Los plátanos y la neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino (NT), o tic douloureux, es una afección neurológica crónica caracterizada por fuertes dolores lancinantes en la cara, transitorios, unilaterales y provocados por estímulos. Es una enfermedad debilitante con una alta prevalencia de depresión y ansiedad. La NT es el síndrome de dolor facial más frecuente, con una incidencia anual que oscila entre 4 y 13 por 100.000.[1] La mayoría de los casos de NT se deben a la compresión neurovascular de la raíz del nervio trigémino, y se recomienda la neuroimagen para identificar la etiología y dirigir el tratamiento. El tratamiento médico y quirúrgico de primera línea de la NT consiste en agentes estabilizadores de la membrana (p. ej., carbamazepina y oxcarbazepina) y descompresión microvascular[2]. Tras los tratamientos quirúrgicos pueden observarse complicaciones oftálmicas, como anestesia corneal[3].

El nervio trigémino (V) consta de tres ramas que se unen para formar los ganglios del trigémino dentro de la cueva de Meckel en la cavidad craneal. La rama oftálmica (V1) proporciona inervación sensorial a la cara entre el cuero cabelludo y los párpados superiores e incluye la córnea y las meninges. La inervación de la rama maxilar (V2) se extiende entre los párpados inferiores y el labio superior e incluye los dientes maxilares y la mucosa circundante. La rama mandibular (V3) inerva los músculos de la masticación y proporciona sensibilidad a los dientes mandibulares, la mucosa bucal, la parte anterior de la lengua, el labio inferior y el resto de la cara. Por estos nervios también pasan fibras simpáticas y parasimpáticas que inervan las glándulas sudoríparas, salivales, lagrimales y otras[3][4].

¿Se considera la neuralgia del trigémino una enfermedad crónica?

La neuralgia del trigémino (NT), también conocida como tic douloureux, es un tipo de trastorno de dolor crónico que consiste en un dolor facial intenso y repentino.

Más Información
Compromiso foraminal o del neuroforamen: ¿Qué es?

¿Es la neuralgia del trigémino un problema del sistema nervioso?

La neuralgia del trigémino es una afección neurológica rara que causa dolor facial crónico e intenso. Aunque se desconoce el número exacto, los investigadores calculan que cada año se diagnostican entre 10.000 y 15.000 nuevos casos de NT. No hay muchos médicos con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de esta afección.

¿Cuál es la gravedad de la neuralgia del trigémino?

El dolor de la neuralgia del trigémino es excepcionalmente intenso. Aunque la afección no pone en peligro la vida, la intensidad del dolor puede ser debilitante. Es posible aliviar la neuralgia del trigémino: Los tratamientos médicos y quirúrgicos pueden controlar el dolor, sobre todo cuando son administrados por un médico y un cirujano expertos.

Artículos sobre la neuralgia del trigémino

La causa más común de la neuralgia del trigémino es un vaso sanguíneo que presiona el nervio cerca del tronco encefálico, lo que con el tiempo desgasta el aislamiento del nervio y provoca irritación. La afección puede aparecer y desaparecer a lo largo de meses o años. Es más probable que aparezca en mujeres mayores de 50 años. La neuralgia del trigémino suele tratarse con medicamentos, inyecciones o cirugía.

El programa de Neurología y Neurocirugía de la UAB ofrece evaluación, diagnóstico y tratamiento especializados de los trastornos de los sistemas nervioso central, nervioso periférico y muscular del organismo. Los neurólogos y neurocirujanos de la UAB, reconocidos internacionalmente, abordan los problemas más complejos dentro de su especialidad, tanto en adultos como en niños, con una eficaz combinación de compasión y la tecnología más avanzada disponible.

Más Información
Vértigos y mareos: Alimentación: nutrición y modificaciones en la dieta

La UAB participa activamente en investigaciones y ensayos clínicos sobre la neuralgia del trigémino. Le animamos a que hable con su médico sobre las opciones de investigación y ensayos clínicos y navegue por el siguiente enlace para obtener más información.

Síntomas oculares de la neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino, también llamada tic douloureux, es un tipo de neuralgia o dolor nervioso. Suele manifestarse como un dolor repentino y punzante en la zona de la mandíbula o las mejillas, en un lado de la cara. Debido a su intensidad, puede ser difícil vivir con él. Sin embargo, existen tratamientos que pueden ayudar.

El sistema nervioso está formado por una compleja red de nervios que envían impulsos desde distintas partes del cuerpo al cerebro. La neuralgia del trigémino afecta a un nervio concreto, el trigémino, uno de los más grandes de la cabeza.

El principal síntoma de la neuralgia del trigémino es un dolor repentino, que suele sentirse en un lado de la mandíbula o la mejilla. El dolor puede ser leve, sobre todo al principio, pero lo más frecuente es que sea agudo, punzante, punzante, quemante o parecido a una descarga eléctrica.

Los ataques son intermitentes y duran entre 10 segundos y unos minutos. Pueden durar un tiempo, desaparecer durante semanas o meses y volver a aparecer. Las personas con neuralgia del trigémino pueden no tener dolor entre los ataques o tener un dolor sordo en la cara y la mandíbula.

Más Información
Menopausia y sus síntomas: ¿Qué ventajas tiene practicar YOGA durante la menopausia?: Posturas y respiración

Qué puede confundirse con una neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino, también denominada tic douloureux, es una enfermedad crónica que provoca episodios recurrentes de dolor facial intenso. El Programa de Neuralgia del Trigémino de Stanford Health Care reúne a un equipo multiespecialidad altamente capacitado en esta enfermedad compleja y a menudo debilitante. Trabajamos con usted para desarrollar un plan de tratamiento personalizado que le proporcione alivio y mejore su calidad de vida.

La neuralgia del trigémino es un tipo de dolor nervioso que afecta a la cara. La gente describe la sensación como ráfagas intensas de dolor similar a una descarga eléctrica que suele durar desde unos segundos hasta unos minutos. Puede aparecer y desaparecer durante días, semanas o incluso meses.

Puede experimentar periodos de alivio entre los episodios de dolor; este alivio puede durar un año o más. Sin embargo, también puede sentir ansiedad ante la idea de que el dolor reaparezca. En los casos más graves, los episodios de dolor pueden producirse a lo largo del día, con poco o ningún alivio entre los ataques.