Rotura parcial del tendón rotuliano

La tendinitis de rodilla más frecuente es la irritación del tendón rotuliano. Comúnmente llamada “rodilla de saltador”, la tendinitis rotuliana es una inflamación del tendón que une la rótula a la tibia.

Comúnmente considerada una lesión deportiva, la tendinitis rotuliana es la inflamación del tendón que une la rótula a la tibia. El tendón trabaja con los músculos para permitir la extensión de la rodilla para correr, saltar y dar patadas. Cuando el tendón rotuliano se inflama, se produce dolor en el tendón rotuliano, que puede ir de leve a grave. Esta afección se observa con frecuencia en personas que practican baloncesto, voleibol, carreras de distancia, saltos de longitud, alpinismo, patinaje artístico o aeróbic de alto impacto, de ahí el término rodilla de saltador.

La inflamación del tendón rotuliano puede deberse al uso excesivo de la rodilla o a impactos fuertes repetidos. La actividad repetitiva, como saltar, correr u otros movimientos de alto impacto, puede causar microdesgarros del tejido tendinoso que dan lugar a la tendinitis rotuliana. Los pequeños desgarros del tendón pueden debilitar la rodilla y causar hinchazón, inflamación y dolor.

¿Cuánto tarda en curarse una distensión del tendón rotuliano?

Por lo general, con un tratamiento adecuado de la tendinitis rotuliana, la lesión puede resolverse en unas seis semanas. Sin embargo, la recuperación completa puede tardar semanas o meses después de la fisioterapia. El dolor de rodilla puede remitir en unas tres semanas, pero la recuperación completa se notará en seis semanas.

¿Puede una rotura del tendón rotuliano curarse por sí sola?

Los desgarros del tendón rotuliano no se curan bien por sí solos. Si no se tratan, provocan debilidad del músculo cuádriceps y dificultades para realizar actividades rutinarias, como caminar. La cirugía para reparar el tendón desgarrado es relativamente sencilla en su concepto, pero puede ser difícil de realizar.

Más Información
Co?mo aliviar contracturas en la zona lumbar y glu?tea

¿Se puede caminar con tendinitis rotuliana?

Si continúa con su actividad en presencia de dolor, inicialmente podrá seguir haciendo ejercicio o rindiendo a un nivel normal. Sin embargo, si continúa haciendo ejercicio y no descansa, el dolor se hará más persistente y estará presente antes, durante y después de la actividad.

Tendinopati rotuliano

Los pequeños desgarros del tendón pueden dificultar la marcha y la participación en otras actividades cotidianas. Un desgarro grande del tendón rotuliano es una lesión incapacitante. Suele requerir cirugía y fisioterapia posterior para recuperar la plena funcionalidad de la rodilla.

El tendón rotuliano une la parte inferior de la rótula a la parte superior de la tibia. Cuando una estructura conecta un hueso con otro, se trata en realidad de un ligamento, por lo que el tendón rotuliano recibe a veces el nombre de ligamento rotuliano.

El tendón rotuliano suele desgarrarse en el lugar donde se une a la rótula, y un trozo de hueso puede desprenderse junto con el tendón. Cuando el desgarro se debe a una enfermedad, como la tendinitis, suele producirse en el centro del tendón.

Las inyecciones de corticosteroides para tratar la tendinitis rotuliana se han relacionado con una mayor debilidad del tendón y una mayor probabilidad de rotura del mismo. Por lo tanto, los médicos suelen evitar aplicar estas inyecciones en el tendón rotuliano o alrededor de él.

Más Información
Ayudas técnicas para la rehabilitación de fracturas y fisuras de muñeca

Tras analizar sus síntomas e historial médico, el médico le realizará un examen completo de la rodilla. Para determinar la causa exacta de sus síntomas, el médico comprobará si puede extender o enderezar la rodilla. Aunque esta parte de la exploración puede ser dolorosa, es importante para identificar una rotura del tendón rotuliano.

Correa para el tendón rotuliano

En esta página¿Qué es una rotura del tendón rotuliano? El tendón rotuliano es una fuerte banda de tejido que conecta la tibia con la parte inferior de la rótula. Trabaja con los músculos y tendones del muslo para enderezar y doblar la pierna a la altura de la rodilla. Una rotura del tendón es un desgarro completo. Si el tendón rotuliano está completamente roto, no podrás enderezar la rodilla. SíntomasUna rotura suele manifestarse por un chasquido. Otros síntomas son

Dolor o sensibilidad alrededor y debajo de la rodilla Cuándo acudir al médicoBusque tratamiento urgente con un cirujano ortopédico (un profesional sanitario especializado en este tipo de lesiones) si presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente. La rotura del tendón rotuliano se cura mejor si se trata de inmediato. Encontrar un proveedorCausasUna rotura de tendón suele estar causada por un golpe fuerte o una colisión. Esto suele ocurrir durante actividades deportivas. Otras causas pueden ser:

Las pruebas de diagnóstico por imagen, como las radiografías, las ecografías y las resonancias magnéticas, pueden ayudar a su médico a ver cualquier daño en los huesos y los tejidos blandos.Tratamientos y prevenciónAbrir todas las seccionesCerrar todosTratamientosPara reparar una rotura del tendón rotuliano se suele recomendar la cirugía. Durante la cirugía, la rótula se coloca correctamente y el tendón roto se fija a la parte inferior de la rótula con suturas (puntos) o con tornillos de anclaje metálicos. Si el tendón dañado es demasiado corto, puede ser necesario injertar tejido adicional en el tendón para realizar la reparación.

Más Información
Tengo Artrosis: ¿es tratable: se puede regenerar?

Dolor en el tendón rotuliano

A partir del 16 de febrero, tendremos actualizaciones planificadas del sistema que pueden causar tiempos de espera más largos si usted está programando una cita por teléfono. También puede haber retrasos al llegar a las citas programadas o al ingreso, así como al interactuar con los servicios financieros para pacientes.

La rodilla de saltador, también conocida como tendinitis rotuliana, es una afección caracterizada por la inflamación del tendón rotuliano. Este tendón conecta la rótula con la tibia. La rodilla de saltador debilita el tendón y, si no se trata, puede provocar desgarros.