Cómo prevenir las lesiones deportivas

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

¿Cuál es la lesión más frecuente en los deportistas?

Cepas. Las distensiones son, con diferencia, las lesiones más frecuentes relacionadas con el deporte, simplemente porque utilizamos muchos músculos y tendones cuando hacemos ejercicio o jugamos. Todas estas partes móviles son susceptibles de estirarse más de lo debido o de moverse de formas que no deberían, lo que las deja desgarradas, dañadas y doloridas.

¿Qué son las lesiones deportivas?

Las lesiones deportivas suelen estar causadas por un uso excesivo, un impacto directo o la aplicación de una fuerza superior a la que la parte del cuerpo puede soportar estructuralmente. Las lesiones más frecuentes son contusiones, esguinces, distensiones, lesiones articulares y hemorragias nasales.

Más Información
Los múltiples beneficios de caminar

¿Cuáles son las peores lesiones para los deportistas?

Algunas de las peores lesiones son la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA), la conmoción cerebral, la lesión en los isquiotibiales, la fractura y la rotura del tendón rotuliano. Las lesiones del LCA son frecuentes en todos los deportes; sin embargo, el baloncesto, el fútbol y el fútbol americano son los principales deportes que pueden exponerte a lesiones del LCA.

Tipos de lesiones deportivas pdf

Las lesiones deportivas están relacionadas con el sistema musculoesquelético, que incluye tendones, músculos, huesos y cartílagos. Las causas de las lesiones deportivas pueden variar de un deporte a otro. Las causas más comunes de las lesiones incluyen:

Falta de calentamiento: Los músculos del cuerpo deben calentarse antes de cualquier actividad física. El calentamiento de los músculos aumenta la circulación sanguínea y la temperatura corporal. La falta de calentamiento puede provocar lesiones al empezar a entrenar o practicar. Entre 15 y 30 minutos de calentamiento deberían ser suficientes para garantizar un buen calentamiento. Esto puede hacerse mediante diversos ejercicios como correr, caminar, montar en bicicleta o estiramientos.

Uso excesivo: El uso excesivo de músculos y articulaciones también puede provocar lesiones deportivas, sobre todo lesiones crónicas debidas a esfuerzos repetitivos. Los síntomas del uso excesivo de los músculos incluyen dolor duradero que empeora con el tiempo e hinchazón alrededor de los músculos. Es importante no ejercer demasiada fuerza sobre los músculos sin tomarse un descanso durante los entrenamientos.

Más Información
Azúcar refinada: un veneno blanco: Alimentos y cantidad de azúcar

Causas de las lesiones deportivas

El término “lesión deportiva” se refiere a los tipos de lesiones que suelen producirse durante la práctica de deporte o ejercicio, pero no se limitan a los atletas. Los trabajadores de fábricas sufren codo de tenista, los pintores lesiones de hombro y los jardineros tendinitis, aunque no practiquen deporte. En última instancia, sin embargo, las “lesiones deportivas” se refieren a las que se producen en personas activas. Este tema de salud se centra en los tipos más comunes de lesiones deportivas: las que afectan al sistema musculoesquelético. El sistema musculoesquelético es la red de músculos, tendones, ligamentos, huesos y otros tejidos que proporciona estabilidad al cuerpo y permite el movimiento.

Las lesiones deportivas se dividen en dos grandes categorías: lesiones agudas y crónicas. Las lesiones agudas se producen de repente, como cuando una persona se cae, recibe un golpe o se tuerce una articulación, mientras que las lesiones crónicas suelen ser el resultado del uso excesivo de una zona del cuerpo y se desarrollan gradualmente con el tiempo. Ejemplos de lesiones agudas son los esguinces y las luxaciones, mientras que algunas lesiones crónicas frecuentes son los dolores en las espinillas y las fracturas por estrés.

Artículos sobre lesiones deportivas

A partir del 16 de febrero, tendremos actualizaciones planificadas del sistema que pueden causar tiempos de espera más largos si usted está programando una cita por teléfono. También puede haber retrasos al llegar a las citas programadas o al ingreso, así como al interactuar con los servicios financieros para pacientes.

Más Información
Dolor e inflamación en pierna izquierda tras rotura parcial del ligamento interno: ¿Qué puedo hacer para mejorar?

Un esguince es un estiramiento o desgarro de un ligamento. Los ligamentos son bandas flexibles de tejido fibroso que conectan los huesos entre sí y los huesos con el cartílago. También mantienen unidos los huesos de las articulaciones. Los esguinces suelen afectar a los tobillos, las rodillas o las muñecas.

Las fracturas son roturas del hueso que suelen producirse por un golpe o una caída. Una fractura puede ir desde una simple fractura fina (una fractura delgada que puede no atravesar todo el hueso) hasta una fractura compuesta, en la que el hueso roto sobresale a través de la piel. La mayoría de las fracturas se producen en brazos y piernas.

Las fracturas por estrés son puntos débiles o pequeñas grietas en el hueso causadas por un uso excesivo continuado. Las fracturas por sobrecarga suelen producirse en el pie o la pierna tras entrenamientos de gimnasia, atletismo y otros deportes. Los huesos del mediopié (metatarsianos) de los corredores son especialmente vulnerables a las fracturas por estrés.