Dolor en la parte superior izquierda de la espalda

Afortunadamente, existen medidas que pueden ayudar a prevenir o aliviar la mayoría de los episodios de dolor de espalda, sobre todo en personas menores de 60 años. Si falla la prevención, un sencillo tratamiento casero y el uso correcto del cuerpo suelen curar la espalda en pocas semanas. Rara vez es necesaria la cirugía para tratar el dolor de espalda.Productos y ServiciosMostrar más productos de Mayo Clinic

SíntomasEl dolor de espalda puede ir desde un dolor muscular hasta una sensación punzante, quemante o punzante. Además, el dolor puede irradiarse a una pierna. Doblarse, girar, levantar peso, estar de pie o caminar puede empeorarlo.

Cuidado con el compradorDado que el dolor de espalda es frecuente, muchos productos prometen prevenirlo o aliviarlo. Pero no hay pruebas fehacientes de que los zapatos especiales, las plantillas, los soportes para la espalda o los muebles especialmente diseñados puedan ayudar.

Nuestros pacientes nos dicen que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas suponen una atención sanitaria como nunca habían experimentado. Vea las historias de pacientes satisfechos de la Clínica Mayo.

¿Cómo se trata el dolor de espalda en el lado derecho?

Aplique hielo o calor durante 20 o 30 minutos, cada 2 o 3 horas, para aliviar el dolor y la inflamación. Toma analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Mortin) o paracetamol (Tylenol), con la orientación de tu médico.

¿Qué significa dolor de espalda en el lado derecho?

Las posibles causas del dolor lumbar en el lado derecho incluyen esguinces y distensiones, cálculos renales, infecciones y afecciones que afectan a los intestinos o a los órganos reproductores. Se recomienda consultar al médico si el dolor lumbar no mejora con el reposo o afecta a la vida cotidiana.

Más Información
7 errores que no debes cometer en el tratamiento de la cervicalgia

¿Cuándo debo preocuparme por el dolor de espalda en el lado derecho?

¿Cuándo debo preocuparme por el dolor en la parte inferior derecha de la espalda? Si experimenta dolor intenso, sangre en la orina o los intestinos, fiebre, debilidad muscular o pérdida del control de la vejiga y los intestinos, busque atención médica de inmediato.

Alivio del dolor lumbar

3. Debilidad repentina en las piernas: La debilidad de las extremidades puede deberse a la compresión de nervios en la columna vertebral por afecciones como la ciática o la estenosis espinal. Sin embargo, la debilidad repentina de las piernas también puede indicar un ictus.4. Incontinencia: El dolor de espalda unido a la incapacidad para controlar los intestinos o la vejiga puede ser señal de una compresión nerviosa grave o de una infección de la columna vertebral, como discitis o meningitis.5. Entumecimiento o pinchazos en la ingle o los glúteos: Esto se conoce como anestesia en silla de montar y también es un signo de una afección nerviosa o de la columna vertebral grave. Si tienes debilidad en las piernas, incontinencia y entumecimiento a la vez, es posible que padezcas el síndrome de cauda equina, una enfermedad grave que se caracteriza por lesiones en los nervios de la médula espinal. Se trata de una urgencia médica, y los pacientes suelen necesitar una intervención quirúrgica inmediata para descomprimir los nervios y reducir los daños permanentes.Lectura relacionada: Obtenga ayuda para el dolor de espalda, cuello y piernas causado por la estenosis espinalOtras afecciones que causan dolor de espalda en adultos mayoresA menudo vemos una serie de afecciones de la columna vertebral menos graves pero aún dolorosas en adultos mayores. La mayoría de los pacientes con estas afecciones no requieren cirugía. La fisioterapia, la medicación, los anestésicos inyectables o una combinación de tratamientos suelen controlar los síntomas.

Más Información
Tratamiento de la sacroileitis derecho

Dolor de espalda unilateral

Las distensiones musculares se producen cuando se tira de un músculo más allá de su límite normal, provocando un estiramiento excesivo de las fibras musculares o pequeños desgarros microscópicos. Aunque este tipo de lesión suele ser leve y curarse sin complicaciones

por ejemplo, al golpear un palo de golf o torcer el lado derecho de la espalda para levantar a un niño del suelo. A veces, también puede producirse una distensión de un tendón (parte del músculo que se inserta en el hueso) junto con el músculo.

Si tiene un dolor intenso que no se reduce con estos tratamientos, sigue empeorando, aumenta por la noche o le provoca cambios en el control de esfínteres o incluye otros síntomas preocupantes, consulte a un médico inmediatamente. Un médico puede ayudarle a descartar afecciones subyacentes graves, como tumores o síndrome de cauda equina, y a formular un plan de tratamiento eficaz.

Más Información
Recibir un tratamiento de masaje terapéutico periódicamente por dolor tensional

Ejercicios para el dolor lumbar

El dolor de espalda es uno de los motivos más frecuentes de consulta médica o baja laboral. El dolor de espalda puede variar en intensidad desde un dolor sordo y constante hasta un dolor repentino, agudo o punzante. Hay dos tipos de dolor de espalda:

Considere la posibilidad de participar en un ensayo clínico para que médicos y científicos puedan aprender más sobre el dolor de espalda. La investigación clínica utiliza voluntarios humanos para ayudar a los investigadores a aprender más sobre un trastorno y quizás encontrar mejores formas de detectar, tratar o prevenir la enfermedad de forma segura.

Se necesitan todo tipo de voluntarios -sanos o que puedan padecer una enfermedad- de todas las edades, sexos, razas y etnias para garantizar que los resultados del estudio se apliquen al mayor número posible de personas y que los tratamientos sean seguros y eficaces para todos los que los utilicen.