¿A qué edad hay que dejar de dar masajes a los bebés?

Al nacer, el tacto es uno de los sentidos más desarrollados que permiten a los bebés recibir información del mundo que les rodea. Estimular el sentido del tacto es una forma estupenda de ayudar a los bebés a crecer y desarrollarse, pero también es una forma maravillosa de que los padres y cuidadores conecten con sus bebés y adquieran confianza en el cuidado de sus bebés.

El equipo de About Play se dedica a proporcionar todos los recursos que los padres y cuidadores necesitan para mantener a sus hijos sanos, fuertes y felices. Por eso estamos orgullosos de ofrecer el masaje infantil como uno de nuestros servicios y áreas de especialización.

El masaje infantil es justo lo que cabría esperar. Al igual que los padres cansados pueden beneficiarse de un masaje de calidad en las articulaciones doloridas y los pies doloridos, también pueden hacerlo los bebés. El masaje infantil es una gran manera de conectar y vincularse con su bebé, pero también es una gran manera de ayudarles en su desarrollo emocional, físico y mental.

Los padres que son capaces de incorporar el masaje infantil a sus rutinas diarias proporcionarán un impacto positivo en el desarrollo socioemocional y el apego de su bebé. Los padres comprenderán mejor las necesidades de su bebé y disfrutarán jugando con él. About Play cree que los niños aprenden mejor de sus padres y cuidadores principales a través de las interacciones diarias y el juego.

¿Qué es apropiado para el masaje infantil?

Prueba a masajearlo después de la siesta, cuando lo cambien o lo pongan en la cuna, o después del baño. El masaje puede durar entre 10 y 30 minutos. Aplícate unas gotas de aceite de masaje para bebés o crema de sorboleno en las manos calientes y masajea las plantas de los pies del bebé. Realiza movimientos firmes, suaves y lentos del talón a los pies.

Más Información
Tengo 3 meses con dolor en la zona superior del segundo dedo del pie izquierdo ¿Qué puedo hacer?

¿Para qué sirve el masaje infantil?

El masaje infantil favorece el vínculo afectivo, el crecimiento y mucho más

Puede potenciar la liberación de hormonas, incluidas las del crecimiento, que ayudan a ganar peso, y puede hacer que las neuronas del cerebro crezcan y se ramifiquen para mejorar el procesamiento y las habilidades mentales (cognición).

¿Cómo se comunica el masaje infantil entre padres e hijos?

Masajear y hablar con el bebé son formas que tienen los padres de expresar su creciente vínculo. Y se dice que los fetos responden con reconocimiento al sonido de la voz de sus padres moviendo las piernas, los brazos y la cabeza. Estas interacciones tempranas y afectuosas fomentan sentimientos de cercanía entre los padres y el feto.

Cómo masajear al bebé

Mediante sencillas caricias de masaje, puede mejorar su papel de padre y proporcionar el tipo adecuado de estímulos para favorecer un desarrollo óptimo. Usted y su bebé experimentarán muchos beneficios del masaje infantil durante los primeros años del niño y en los años venideros. A continuación le ofrecemos más información sobre los beneficios de esta técnica especial de la mano de nuestros fisioterapeutas certificados en masaje infantil.

El aumento de la popularidad de la enseñanza del masaje infantil se debe a los resultados positivos de las investigaciones, a nuestros estilos de vida cambiantes y al deseo de los padres de cuidar mejor a sus hijos. Masajear a los bebés proporciona una importante fuente de estimulación que implica la sensación del tacto (estimulación táctil) y esta estimulación fomenta el desarrollo y el bienestar, ya que la información psicológica y sensorial temprana es vital para facilitar el desarrollo del bebé. Además, iniciar el tacto a una edad temprana mejora las habilidades parentales y favorece la salud general del bebé.

Más Información
Estiramiento y movilización del nervio mediano

El masaje infantil fomenta el vínculo afectivo a través del contacto visual, la sonrisa, los sonidos vocales relajantes, el tacto cariñoso, las caricias y la interacción mutua. Los estudios demuestran que el vínculo afectivo aumenta el sentimiento de apego de los padres, así como su deseo de cuidar y atender a su hijo.

Masaje terapéutico para bebés

El masaje para bebés ofrece muchos beneficios al niño, tanto a nivel físico como psicológico y emocional. Les ayuda a desarrollar la conciencia corporal y a coordinar los movimientos, a relajarse y a desarrollar más rápidamente el ciclo sueño-vigilia.

Además, el masaje nos permite comunicarnos con cariño con nuestro bebé, comprender sus necesidades y calmar cualquier tensión. Para un bebé, el masaje es una terapia sensorial, placentera y física.

La estimulación de la epidermis del bebé mediante el masaje es importante para su desarrollo físico. Ayuda a los bebés a coordinar movimientos y acelera el proceso de mielinización del cerebro y el sistema nervioso. En pocas palabras, acelera las conexiones entre las células cerebrales, que transmiten información.

Cuando al estrés se le añade más estrés, el cuerpo empieza a desconectar todos los procesos sensoriales, lo que a su vez dificulta el proceso cognitivo. El masaje permite enseñar al bebé a relajarse físicamente cuando está estresado.

El masaje es especialmente importante para los bebés prematuros, ya que ayuda al desarrollo del sistema nervioso (hiperreflexia), a los comportamientos de “evitación”, a disminuir los episodios de apnea del lactante y a aumentar los estados de vigilia tranquila y alerta activa.

Investigación sobre los beneficios del masaje infantil

Descubra el suave arte del masaje infantil. Domina las técnicas del masaje infantil para poder incorporar este alegre y maravilloso arte curativo a la vida de tu bebé, un masaje diario puede ser uno de los mejores regalos que hagas a tus hijos… y a ti misma. Durante generaciones, las madres de todo el mundo han sabido que la suave caricia de sus manos alivia, calma y comunica el amor que sienten por sus bebés. Ahora la investigación científica demuestra que el masaje puede hacer todo eso y más. El masaje infantil aporta beneficios físicos y psicológicos tanto a los padres como a los bebés. En esta edición completamente actualizada y revisada, la autora muestra cómo el masaje beneficia a los niños: alivia molestias, libera tensiones, ayuda a los bebés prematuros a ganar peso e incluso ayuda a los niños asmáticos a mejorar su función respiratoria. La autora explica cada paso del proceso de masaje con instrucciones sencillas y fáciles de seguir, y con deliciosas fotografías que muestran cada movimiento. Encontrará: Rutinas específicas adaptadas para ayudar a aliviar los cólicos, la fiebre y la congestión nasal y torácica. Instrucciones modificadas para bebés prematuros y con necesidades especiales. Consejos útiles para tratar el llanto y el alboroto. Canciones de cuna, ritmos y juegos para mejorar la experiencia del masaje. Consejos para enseñar a los niños a “tocar bien”. Un capítulo especial dedicado a los padres. Consejos compasivos para padres adoptivos y de acogida. Leer más

Más Información
Músculos suprahioideos