Liberación del psoas

DOLOR DE CADERA La articulación de la cadera es la mayor articulación esférica del cuerpo. Conecta la pelvis con el hueso del muslo (fémur). La cavidad se denomina acetábulo y la bola es la cabeza del fémur. La articulación de la cadera es robusta, diseñada y construida para soportar un gran desgaste, pero, a pesar de su durabilidad, la articulación no es indestructible, y el dolor articular de cadera es frecuente.La mayoría de la gente piensa en la artrosis como la causa del dolor de cadera, pero el dolor de cadera puede estar causado por una amplia gama de problemas.El dolor de cadera afecta a hombres y mujeres, jóvenes o mayores. Puede comenzar repentina o lentamente y puede ser leve o debilitante. Puede sentirse en una pequeña zona alrededor de la cadera o en una zona circundante más amplia. El dolor de cadera suele ser agudo o de corta duración, y dura unos pocos días. Suele mejorar por sí solo con los cuidados personales. Se denomina dolor de cadera subagudo si dura entre 4 y 12 semanas.El dolor de cadera crónico, en cambio, dura 3 meses o más, incluso después de haber tratado la lesión inicial o la causa subyacente del dolor. El dolor de cadera crónico puede aparecer en algunas personas que padecen dolor de cadera agudo. Esto significa que en un pequeño porcentaje de personas el dolor puede continuar durante mucho más tiempo de lo esperado y, en algunos de esos casos, el dolor crónico de cadera puede ser debilitante y difícil de tratar.

¿Puede el músculo psoas causar dolor inguinal?

Suele ser consecuencia de un uso excesivo o de un traumatismo. Con frecuencia se conoce como cadera de saltador o cadera de bailarín. Es una causa frecuente de dolor inguinal en atletas, especialmente en deportes de patada o en atletas adolescentes durante el estirón.

Más Información
Pie equino

¿Puede el músculo psoas causar dolor de espalda?

El síndrome del psoas puede causar diversos síntomas, entre los que se incluyen: Dolor lumbar, el síntoma más común, aunque puede ser sintomático de muchas afecciones.

¿Puede el psoas tenso causar dolor de cadera?

Si hay tensión en la zona, estos nervios pueden comprimirse en su recorrido por los músculos. Por ello, un psoas tenso puede causar síntomas aparentemente inconexos, como dolor de espalda, dolor de piernas, dolor de cadera, dolor de vejiga, dolor pélvico y problemas digestivos.

Artrosis de la articulación femoroacetabular

El dolor anterior de cadera es un problema común que suele ser difícil de diagnosticar y tratar.1 Determinar la causa exacta del dolor de cadera puede ser difícil por varias razones. Las múltiples estructuras de la cadera tienen el potencial de producir síndromes de dolor similares; además, el dolor en la región de la cadera puede proceder de estructuras profundas que no son palpables. Las afecciones patológicas, desde una distensión muscular o tendinosa benigna hasta una fractura por estrés del cuello femoral potencialmente catastrófica, pueden tener presentaciones clínicas similares.

En este artículo se revisan muchos de los problemas de cadera en adolescentes y adultos que cursan con dolor anterior (Tabla 1). No se tratan las afecciones de la columna lumbar que irradian dolor a la parte anterior de la cadera. Se incluye una breve revisión del dolor de cadera en adolescentes.

En este artículo, el término “dolor anterior de cadera” se aplica a los síntomas que se extienden medialmente a la sínfisis púbica, lateralmente a la espina ilíaca anterosuperior, superiormente a la parte inferior del abdomen e inferiormente a los 5 a 10 cm proximales de la parte anterior del muslo (Figura 1). El término “ingle” se refiere a la cara inferomedial de la parte anterior de la cadera.

Más Información
Ganglio linfático

Dolor en la articulación femoroacetabular

La bursitis de cadera (también conocida como síndrome de dolor del trocánter mayor) es una inflamación de la bursa de la cadera, una almohadilla que protege el tendón y los músculos del roce con el hueso. Dado que el cuerpo de un adulto contiene 160 bursas (la forma plural de bursa), también se puede tener bursitis en otras partes del cuerpo, como los hombros, las rodillas o los codos.

La bursitis de cadera puede producirse en las bursas de la parte exterior o interior de la cadera. El tipo de bursitis de cadera depende de dónde se encuentre la bursa afectada y de si está infectada. Los principales tipos de bursitis de cadera son:

Tanto si sabe que tiene bursitis de cadera como si no está seguro de cuál es la causa de su dolor de cadera, podemos ayudarle. Nuestro equipo ortopédico puede identificar el origen de su dolor y ofrecerle tratamientos personalizados que le ayudarán a encontrar alivio.

Aunque no es frecuente que la bursa inflamada de la cadera se infecte, cuando ocurre, se denomina bursitis séptica, y puede ser peligrosa. Acude al médico de inmediato si tienes dolor y enrojecimiento en la cadera junto con fiebre, escalofríos o náuseas. La bursitis séptica requiere tratamiento con antibióticos para que la infección no se propague.

Degeneración de la articulación femoroacetabular

Dolores agudos, rigidez, sensibilidad… son síntomas bastante comunes asociados a una afección de cadera. ¿Cómo saber si el dolor se debe a una bursitis de cadera o a una artrosis de cadera? Estas afecciones comparten muchos síntomas, por lo que a los pacientes les resulta difícil saber cuál es la causa de sus molestias y de la disminución de su movilidad.

Más Información
Membrana peritoneo

Nuestro equipo de especialistas en cadera tiene una amplia experiencia en el tratamiento de ambas afecciones, y le ayudará a determinar la afección específica de su cadera y a prescribir un plan de tratamiento eficaz diseñado para adaptarse a usted y a sus objetivos.

“Hay dos bursas importantes en la cadera que son propensas a la inflamación”, dice el Dr. Sparling. “Una bursa es especialmente propensa a la bursitis porque cubre el fémur. La otra está en el interior de la cadera, cerca de la ingle”.

La bursitis de cadera afecta con más frecuencia a personas de mediana edad o mayores. La bursitis de cadera suele estar causada por una lesión en la cadera, una lesión por uso excesivo o una afección/enfermedad de la columna vertebral. También pueden influir otros factores, como la artritis reumatoide, los espolones óseos o intervenciones previas en la cadera.