Ejercicios preprotésicos

Los cuidados del paciente inmediatamente después de la amputación de una extremidad incluyen controlar el drenaje del muñón, controlar el dolor, reducir el edema, colocar la extremidad afectada, ayudar con los ejercicios prescritos por un fisioterapeuta y envolver y acondicionar el muñón. Los cuidados postoperatorios del muñón varían ligeramente en función del lugar de la amputación (brazo o pierna) y del tipo de vendaje aplicado al muñón (venda elástica o escayola).

Tras la amputación de la extremidad y la cicatrización del muñón, el cuidado del paciente incluye los cuidados diarios rutinarios, como una higiene adecuada y la continuación de los ejercicios de fortalecimiento muscular. A medida que el paciente se recupera del trauma físico y psicológico de la amputación, tendrá que aprender los procedimientos correctos para el cuidado diario rutinario del muñón y de cualquier prótesis que pueda tener. Una prótesis de plástico -el tipo más común- normalmente debe limpiarse, lubricarse y comprobarse que se ajusta correctamente.

Guantes ▪ vendaje de presión ▪ almohadilla abdominal (ABD) ▪ equipo de succión, si se solicita ▪ trapecio aéreo ▪ cinta adhesiva de 1″ o pinzas para vendajes ▪ rollo trocanteriano (para una pierna) ▪ encogedor elástico del muñón o venda elástica de 4″ ▪ Opcional: torniquete (como último recurso para controlar la hemorragia).

¿Cuál de las siguientes opciones es prioritaria para un paciente al que se le ha amputado una extremidad?

1. Detener la hemorragia. Aplique presión directa sobre el corte o la herida con un paño limpio, un pañuelo o un trozo de gasa hasta que deje de sangrar.

Más Información
Tendinitis de codo o epicondilitis: 15 vídeos para ayudarte a solucionar este problema

¿Cómo se rehabilita a un paciente amputado?

La rehabilitación incluye ejercicios de acondicionamiento general y ejercicios para estirar la cadera y la rodilla y para fortalecer todos los músculos de brazos y piernas. Se anima a la persona a que empiece a realizar ejercicios de bipedestación y equilibrio con barras paralelas lo antes posible. Puede ser necesario realizar ejercicios de resistencia.

¿Cuáles son las fases de la formación protésica?

El entrenamiento protésico consta de 3 fases principales: entrenamiento de controles, ejercicios repetitivos y entrenamiento de habilidades funcionales bimanuales.

Terapia protésica

Amputados a nivel transradialEn las amputaciones a nivel transradial (TR), los implantes se colocan normalmente tanto en el radio como en el cúbito para obtener una fijación estable y fiable. El estado de doble pilar forma una configuración geométrica individualizada única, que hace que la conexión protésica sea especial respecto a las amputaciones a otros niveles. Una impresión individual es crucial para el éxito de la utilización de la prótesis. La impresión puede realizarse normalmente 3 semanas después de la cirugía S2, utilizando una plantilla de impresión especial en la que se captura la situación del pilar en una posición óptima. La plantilla de impresión permite al protésico optimizar la alineación protésica y comprobar la longitud protésica. Si se ha previsto un control mioeléctrico, los electrodos se colocan tomando como referencia la plantilla. La situación geométrica del pilar se copia en un “disco” de plástico. A continuación, la prótesis puede fabricarse lista para su entrega sin ningún otro control o punto de verificación. Si se utilizan electrodos mioeléctricos, se montan portaelectrodos. Para este nivel de amputación, se han colocado prótesis cosméticas, mioeléctricas, accionadas por el cuerpo y de gancho/trabajo pasivas (Fig. 6).Fig. 6Paciente transradial que utiliza una prótesis mioeléctrica de osteointegraciónImagen a tamaño completo

Más Información
Lóbulos o partes de la corteza cerebral

Bacpar

A partir del 16 de febrero, tendremos actualizaciones planificadas del sistema que pueden causar tiempos de espera más largos si usted está programando una cita por teléfono. También puede haber retrasos al llegar a las citas programadas o al ingreso, así como al interactuar con los servicios financieros para pacientes.

La amputación es la pérdida o extirpación de una parte del cuerpo, como un dedo de la mano o del pie, un brazo o una pierna. Puede ser una experiencia que cambie su vida y afecte a su capacidad para moverse, trabajar, relacionarse con los demás y mantener su independencia. El dolor continuo, los fenómenos del miembro fantasma y el trauma emocional pueden complicar la recuperación.

Una persona puede sufrir una amputación traumática por un accidente de tráfico, laboral o industrial, o por una herida de combate. Las lesiones traumáticas representan alrededor del 45% de todas las amputaciones. Una parte del cuerpo puede cortarse o arrancarse en un accidente grave, o puede quedar tan dañada por una lesión por aplastamiento o quemaduras graves que no pueda salvarse.

Un traumatismo o una enfermedad que interrumpa el flujo sanguíneo a una parte del cuerpo durante un tiempo prolongado también puede causar la muerte de un tejido que requiera una amputación. Un ejemplo es la congelación, que puede dañar los vasos sanguíneos de los dedos de manos y pies y acabar obligando a extirparlos.

Más Información
No puedo respirar bien: me duelen las lumbares: pelvis y sufro de Espondilitis Anquilosante: ¿Esto estará relacionado?

¿Qué se hace en la primera fase de rehabilitación de la amputación femoral? 2021

Lo ideal es que el técnico ortopédico y el terapeuta ocupacional colaboren en equipo antes de enyesar a los pacientes para colocarles una prótesis. Una vez que un individuo ha completado su programa de rehabilitación preprotésica y ha recibido una prótesis operativa de un CP, es imperativo que un TO proporcione entrenamiento protésico. El entrenamiento protésico es necesario para que el individuo pueda aprender a utilizar e incorporar la prótesis en su vida diaria. El entrenamiento protésico consta de 3 fases principales: entrenamiento de controles, ejercicios repetitivos y entrenamiento de habilidades funcionales bimanuales.