Síndrome del túnel carpiano

La determinación de la causa del dolor crónico referido en la muñeca suele ser un reto. Esto se debe en gran medida a las características anatómicas y biomecánicas de las articulaciones radiocubital distal, radiocarpiana y mediocarpiana, así como a la complejidad de la envoltura de partes blandas que las rodea. Dentro de una pequeña zona delimitada por el radio y el cúbito distales en sentido proximal y las bases de los metacarpianos en sentido distal, hay una concentración de estructuras íntimamente relacionadas, cada una de las cuales puede ser el lugar de una lesión, degeneración o enfermedad y, en consecuencia, la fuente de dolor.1

Las radiografías complementarias de la muñeca deben estar dictadas por los hallazgos de la exploración clínica, como la vista del túnel carpiano para evaluar los tubérculos óseos y las estructuras de partes blandas del túnel carpiano, las radiografías de “puño cerrado” para mejorar la detección de disociaciones escafolunares y las radiografías puntuales o tangenciales de la región dolorosa para pacientes con dolor aislado en un sitio8.

,12 El examen posterior es la artrografía, que sirve para establecer la integridad de las estructuras capsulares y los ligamentos interóseos intrasinoviales, especialmente los ligamentos escafolunar y lunotriquetral y el fibrocartílago triangular.13 También puede mostrar un plegamiento anormal de la sinovial o el aspecto ondulado propio de la sinovitis localizada. Los artrogramas son diagnósticos cuando muestran una fuga anormal de material opaco entre los espacios radiocarpiano y mediocarpiano o radiocubital distal. Para estar seguro del diagnóstico, el flujo de colorante a través de estas articulaciones se visualiza directamente por fluoroscopia. Sin embargo, este hallazgo debe evaluarse cuidadosamente en relación con la edad del paciente, sus dolencias y los hallazgos clínicos. La comunicación entre los diferentes compartimentos de la muñeca no es necesariamente el resultado de un traumatismo o una enfermedad.7 El estudio cinerradiográfico puede combinarse con la artrografía para una mayor eficacia y comodidad. A menudo, las anomalías encontradas en la artrografía permiten al examinador precisar un diagnóstico.Una RMN de buena calidad puede visualizar ocasionalmente las estructuras ligamentosas y cartilaginosas de la muñeca, en particular el complejo fibrocartílago triangular, y puede revelar la presencia o ausencia de gangliones y tendinitis ocultas.14

Más Información
Dolor en el tobillo sin razón aparente

¿Cómo puedo averiguar la causa de mi dolor de muñeca?

Diagnosticar la causa del dolor de muñeca

Golpear la zona sobre el nervio mediano para ver si se produce dolor. Comprobar la fuerza de la muñeca y los dedos. Pedir radiografías de la muñeca para evaluar los huesos y las articulaciones. Pedir una electromiografía para evaluar la salud de los músculos y los nervios.

¿Qué causa el dolor de muñeca sin lesión?

El dolor de muñeca suele deberse a esguinces o fracturas por lesiones repentinas. Pero el dolor de muñeca también puede ser consecuencia de problemas a largo plazo, como el estrés repetitivo, la artritis y el síndrome del túnel carpiano. Como hay tantos factores que pueden provocar dolor de muñeca, diagnosticar la causa exacta puede resultar difícil.

¿Debo preocuparme si me duele la muñeca?

Muchas personas experimentan dolor de muñeca en algún momento. Aparte de un esguince o una fractura, el síndrome del túnel carpiano, la tendinitis y la artritis son las principales causas de dolor de muñeca. Su médico puede ayudarle a determinar la causa de su dolor de muñeca y recomendarle los tratamientos adecuados.

