Osteotomía femoral antes y después

El término osteotomía femoral derotacional (OFD) hace referencia a un procedimiento diseñado para tratar anomalías rotacionales graves del fémur. La alineación rotacional del fémur se denomina torsión femoral y normalmente oscila entre 10° y 20° de antetorsión, lo que significa que el fémur “mira” hacia delante de la articulación de la cadera. La torsión femoral > 40° (antetorsión femoral grave) suele considerarse patológica y, en el caso de una cavidad poco profunda o ligamentos de la cadera sueltos, puede contribuir a la inestabilidad de la cadera (displasia) y requerir cirugía correctiva mediante DFO. Estos pacientes tienden a caminar con los “dedos de los pies hacia dentro” y sus familiares notarán que de pequeños preferían sentarse en la “posición W” con las caderas rotadas internamente. Por el contrario, la torsión femoral < -10° (retrotorsión femoral grave) también se considera patológica, ya que a menudo contribuye al pinzamiento de la cadera (FAI), lo que requiere una DFO correctiva. Estos pacientes caminan con los “dedos de los pies hacia fuera” y tienen importantes dificultades para flexionar y rotar internamente la cadera. Ciertos trastornos de la cadera en la infancia (deslizamiento de la epífisis femoral capital (SCFE)) a menudo provocan una retrotorsión femoral, que se vuelve problemática en la adolescencia y en la edad adulta temprana. Los valores intermedios de torsión femoral (entre -10° y 40°) rara vez requieren corrección quirúrgica.

¿Cómo se realiza una osteotomía femoral?

Durante la intervención, el cirujano ortopédico corta el fémur y corrige el ángulo y/o la versión del hueso. Cuando se consigue la posición deseada, se coloca una fijación metálica (clavos, placas o varillas) en el hueso para estabilizar el lugar de la osteotomía durante la cicatrización ósea [Figura 6].

¿Cuánto dura una osteotomía femoral?

La intervención suele durar de 1 a 2 horas y los pacientes permanecen en el hospital de 2 a 3 días. Los pacientes pueden cargar un 50% de peso en la pierna operada inmediatamente después de la intervención y progresar gradualmente cada semana. La cicatrización ósea tarda entre 6 y 12 semanas.

Más Información
Tengo molestias en la parte baja de la pantorrilla tras un mal paso en una caminata por una montaña: ¿Qué puedo hacer?

¿Es la osteotomía femoral una cirugía mayor?

No es una intervención especialmente arriesgada, pero suele requerir una larga recuperación. Parte de la dificultad se debe a la osteotomía del hueso grande del fémur y parte a la necesidad de tener que mover las caderas del niño para las actividades de la vida diaria.

Técnica de osteotomía de derotación femoral

La cadera es una articulación esférica, en la que la cabeza del fémur (hueso del muslo) forma la esfera y el hueso pélvico la cavidad (acetábulo). La correcta alineación del fémur en relación con el hueso pélvico desempeña un papel importante en el buen funcionamiento y la salud de la articulación. Las fracturas, la no unión de fracturas tratadas o las deformidades pueden dar lugar a una relación inadecuada entre estas estructuras, lo que provoca desgaste (artritis) y dolor en la articulación, así como deformidades en la marcha. Una osteotomía femoral es un procedimiento quirúrgico que consiste en remodelar la parte superior del fémur para realinearlo dentro de la cavidad. La corrección de la anatomía de la cadera reduce los síntomas y la progresión de la artritis.

Antes de realizar una osteotomía femoral, su médico llevará a cabo una exploración física y obtendrá los estudios de imagen adecuados para identificar la deformidad y decidir el tipo de osteotomía. Durante el procedimiento, el médico corta el fémur y lo realinea corrigiendo las deformidades rotacionales o angulares. Cuando el desplazamiento es grave, puede ser necesario acortar el fémur para evitar tensiones en los tejidos circundantes. Se colocan clavos, placas o barras metálicas para estabilizar el lugar de la osteotomía hasta que cicatrice.

Osteotomía femoral adultos

El término osteotomía femoral derotacional (OFD) hace referencia a un procedimiento diseñado para tratar anomalías rotacionales graves del fémur. La alineación rotacional del fémur se denomina torsión femoral y normalmente oscila entre 10° y 20° de antetorsión, lo que significa que el fémur “mira” hacia delante de la articulación de la cadera. La torsión femoral > 40° (antetorsión femoral grave) suele considerarse patológica y, en el caso de una cavidad poco profunda o ligamentos de la cadera sueltos, puede contribuir a la inestabilidad de la cadera (displasia) y requerir cirugía correctiva mediante DFO. Estos pacientes tienden a caminar con los “dedos de los pies hacia dentro” y sus familiares notarán que de pequeños preferían sentarse en la “posición W” con las caderas rotadas internamente. Por el contrario, la torsión femoral < -10° (retrotorsión femoral grave) también se considera patológica, ya que a menudo contribuye al pinzamiento de la cadera (FAI), lo que requiere una DFO correctiva. Estos pacientes caminan con los “dedos de los pies hacia fuera” y tienen importantes dificultades para flexionar y rotar internamente la cadera. Ciertos trastornos de la cadera en la infancia (deslizamiento de la epífisis femoral capital (SCFE)) a menudo provocan una retrotorsión femoral, que se vuelve problemática en la adolescencia y en la edad adulta temprana. Los valores intermedios de torsión femoral (entre -10° y 40°) rara vez requieren corrección quirúrgica.

Más Información
¿Cuando es bueno o malo crujir las vértebras para desbloquear la espalda?

Complicaciones de la osteotomía femoral

Una femoral distal implica un corte quirúrgico del hueso en la parte inferior del fémur. Generalmente, se realiza una bisagra de 8-15 mm para mejorar la alineación y compensar posibles problemas de la rodilla. Suelen utilizarse injerto óseo, placas y tornillos para mantener abierta la osteotomía femoral distal. Algunas osteotomías femorales distales implican la extracción de hueso donde se deja que la pierna se comprima sobre sí misma, lo que se denomina osteotomía femoral distal en cuña de cierre. La mayoría de las osteotomías que se realizan son de apertura en cuña, como se ha descrito anteriormente.

Más Información
Músculo dorsal ancho: estiramento

Hay varias indicaciones diferentes para una osteotomía femoral distal. La primera es si los pacientes son extremadamente “rodillas golpeadas” y hay una necesidad de realinear la rodilla para prevenir el daño adicional al área que ve la mayoría de la carga o el exterior de la rodilla. El segundo está en los pacientes que tienen artritis en el exterior de la rodilla y son demasiado jóvenes para un reemplazo parcial estándar de la rodilla. También, los reemplazos parciales de la rodilla del exterior de la rodilla no duran tan de largo contra el reemplazo parcial del interior así que hay incluso más razón de considerar osteotomía femoral distal comparada al reemplazo de la rodilla. Generalmente, estos pacientes son más jóvenes de 55 años. Si los pacientes tienen las rodillas “golpeadas” y artritis esto puede ser una cirugía muy eficaz y retrasar la necesidad de un reemplazo de rodilla. Esta realineación desplaza la fuerza de la parte artrítica de la rodilla a la parte normal. El último tipo de paciente son los pacientes muy jóvenes que necesitan procedimientos de trasplante de cartílago, ligamento o menisco con problemas de alineación. Esta cirugía es muy acertada en estos casos y puede mejorar dramáticamente el éxito de estos procedimientos si está hecha conjuntamente. Para los pacientes de trasplante de menisco y cartílago, “realinear” la rodilla puede aumentar la curación del trasplante y mejorar la supervivencia.