Causas de la pseudociática

La ciática es una enfermedad muy difícil de identificar con exactitud. En el fondo, es un síntoma de que el nervio ciático está comprimido, normalmente por un disco que se ha deslizado o puede estar herniado. El dolor ciático desciende desde la parte baja de la espalda, a través de las nalgas y a lo largo de todo el nervio ciático, llegando a veces hasta los dedos de los pies.

Hay otras afecciones que pueden provocar muchos de los síntomas del dolor ciático, aparte de la compresión del nervio ciático. Pero estas afecciones también se denominan “ciática” y entre ellas se encuentra la conocida como pseudociática.

Pero no se equivoque: la pseudociática es una enfermedad real. También es dolorosa y no debe considerarse “menos” que otras formas de ciática. De hecho, si habla con alguien que padezca pseudociática, se dará cuenta de que se trata de una enfermedad muy dolorosa.

Básicamente pseudociática es el término que se utiliza para describir la condición que surge cuando las regiones periféricas del nervio ciático se comprime. La compresión es causada generalmente por la tensión que se ha creado dentro de los músculos glúteos, que son los músculos muy grandes que forman realmente el área de la nalga y ayudan a los muslos en el movimiento eficiente. El músculo piriforme o incluso los músculos psoas también pueden causar tensión. Los músculos psoas son dos de los músculos que ayudan al tronco a ser flexible y también a mantener el muslo en rotación, por lo que la tensión dentro de estos a menudo dará lugar a problemas con las partes periféricas del nervio ciático que se comprimen.

¿Qué es una falsa ciática?

” La “falsa ciática”, también conocida como “síndrome de Piriforme”, es un dolor que comienza en la cadera y las nalgas y se extiende por toda la pierna. Esta afección suele ir acompañada de dolor lumbar, que puede ser más o menos intenso que el dolor de piernas.

Más Información
Efectos del uso de los tacones sobre la circulación

¿Existen dos tipos de ciática?

Los distintos tipos de dolor del nervio ciático son agudo, crónico, alternante y bilateral. Obtenga más información sobre las fuentes y los tipos de dolor del nervio ciático. La ciática, también conocida como dolor del nervio ciático, es una afección sorprendentemente común e incómoda.

¿Cómo diferenciar la ciática del síndrome piriforme?

Es importante entender que se trata de dos afecciones diferentes que se identifican en gran medida por el tipo de dolor que se padece. Por lo tanto, si sólo siente dolor en las caderas y las nalgas, es probable que se trate del síndrome piriforme. Si tiene dolor en las piernas, más que en la parte baja de la espalda, es probable que se trate de ciática.

Tratamiento de la pseudociática

El síndrome piriforme consiste en dolor y entumecimiento en las nalgas y en la parte posterior de la pierna. Se produce cuando el músculo piriforme de las nalgas presiona el nervio ciático. Este síndrome, que afecta más a las mujeres que a los hombres, es poco frecuente. Pero cuando se produce, puede causar síntomas de tipo ciático.Causas

El músculo piriforme interviene en casi todos los movimientos que se realizan con la parte inferior del cuerpo, desde caminar hasta cambiar el peso de un pie a otro. Debajo del músculo se encuentra el nervio ciático. Una lesión o irritación del músculo piramidal de la pelvis puede provocar espasmos musculares. El músculo también puede hincharse o tensarse a causa de los espasmos. El uso excesivo puede causar inflamación o lesionar el músculo. Los espasmos musculares pueden deberse a:Los traumatismos también pueden causar irritación y daños musculares. Puede deberse a:Síntomas

Más Información
Protrusión discal

La ciática es el principal síntoma del síndrome piriforme. Otros síntomas son:El dolor suele afectar a un solo lado de la parte inferior del cuerpo. Pero también puede ocurrir en ambos lados al mismo tiempo.Signos y exámenes

Prueba de seudociática

Existen diferencias entre el síndrome piriforme y la ciática, aunque los síntomas sean similares. La razón por la que son similares se debe a que el músculo piramidal de la pelvis puede irritar o comprimir el nervio ciático, provocando un dolor similar al de la ciática que se debe a otras afecciones médicas, como una hernia discal o una estenosis espinal. Suele ser necesaria la evaluación de un médico para determinar el diagnóstico concreto.

El nervio ciático es un gran nervio que se ramifica en la parte baja de la espalda. Recorre cada cadera y nalga y desciende por el muslo y la pierna hasta el pie. Cuando el nervio ciático está comprimido, inflamado, irritado o lesionado, el dolor se irradia con frecuencia hacia el nervio. El dolor se origina en la parte baja de la columna vertebral (columna lumbar), donde comienza el nervio.

La ciática es un conjunto de síntomas que se producen cuando el nervio ciático está irritado, comprimido o inflamado. Suele estar causada por la compresión o pinzamiento de las raíces nerviosas debido a la degeneración de la columna vertebral. La degeneración puede deberse a afecciones que incluyen, entre otras:

Más Información
Pinzamiento de cadera o femoroacetabular: claves de esta patología

Síntomas de pseudociática

La ciática es un dolor musculoesquelético que se siente en la pierna a lo largo de la distribución del nervio ciático, a veces acompañado de dolor lumbar. Aunque hay muchas causas de ciática, el síndrome piriforme es una causa a menudo mal diagnosticada de ciática. El nervio ciático discurre por debajo y por delante del músculo piramidal de la pelvis y desciende por la parte posterior del muslo y la pierna. El síndrome piriforme está causado por la compresión o irritación del nervio ciático debido al espasmo del músculo piriforme. La presentación más común es dolor en la región glútea posterior que baja por la pierna en la zona del nervio ciático. No existe ninguna prueba diagnóstica definitiva ni criterios diagnósticos universales para el síndrome piriforme. El tratamiento de primera línea consiste en antiinflamatorios no esteroideos (AINE). La cirugía suele realizarse como último recurso una vez agotadas todas las demás opciones de tratamiento y excluidas otras etiologías. El síndrome del piramidal de la pelvis es un diagnóstico de exclusión y, a menudo, una causa infravalorada de ciática.