Tendinitis de muñeca

Tendinitis flexora o extensora: Los tendones que mueven la muñeca, los dedos y el pulgar cruzan la muñeca tanto por el lado palmar como por el dorso (dorsal) de la muñeca. La inflamación de estos tendones puede producirse a nivel de la muñeca, provocando tendinitis y el consiguiente dolor. Este dolor puede localizarse en cualquier punto, desde el pulgar hasta el meñique, y puede haber hinchazón visible. Aunque el dolor puede aparecer en reposo, es más probable que se produzca con la resistencia a ese músculo y tendón, incluidos el agarre, el empuje de la muñeca y las actividades que requieren extremos extremos de movimiento de la muñeca.2

Tenosinovitis de DeQuervain: Todos los tendones que atraviesan el dorso de la muñeca pasan por un sistema de poleas conocido como vaina tendinosa. Además de inflamarse el propio tendón, la vaina puede inflamarse o engrosarse, provocando dolor de muñeca en el lado del pulgar. Dos de los tendones responsables del movimiento del pulgar pasan juntos por una vaina y son especialmente susceptibles a la irritación; esto se conoce como tenosinovitis de DeQuervain. Además de dolor al agarrar, puede oírse o notarse un enganche o chasquido y un aumento de las molestias cuando se mueve la muñeca hacia el meñique al doblar el pulgar. Al igual que la tendinitis flexora o extensora general, puede haber hinchazón en la cara dorsal/del pulgar. Esta afección se da más en mujeres que en hombres.1

Más Información
Presento dolor en el cuello: hombro y codo ¿Qué puede ser?

Tratamiento del dolor de muñeca

ArtroscopiaSi los resultados de las pruebas de imagen no proporcionan suficiente información, es posible que necesite una artroscopia. En este procedimiento se utiliza un instrumento del tamaño de un lápiz, denominado artroscopio, que se introduce en la muñeca a través de una pequeña incisión en la piel. El instrumento contiene una luz y una cámara diminuta que proyecta imágenes en un monitor de televisión. La artroscopia se considera el método de referencia para evaluar el dolor de muñeca a largo plazo. En algunos casos, el médico puede reparar problemas de muñeca a través del artroscopio.

Pruebas nerviosasEl médico puede solicitar un electromiograma si se sospecha la existencia del síndrome del túnel carpiano. Esta prueba mide las diminutas descargas eléctricas producidas en los músculos. Se inserta en el músculo un electrodo delgado como una aguja y se registra su actividad eléctrica cuando el músculo está en reposo y cuando se contrae. También se realizan estudios de conducción nerviosa para comprobar si los impulsos eléctricos se ralentizan en la región del túnel carpiano.Más informaciónMostrar más información relacionada

MedicamentosLos analgésicos de venta sin receta, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el paracetamol (Tylenol, otros), pueden ayudar a reducir el dolor de muñeca. Los analgésicos más potentes se venden con receta médica. En algunos casos, también puede considerarse la administración de inyecciones de corticosteroides.

¿Por qué me duele la muñeca?

Los médicos de atención primaria suelen ser los primeros en evaluar y tratar a un paciente con dolor de muñeca. Aunque la muñeca está formada por un complicado grupo de articulaciones óseas y tejidos blandos, muchos médicos de familia suelen utilizar diagnósticos de papelera como “esguince de muñeca” o “tendinitis” que hacen poco por identificar la verdadera patología de la afección. A pesar de las dificultades que presenta este complejo articular, los médicos están adquiriendo un mejor conocimiento de la fisiopatología de la muñeca gracias a una serie de posibilidades diagnósticas.

Más Información
¿Cuando: cómo y por qué usar una codera cuando tenemos una fractura de cabeza del radio?

En general, las causas del dolor de muñeca pueden dividirse en tres categorías: mecánicas, neurológicas y sistémicas. En la tabla 11-11 se enumeran las causas mecánicas habituales del dolor de muñeca, sus presentaciones clínicas y las pruebas de imagen sugeridas. En la Tabla 21.2 se enumeran otras causas frecuentes de dolor de muñeca. Los factores psicosociales también pueden influir profundamente en el dolor de muñeca, sobre todo cuando el paciente puede optar a una indemnización laboral.

Con la llegada de la era informática, el dolor de muñeca y mano se convirtió en la dolencia más frecuente de la extremidad superior. La hilera proximal de huesos de la muñeca (es decir, el escafoides, el semilunar, el triquetral y el pisiforme) se articula con los extremos distales del radio y el cúbito en un espacio limitado para permitir tres grados de libertad en la muñeca (Figura 1). En relación con el antebrazo, estos movimientos de la mano incluyen flexión-extensión, pronación-supinación y desviación radial o cubital. La estabilidad relativa de dicha movilidad requiere un sistema coordinado de ligamentos, músculos y tendones.