Hemibalismo frente a corea

La corea es un trastorno involuntario (no controlado por el individuo) del movimiento. En el corea, partes del sistema nervioso no funcionan correctamente y puede estar causado por hemorragias cerebrales, traumatismos craneales, cáncer, infecciones del sistema nervioso y otras afecciones. El hemibalismo es la forma más grave de corea.

Dada la gran variedad de trastornos que pueden causar hemibalismo, una historia clínica y una evaluación física minuciosas pueden acotar el diagnóstico. Pueden realizarse análisis de sangre, de laboratorio o pruebas de imagen para identificar la causa del hemibalismo.

El tratamiento de la causa subyacente del hemibalismo puede resolver los síntomas con el tiempo. Los medicamentos (por vía oral) utilizados para tratar el hemibalismo incluyen risperidona (Risperdal®), haloperidol (Haldol®), perfenazina (Trilafon®), pimozida (Orap®), clorpromazina (Thorazine®), clonazepam (Klonopin®), topiramato (Topamax®) y tetrabenazina (Xenazine®). Si la medicación no funciona y los síntomas son lo bastante graves como para afectar a las actividades de la vida diaria, la cirugía se convierte en una opción.

La información proporcionada en este sitio web no es un consejo médico ni pretende sustituir al consejo, diagnóstico y tratamiento médicos. Si tiene alguna duda sobre su estado de salud, consulte siempre a un médico u otro profesional sanitario cualificado. No desestime nunca el consejo médico profesional ni retrase su búsqueda basándose en la información facilitada en este sitio web.

Más Información
¿Cómo podemos localizar nuestra pelvis y caderas?

¿Cuáles son las causas del hemibalismo?

El hemibalismo suele estar causado por un ictus que afecta a una pequeña zona situada justo debajo de los ganglios basales denominada núcleo subtalámico. El núcleo subtalámico ayuda a controlar los movimientos voluntarios.

¿Cuáles son los síntomas del hemibalismo?

El hemibalismo se caracteriza por movimientos salvajes e incontrolados de un brazo o una pierna. Las extremidades experimentan movimientos fallidos, balísticos e indeseados. Los movimientos suelen ser continuos y violentos. Pueden afectar a los músculos proximales o distales y, a veces, a los músculos faciales.

¿Qué accidente cerebrovascular provoca el hemibalismo?

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos subcorticales suelen causar hemicorea-hemibalismo. 1, 2, 3 Los infartos suelen afectar al núcleo subtalámico contralateral. Los infartos corticales puros que causan hemicorea-hemibalismo son raros y poco frecuentes.

Hemiballismus schlaganfall

Se presentan tres pacientes con hemibalismo-hemicorea causado por hiperglucemia no cetósica, dos de los cuales presentaban síndrome hiperglucémico no cetósico hiperosmolar. En dos de los tres pacientes, la hipercinesia fue el síntoma inicial de su diabetes mellitus. La hipersensibilidad del receptor dopaminérgico posmenopáusico, la disminución del ácido gamma-aminobutírico en el cerebro en la hiperglucemia no cetósica, el infarto lacunar coexistente en el ganglio basal y la disfunción metabólica preexistente en el ganglio basal pueden haber desempeñado un papel en la patogénesis de este trastorno del movimiento.

Hemibalismo ursache

El hemibalismo (hemiballismus) se refiere a un síndrome neurológico dramático de movimientos salvajes, de gran amplitud, arrojadizos e incesantes que se producen en un lado del cuerpo (Vídeo). (1,2) Clásicamente se debe a un infarto o hemorragia en la región del núcleo subtalámico (NST) contralateral. Las series de casos con neuroimagen moderna han demostrado que sólo una minoría de casos presenta lesiones del NST. La hiperglucemia no cetósica es también una etiología frecuente. (3,4)

Más Información
Desde hace 6 meses vengo padeciendo de dolores en cintura baja: zona pélvica: coxis: huesos iliacos y dolor de colon

Los movimientos del hemibalismo se parecen a los de la corea, pero son más pronunciados. La distinción clínica entre hemicorea grave y hemibalismo se vuelve arbitraria. Al igual que la corea, los movimientos hemibalísticos son involuntarios y sin propósito, pero son mucho más rápidos y enérgicos e implican las porciones proximales de las extremidades. Cuando están completamente desarrollados, las extremidades implicadas realizan movimientos continuos, violentos, de vaivén, balanceo, rodamiento, lanzamiento y agitación. Los movimientos son incesantes durante la vigilia y sólo desaparecen con el sueño profundo. Suelen ser unilaterales y afectan a toda una mitad del cuerpo. En raras ocasiones, son bilaterales (bibalismo o parabalismo) o afectan a una sola extremidad (monobalismo). Los movimientos pueden afectar a la cara y al tronco. El hemibalismo es difícil de tratar, muy incapacitante y a veces mortal debido al agotamiento y la inanición.

Causas del hemibalismo

Paciente 1: Un hombre de 69 años fue seguido en el Toronto Western Hospital con un historial de 7 años de enfermedad de Parkinson (EP). Otros antecedentes médicos incluían diabetes, enfermedad arterial coronaria y un ictus previo que afectó al lóbulo frontal derecho. Dos semanas antes de la presentación, notó la aparición aguda de movimientos involuntarios del lado izquierdo, que afectaban predominantemente al brazo, pero también a la pierna y la cara. Tendían a empeorar poco después de tomar la levodopa. El examen clínico mostró movimientos coreicos del brazo izquierdo. Curiosamente, la bradicinesia y la rigidez mejoraron significativamente en el lado izquierdo. La resonancia magnética (RM) mostró un infarto del putamen posterior y del globo pálido, que se extendía hacia arriba hasta la sustancia blanca periventricular (ver Fig. 1). Se disminuyó la medicación dopaminérgica, con la consiguiente mejoría de sus síntomas. Durante su ingreso, comenzó a tener una mejoría espontánea de los síntomas, y no requirió terapia.Palabras claveEstas palabras clave fueron agregadas por máquina y no por los autores. Este proceso es experimental y las palabras clave pueden actualizarse a medida que mejore el algoritmo de aprendizaje.

Más Información
Osteopatía: Estructural: visceral y craneal: Toda una visión del cuerpo