Prueba de condromalacia rotuliana

Objetivo: La condromalacia rotuliana (CMP) es un trastorno musculoesquelético frecuente. El plasma rico en plaquetas (PRP) es considerablemente útil en las lesiones deportivas. La proloterapia (PrT) es una técnica de inyección regenerativa utilizada en trastornos musculoesqueléticos crónicos. El objetivo de este estudio es comparar las terapias PRP y PrT en el tratamiento del PMC.

Materiales y métodos: En este estudio se incluyeron setenta y cinco pacientes con síntomas de CMP refractarios a tres meses de métodos de tratamiento conservador. Los pacientes se dividieron en los grupos PRP (n=38) y PrT (n=37). Se aplicó un cuestionario y se obtuvieron las puntuaciones de la EVA y de la rodilla de Tegner y Lysholm (TLS). Se repitieron tres, seis semanas después del inicio del tratamiento y 12 meses después del tratamiento. A todos los pacientes se les prescribió un programa de ejercicios estándar de 12 semanas.

Resultados: El dolor y las funciones de la rodilla mejoraron significativamente tras un mínimo de un año de seguimiento en ambos grupos (p˂0,05). Sin embargo, el PRP fue superior al PrT en cuanto a nivel de dolor durante el ejercicio, amplitud de movimiento, crepitación, número total de medicaciones, EVA y TLS (p=0,004, p=0,038, p˂0,001, p=0,003, p=0,001 y p=0,026 respectivamente).

¿Cómo se trata la condropatía?

El tratamiento de esta condropatía es mayoritariamente conservador. Además, la práctica clínica busca utilizar fármacos y suplementos “condroprotectores”, capaces de contrarrestar los procesos degenerativos, favoreciendo la normalización del cartílago articular y del líquido sinovial.

Más Información
Ejercicios de propiocepción para el tratamiento del suelo pélvico

¿Es necesario operar la condromalacia rotuliana?

¿Necesito operarme? A veces la condromalacia rotuliana no se cura con terapia conservadora, y puede determinarse que es necesaria una intervención quirúrgica. Las opciones quirúrgicas incluyen: Artroscopia: el cirujano realiza una pequeña incisión en la rodilla para introducir una cámara.

¿Es grave la condromalacia rotuliana?

La condromalacia rotuliana rara vez es una afección grave. De hecho, la mayoría de las personas pueden tratarla con reposo, elevación, hielo y estiramientos. Sin embargo, para algunas personas, la afección puede empeorar hasta el punto de que el dolor no se puede controlar con analgésicos de venta libre y otros tratamientos caseros.

Síntomas de la condropatía

La condromalacia se debe a una irritación de la superficie inferior de la rótula. La superficie inferior de la rótula está cubierta por una capa de cartílago liso. Normalmente, este cartílago se desliza sin esfuerzo por la rodilla durante la flexión de la articulación. Sin embargo, en algunas personas con problemas de desalineación, la rótula tiende a rozar contra un lado de la articulación de la rodilla. La superficie del cartílago se irrita y el resultado es dolor de rodilla.

La condromalacia rotuliana es uno de los grupos de afecciones que causan dolor anterior de rodilla. Suele afectar a deportistas jóvenes y sanos. Cuando existe dolor anterior de rodilla o dolor de rótula en ausencia de reblandecimiento del cartílago, puede denominarse síndrome de dolor patelofemoral.

Es más frecuente en personas deportistas; sin embargo, puede afectar a cualquier miembro de la población. Es frecuente en futbolistas, ciclistas, remeros, tenistas, ballet, hípica, gimnastas, voleibol, halterofilia, esquiadores, snowboarders y corredores. En otras palabras, cualquier deporte que implique correr, saltar, ponerse en cuclillas y aterrizar.

Más Información
Tendinitis del tibial posterior: Qué es: cuales son sus casuas y su tratamiento

Rehabilitación de la condromalacia rotuliana

El dolor anterior de rodilla es un problema común, frecuente en nuestros clientes deportistas, así como en aquellos con ocupaciones que implican estar repetidamente en cuclillas o subir y bajar escaleras. Existen numerosas causas de dolor anterior de rodilla, lo que dificulta la evaluación. En particular, el dolor de rodilla puede existir en ausencia de un daño tisular claramente identificable o de una patología estructural.

La condromalacia rotuliana es una de las principales afecciones que pueden causar dolor anterior de rodilla, especialmente en personas activas. Condromalacia significa “reblandecimiento” o “degeneración del cartílago” y puede darse en varias articulaciones del cuerpo. Sin embargo, es más frecuente en la región anterior de la rodilla, donde el cartílago de la parte inferior de la rótula se reblandece y degenera, provocando dolor de rodilla. Esta afección recibe el nombre exclusivo de condromalacia rotuliana, que indica que el hueso (rótula) y el cartílago son los más afectados. Veamos cómo se desarrolla esta afección tan común y el papel que puede desempeñar la masoterapia en su tratamiento.

Tratamiento de la condropatía de rodilla

La condromalacia rotuliana es una de las artropatías más frecuentes. Afecta a la articulación de la rodilla (condromalacia rotuliana) y se refiere principalmente a personas mayores. Sin embargo, no son pocos los casos en los que puede aparecer incluso en personas jóvenes.

Más Información
¿Cómo hacer un tratamiento integral de estómago? ¿Qué plantas usar?

Su incidencia es mayor en mujeres y ancianos. Sin embargo, también se da con bastante frecuencia en quienes fuerzan sus articulaciones con movimientos repetitivos, como deportistas, personas activas, adolescentes y otros. [1]

No hay que olvidar que en la actualidad existen complementos nutricionales especializados con hierbas y vitaminas para la condromalacia reconocidos por la comunidad científica. Se diría que contribuyen tanto a la lucha contra el dolor y la inflamación como a la reconstrucción del cartílago de la rodilla.

El condroitín sulfato es uno de los principales componentes del cartílago, donde se une a una proteína central, formando los proteoglicanos, que confieren al cartílago sus propiedades mecánicas y elásticas. [5] [6] Es importante porque:

El ácido hialurónico es el principal componente del líquido sinovial. Es un polisacárido biológico (glicosaminoglicano) que se encuentra en la matriz extracelular de la mayoría de los tejidos[8] Es importante en la condromalacia porque: