3 meses tras fractura proximal de húmero

Los pacientes preguntan a menudo: “¿Habrá que quitar la placa?” durante nuestras conversaciones sobre la reparación de fracturas graves de muñeca o fracturas en otras partes de la mano y el brazo. Algunos pacientes preguntan lo mismo después de una intervención quirúrgica satisfactoria, cuando el hueso ha cicatrizado.

Una placa es una pieza metálica plana de titanio o acero inoxidable con orificios. La placa encaja en la superficie de un hueso fracturado y se colocan tornillos a través de los orificios de la placa para sujetarla al hueso.

Lo único que hace la placa es mantener unidas las piezas del hueso fracturado mientras se curan. Una vez curado el hueso, la placa y los tornillos no cumplen ninguna función. Toda la fuerza de un hueso curado procede del propio hueso. De hecho, si el hueso nunca cicatriza, una placa fuerte puede romperse fácilmente por la mitad si el paciente utiliza la mano de forma descuidada.

El tiempo de recuperación suele ser más rápido que el de la cirugía original, pero los cirujanos de muñeca suelen proteger a los pacientes con una férula o limitando sus actividades durante seis semanas para disminuir el riesgo de que vuelvan a fracturarse a través de los orificios de los tornillos. Los orificios de los tornillos se rellenan con hueso a lo largo de varios meses.

¿Cuánto tardan en curarse los huesos con placas y tornillos?

Según la Clínica Cleveland, este proceso suele durar entre seis y ocho semanas. Sin embargo, este plazo puede variar en función del tipo y la localización de la fractura.

¿Las placas y los tornillos fortalecen los huesos?

Lo único que hace la placa es mantener unidas las piezas óseas fracturadas mientras se curan. Una vez curado el hueso, la placa y los tornillos no cumplen ninguna función. Toda la fuerza de un hueso curado procede del propio hueso.

Más Información
Músculo dorsal ancho

¿Se curan antes los huesos con placas y tornillos?

No hubo diferencias significativas entre la fijación con placa y la fijación externa en el patrón de cicatrización ósea, ya que se produjo por callo perióstico, intramedular e intercortical después de ambos métodos. La rigidez aumentó más rápidamente que la resistencia, y alcanzó valores normales al cabo de unas 6 semanas.

Consejos para la recuperación de una fractura de húmero

A partir del 16 de febrero, tendremos actualizaciones planificadas del sistema que pueden causar tiempos de espera más largos si usted está programando una cita por teléfono. También puede haber retrasos al llegar a las citas programadas o al ingreso, así como al interactuar con los servicios financieros para pacientes.

El húmero es el hueso de la parte superior del brazo. Diferentes tipos de lesiones pueden dañar este hueso, provocando su fractura en 2 o más trozos. Esto puede ocurrir en la parte del húmero cercana al hombro, en la parte media del húmero o en la parte del húmero cercana al codo. En algunos tipos de fracturas de húmero, el húmero está roto pero sus piezas siguen alineadas correctamente. En otros tipos de fracturas (fracturas desplazadas), la lesión desplaza los fragmentos óseos fuera de alineación.

Si se fractura el húmero, es posible que necesite una ORIF para volver a colocar los huesos en su sitio y ayudarlos a curarse. Durante una reducción abierta, los cirujanos ortopédicos recolocan quirúrgicamente las piezas del hueso fracturado para que los huesos vuelvan a su alineación correcta. En una reducción cerrada, el médico vuelve a colocar físicamente los huesos en su sitio sin exponerlos quirúrgicamente.

Más Información
Anatomía de las dorsales: Conoce sus huesos: ligamentos: articulaciones y movimientos

Fractura proximal del húmero: señales de alarma

El hombro es una región del cuerpo más que un hueso o incluso una articulación. Los médicos se refieren a esta zona colectivamente como la cintura escapular. Hay cuatro huesos y tres articulaciones en la región. La lesión de cualquiera de ellos puede considerarse una fractura o luxación de hombro y todas afectan a la función del hombro y del brazo.La función general del hombro es proporcionar una base segura para los movimientos del brazo. La base debe ser fuerte para soportar la carga cuando se levanta algo y lo suficientemente móvil para colocar la mano en cualquier parte del espacio, desde el nivel del muslo hasta por encima de la cabeza. Muchas de las fuerzas que actúan sobre el brazo se transmiten al esqueleto a través de los músculos. El único punto de contacto óseo entre el brazo y el resto del esqueleto se encuentra entre la clavícula y el esternón.La mayoría de las fracturas en la región del hombro se producen en huesos que cicatrizan bien, por lo que la principal preocupación en el tratamiento de las fracturas de hombro es asegurarse de que el hombro seguirá funcionando bien tras la cicatrización. La lesión de cualquier parte afecta a la función de todo el sistema vinculado.Esta guía le ayudará a entender:

Amplitud de movimiento tras fractura proximal del húmero

Cuando se sufre una rotura ósea (también conocida como fractura), es importante que el hueso pueda curarse correctamente en su posición original. Existen varios tratamientos para las fracturas óseas, y el que recomiende el médico dependerá de varios factores. Entre ellos, la gravedad de la fractura y su localización. Mientras que algunos huesos pueden curarse con una escayola, otros pueden requerir tratamientos más invasivos, como la reparación de fracturas óseas.

Más Información
Características de las principales marcas de zapatillas

La reparación de fracturas óseas se utiliza cuando un hueso roto no se cura o no se curaría correctamente sólo con una escayola o una férula. La cicatrización incorrecta que requiere cirugía ORIF puede producirse en casos en los que el hueso atraviesa la piel (fracturas compuestas) y en fracturas que afectan a articulaciones, como las de muñecas y tobillos. Si no se pudieran reparar los huesos que rodean las articulaciones, la movilidad funcional de una persona podría verse gravemente afectada. PreparaciónCómo prepararse para la reparación de una fractura ósea

Informe a su médico sobre su historial médico, incluyendo cualquier enfermedad crónica o cirugía previa. Informe también a su médico de los medicamentos que esté tomando o a los que sea alérgico, incluidos los medicamentos sin receta y los suplementos.