Fracturas de mano más frecuentes

Una fractura de muñeca es una rotura o fisura en uno o varios de los huesos de la muñeca. La más común de estas lesiones se produce en la muñeca cuando las personas intentan agarrarse durante una caída y aterrizan con fuerza sobre una mano extendida.

El riesgo de sufrir una fractura de muñeca puede ser mayor si se practican deportes como el patinaje en línea o el snowboard, o si se padece una enfermedad en la que los huesos se vuelven más delgados y frágiles (osteoporosis).

Es importante tratar una fractura de muñeca lo antes posible. De lo contrario, es posible que los huesos no se curen en la alineación adecuada, lo que podría afectar a tu capacidad para realizar actividades cotidianas, como escribir o abrocharte una camisa. El tratamiento precoz también ayudará a minimizar el dolor y la rigidez.Productos y ServiciosMostrar más productos de Mayo Clinic

Cuándo llamar al médicoSi cree que puede tener una muñeca rota, acuda al médico inmediatamente, sobre todo si tiene entumecimiento, hinchazón o problemas para mover los dedos. Un retraso en el diagnóstico y el tratamiento puede provocar una mala cicatrización, una disminución de la amplitud de movimiento y de la fuerza de prensión.

¿Se puede seguir moviendo la mano con una muñeca fracturada?

Algunas personas pueden seguir moviendo o utilizando la mano o la muñeca aunque tengan un hueso roto. La hinchazón o un hueso fuera de su sitio pueden hacer que la muñeca parezca deformada. Suele haber dolor justo alrededor de la rotura y con el movimiento de los dedos.

¿Qué se siente al fracturarse la mano o la muñeca?

Signos y síntomas de una fractura de muñeca

Más Información
Paciente Responsable & Paciente Irresponsable: Nuestra actitud ante la enfermedad

Puede tener dificultad para utilizar las manos o la muñeca, así como entumecimiento y hormigueo en los dedos. Es posible que sienta dolor al intentar mover los dedos, sobre todo al agarrar un objeto. Los hematomas son también un síntoma muy común asociado a las fracturas de muñeca.

¿Cuánto tardan en curarse una muñeca y una mano rotas?

Tiempos de recuperación

Después de una fractura de muñeca, la mayor parte de la curación se produce entre 6 y 12 semanas. Es normal tener dolores y molestias después de este periodo. Esto suele ocurrir cuando se intentan actividades que no se han hecho durante un tiempo. También es normal que la zona esté más sensible durante varios meses después de la lesión.

Fracturas comunes de mano por caídas

En muchos casos, una fractura de mano se cura bien con tratamiento no quirúrgico. Dependiendo del tipo y la localización de la fractura, puede ser necesario llevar una escayola, una férula o correas durante un tiempo. Sin embargo, en el caso de fracturas más graves o de fracturas que no se alinean correctamente, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para realinear las piezas óseas rotas y mantenerlas en su sitio hasta que se curen.

La fractura de mano más frecuente es la del quinto metacarpiano, el hueso de la mano que sostiene el dedo meñique. Se suele denominar “fractura del boxeador” y afecta al “cuello” del hueso, junto a la articulación del nudillo. La fractura del boxeador suele producirse al dar un puñetazo o golpear un objeto duro con la mano cerrada en un puño. También puede deberse a una caída, un accidente de tráfico u otro traumatismo.

Más Información
Qué es la Fisioterapia Neurológica y cuáles son sus aplicaciones

(Izquierda) La fractura del dedo anular de este paciente no puede detectarse fácilmente cuando tiene la mano totalmente extendida. (Derecha) Sin embargo, cuando cierra parcialmente el puño, la fractura es más evidente. El dedo anular fracturado se superpone al meñique adyacente.

Fractura de escafoides

in Ortopedia, MuñecaApril 24, 2020 Tagged With: Ortopedia, medicina deportiva, The Bone & Joint Center, Fracturas de muñeca, dolor de muñeca Las fracturas de muñeca son comunes y por lo general ocurren si usted pone sus manos para protegerse cuando tropieza o se cae. El tratamiento de una fractura de muñeca puede variar en función de la gravedad y el tipo de fractura. Un cirujano ortopédico podrá recomendar el tratamiento adecuado para garantizar una recuperación satisfactoria de una fractura de muñeca.

Una fractura de muñeca suele causar dolor, hinchazón y sensibilidad inmediatos, y la zona afectada puede presentar hematomas o decoloración. En algunos casos, también puede haber una deformidad evidente. Si experimenta dolor intenso, tiene una fractura abierta (en la que el hueso rompe la piel), si la zona de la muñeca está deformada o entumecida, o si los dedos ya no son rosados, debe buscar tratamiento médico inmediato.

La muñeca está formada por dos huesos del antebrazo llamados radio y cúbito; el radio es el mayor de los dos. Una fractura distal del radio es una rotura cerca del extremo de la muñeca (distal) del hueso radio, donde es especialmente vulnerable. A veces, también se rompe el hueso cúbito del antebrazo, lo que se denomina fractura distal del cúbito.

Más Información
Síndrome de intestino permeable

Síndrome de la muñeca rota deutsch

Las fracturas de mano y muñeca son muy frecuentes y engloban una serie de lesiones en las que se produce una rotura o fisura en uno o varios de los huesos de la muñeca. La más común de estas lesiones se produce en la muñeca (fractura distal del radio) cuando las personas intentan agarrarse durante una caída y caen con fuerza sobre la mano extendida. Otras fracturas frecuentes de mano y muñeca son la fractura de escafoides (uno de los ocho huesos de la muñeca), la fractura metacarpiana o la fractura de falange (los huesos pequeños del dedo).

Si practica deportes como el patinaje en línea o el snowboard, o si padece una enfermedad en la que los huesos se vuelven más delgados y frágiles (osteoporosis), puede correr un mayor riesgo de sufrir una fractura de mano o muñeca.

Es importante tratar un hueso roto lo antes posible. De lo contrario, es posible que los huesos no se curen en la alineación adecuada, lo que podría afectar a tu capacidad para realizar actividades cotidianas, como escribir o abrocharte una camisa. El tratamiento precoz también ayudará a minimizar el dolor y la rigidez.