Pilates oxigena tanto los músculos como el cerebro, lo que se traduce en una mayor claridad mental y paciencia. El aumento de la circulación que obtendrá al realizar movimientos de Pilates dará energía a su cuerpo de la cabeza a los pies, algo que resulta especialmente útil para los padres privados de sueño.

Más Información
Ejercicio de tracción para liberar la tensión en la columna lumbar

El Pilates posparto (o postnatal) está diseñado específicamente para el cuerpo después del parto, y esto incluye a las mujeres que han tenido partos vaginales o cesáreas. Una vez que el médico te da permiso para empezar a moverte, el Pilates puede ayudar a acelerar el proceso de curación, aumentando el flujo sanguíneo y la oxigenación para ayudar a reparar los músculos dañados, como el transverso abdominal (los abdominales más profundos que forman un “corsé” alrededor del torso) y los oblicuos (la cintura).