Pruebas de la terapia Vojta

El uso terapéutico de la locomoción refleja permite restablecer -al menos en parte- patrones elementales de movimiento en pacientes con el sistema nervioso central y el aparato locomotor deteriorados, es decir, que vuelven a ser accesibles. Los movimientos reflejos se activan “reflexogénicamente”. “Reflejo”, en el sentido de locomoción refleja, no se refiere al tipo de regulación neuronal, sino que está más bien relacionado con los estímulos externos aplicados terapéuticamente y sus respuestas de movimiento predefinidas y siempre idénticas, “automáticamente” presentes.

Deslizamiento reflejo en decúbito prono y balanceo reflejo desde decúbito supino y lateral. El deslizamiento reflejo conduce a un tipo de movimiento de arrastre, mientras que el balanceo reflejo comienza desde una posición de decúbito supino y se transforma, a través de una posición de decúbito lateral, en la denominada marcha cuadrúpeda.

En la locomoción refleja se produce una activación coordinada y rítmica de toda la musculatura esquelética y una respuesta del SNC a varios niveles del circuito. Las reacciones motoras, estimuladas por presión desde una posición de partida definida y que proceden de forma regular y cíclica, ya pueden estimularse completamente y reproducirse tantas veces como se desee en el recién nacido.

¿Para qué sirve la técnica Vojta?

La terapia Vojta es un tipo de fisioterapia que se desarrolló originalmente para niños y adolescentes con parálisis cerebral. La terapia Vojta mejora el control automático de la postura corporal.

¿Funciona la terapia Vojta?

La terapia Vojta ha demostrado su eficacia en todo el mundo en muchos pacientes, desde recién nacidos hasta adultos. La locomoción refleja, tal como la observó el profesor Vojta, sus efectos y éxitos terapéuticos se han probado científicamente muchas veces y se han confirmado empíricamente. Además, se han realizado estudios aislados basados en pruebas.

Más Información
Válvulas cardíacas

¿Qué es el balanceo reflejo?

Reflex Rolling: Activación desde el decúbito supino. 2. 2. Fase. La segunda fase del balanceo reflejo tiene su inicio en decúbito lateral. Abarca secuencias de movimiento que también están presentes en el balanceo espontáneo, el gateo y el desplazamiento lateral.

Vojta-therapie erwachsene video

El uso terapéutico de la locomoción refleja permite restablecer -al menos en parte- patrones elementales de movimiento en pacientes con el sistema nervioso central y el aparato locomotor deteriorados, es decir, que vuelven a ser accesibles. Los movimientos reflejos se activan “reflexogénicamente”. “Reflejo”, en el sentido de locomoción refleja, no se refiere al tipo de regulación neuronal, sino que está más bien relacionado con los estímulos externos aplicados terapéuticamente y sus respuestas de movimiento predefinidas y siempre idénticas, “automáticamente” presentes.

Deslizamiento reflejo en decúbito prono y balanceo reflejo desde decúbito supino y lateral. El deslizamiento reflejo conduce a un tipo de movimiento de arrastre, mientras que el balanceo reflejo comienza desde una posición de decúbito supino y se transforma, a través de una posición de decúbito lateral, en la denominada marcha cuadrúpeda.

En la locomoción refleja se produce una activación coordinada y rítmica de toda la musculatura esquelética y una respuesta del SNC a varios niveles del circuito. Las reacciones motoras, estimuladas por presión desde una posición de partida definida y que proceden de forma regular y cíclica, ya pueden estimularse completamente y reproducirse tantas veces como se desee en el recién nacido.

Más Información
Dolor del antebrazo ¿Qué puede ser?

Vojta therapy usa

Václav Vojta (12 de julio de 1917 – 12 de septiembre de 2000) fue un reputado médico checo especializado en el tratamiento de niños con parálisis cerebral y trastornos del desarrollo. Descubrió el principio de la locomoción refleja, que se utiliza para tratar diversos trastornos físicos y neuromusculares mediante la estimulación de los puntos reflejos del sistema sensomotor humano. Esta técnica, empleada inicialmente en el tratamiento de niños espásticos, se utiliza ahora en bebés y adultos[1].

Vojta comenzó sus estudios en Praga en 1937, pero debido a la ocupación nazi se vio obligado a posponerlos, obteniendo finalmente su doctorado 10 años después, en 1947. Siguió formándose en neurología pediátrica, trabajando en la clínica de la Universidad Carolina de Praga, y en 1956 se convirtió en jefe del Departamento de Neurología Pediátrica de la 4ª Clínica Neurológica de la Facultad de Medicina de la Universidad Carolina de Praga. El Dr. Vojta es conocido sobre todo por su trabajo en kinesiología del desarrollo y su descubrimiento de la terapia de locomoción refleja, que pasó a conocerse ampliamente como el Método Vojta.

Vojta bebé

Fig. 1Diagrama de clasificación del flujo de ensayos. MRCS = escala del consejo de investigación médica para la fuerza muscular; mRS = escala de Rankin modificadaImagen a tamaño completoLa edad media de los pacientes era de 75 (66-80) años, y 20 (50%) eran mujeres. Ningún paciente perdió el seguimiento hasta el final del estudio. Las características basales no difirieron estadísticamente entre los dos grupos, a excepción del lado de la lesión, las afecciones ortopédicas previas conocidas y las puntuaciones en TCT, CBS y NIHSS al inicio del estudio (Tabla 2), de modo que los pacientes asignados al azar al grupo Vojta estaban ligeramente más afectados por el ictus. Las puntuaciones basales del TCT diferían notablemente entre ambos grupos (grupo Vojta 25 [0-43] frente a grupo control 56 [42,5-87]).

Más Información
Qué problemas articulares y musculares que puede provocar una disfunción de la vesícula biliar

Tabla 2 Demografía y características clínicas basalesTabla completaLa mejora media en el TCT en 9 días (resultado primario) fue de 25,5 puntos (=25,5%) (IQR 12,5-42,5) en el grupo Vojta y 0 (IQR 0-13) en el grupo control (p = 0,001) (Fig. 2, archivo adicional 7). En el CBS (test de negligencia), el grupo Vojta mostró una mejora media del 33,3, y del 16,6% en el grupo control (p = 0,054) (Fig. 3, archivo adicional 7). Los pacientes Vojta lograron una mayor mejoría en el MESUPES (p = 0,006) y en el NIHSS (p = 0,022) que los pacientes del grupo control (20% frente a 10%, y 9-5% frente a 4-8%, respectivamente) (Figs. 4 y 5 y archivo adicional 7). Hubo una tendencia que mostró una mayor mejoría en el BI desde el inicio hasta el día 9 en el grupo Vojta (17,5% en el grupo Vojta, 10% en el grupo control; p = 0,083) (archivo adicional 7).