Significado de astenia

¿Qué es la astenia? El término astenia hace referencia a la debilidad muscular extrema y la falta de energía. Se describe como una fatiga inusual sin o ante cualquier esfuerzo. Los informes afirman que es una causa frecuente que se da en casi el 30% de los ambulatorios. Y, del 0,2-0,7% de estos casos pertenecen al síndrome de fatiga crónica (SFC) o a la enfermedad sistémica de intolerancia al ejercicio (SEID). El SFC es un trastorno debilitante grave que puede afectar seriamente a la calidad de vida y provocar una enfermedad de larga duración.

¿Cuáles son las causas de la astenia? La astenia puede deberse a varios factores, los más comunes de los cuales se enumeran a continuación:¿Cuáles son los síntomas y signos de la astenia? Los síntomas y signos más comunes de la astenia son los siguientes:¿Cómo se diagnostica la astenia? En presencia de los síntomas mencionados, debe consultarse al médico para que diagnostique y evalúe correctamente el estado del paciente y descarte cualquier enfermedad subyacente grave.

Análisis de sangre:Análisis de orina:Se realiza un análisis de orina para descartar diabetes, enfermedad renal o hepática y embarazo, especialmente fatiga crónica de reciente aparición en mujeres en edad reproductiva.Otras pruebas: Si existe un índice de sospecha, pueden realizarse las siguientes pruebas que pueden incluir la prueba del VIH, electrocardiograma (ECG) y ecocardiograma para descartar cardiopatía, prueba de la tuberculina y radiografía de tórax para descartar tuberculosis. En algunos casos puede estar indicado un análisis toxicológico de orina, sobre todo si se sospecha de abuso de sustancias.

¿Qué se puede hacer para la astenia?

En los casos en que la astenia es un efecto secundario de un medicamento concreto, el médico puede recomendar reducir la dosis del fármaco o cambiar a otro alternativo. Esto debería ayudar a eliminar la astenia. Sin embargo, algunas personas pueden ser incapaces de ajustar o cambiar su medicación de forma segura.

Más Información
Cavidad acetábulo del hueso ilíaco

¿Cómo se recupera uno de la astenia?

Mantener un estilo de vida activo- Programar adecuadamente el día incluyendo tiempo libre de ocio y algunos ejercicios físicos puede ayudar a prevenir la astenia. Intente pasar al menos 30 minutos al aire libre. Relaja la mente y el cuerpo, reduce el estrés y tiene efectos positivos sobre la salud mental. Lleve una dieta sana y adecuada llena de nutrientes.

¿Es lo mismo astenia que fatiga?

En el pasado, los términos “astenia” y “debilidad” se utilizaban para describir una sensación subjetiva de cansancio, mientras que el término específico “fatiga” se empleaba para describir un síntoma de cansancio precipitado por el esfuerzo. Sin embargo, en la actualidad los términos se utilizan a menudo en el mismo contexto.

Tratamiento de la astenia

¿Qué es la astenia? El término astenia hace referencia a la debilidad muscular extrema y a la falta de energía. Se describe como una fatiga inusual sin o ante cualquier esfuerzo. Los informes afirman que es una causa frecuente que se da en casi el 30% de los ambulatorios. Y, del 0,2-0,7% de estos casos pertenecen al síndrome de fatiga crónica (SFC) o a la enfermedad sistémica de intolerancia al ejercicio (SEID). El SFC es un trastorno debilitante grave que puede afectar seriamente a la calidad de vida y provocar una enfermedad de larga duración.

Más Información
Ciclismo: una buena preparación para evitar lesiones durante la práctica

¿Cuáles son las causas de la astenia? La astenia puede deberse a varios factores, los más comunes de los cuales se enumeran a continuación:¿Cuáles son los síntomas y signos de la astenia? Los síntomas y signos más comunes de la astenia son los siguientes:¿Cómo se diagnostica la astenia? En presencia de los síntomas mencionados, debe consultarse al médico para que diagnostique y evalúe correctamente el estado del paciente y descarte cualquier enfermedad subyacente grave.

Análisis de sangre:Análisis de orina:Se realiza un análisis de orina para descartar diabetes, enfermedad renal o hepática y embarazo, especialmente fatiga crónica de reciente aparición en mujeres en edad reproductiva.Otras pruebas: Si existe un índice de sospecha, pueden realizarse las siguientes pruebas que pueden incluir la prueba del VIH, electrocardiograma (ECG) y ecocardiograma para descartar cardiopatía, prueba de la tuberculina y radiografía de tórax para descartar tuberculosis. En algunos casos puede estar indicado un análisis toxicológico de orina, sobre todo si se sospecha de abuso de sustancias.

Sentirse débil y tembloroso

El significado original de la palabra astenia tiene su origen en el griego, y significa falta de fuerza o vigor. Identificar este problema es complejo porque puede manifestarse con distintos síntomas y en distintos grados en cada persona. La forma más sencilla de identificar si una persona padece astenia primaveral es el tiempo que lleva experimentando los síntomas de cansancio y fatiga asociados a ese problema.

Diversos factores ambientales habituales en primavera inducen una serie de mecanismos en el organismo que alteran la regulación de los ritmos circadianos. Esta alteración se debe a un cambio en la secreción de hormonas relacionadas con las endorfinas, el cortisol, la melatonina, etc. Estos cambios hormonales provocan un cambio en los ritmos biológicos, que durante el proceso de adaptación a las nuevas condiciones ambientales son más exigentes con el consumo energético diario.

Más Información
Síndrome de uso excesivo: ¿Por qué se lesiona un tendón?

Debido a la gran variedad de factores implicados, los síntomas de la astenia primaveral pueden suponer el 30% de las consultas médicas1, lo que la convierte en un motivo frecuente de búsqueda de atención médica. La fatiga crónica representa hasta el 10% de estos casos, y entre el 0,2% y el 0,7% de las personas son diagnosticadas de síndrome de fatiga crónica.

Fatiga muscular

Un alumno de 8 años no puede realizar sus actividades escolares habituales. Se queja de debilidad muscular y molestias al caminar. Su historial médico muestra que padece dolor óseo crónico debido a la falta de mineralización ósea. Además, tiene deficiencia de vitamina D por la falta de exposición a los rayos ultravioleta durante más de cinco años.

Una mujer de 60 años con antecedentes de depresión y trastorno de estrés postraumático complejo decidió buscar ayuda médica. Presentaba palpitaciones y falta de energía. Cree que no podía hacer las cosas debido a la debilidad. Sus síntomas empeoraron cuando empezó a tomar cierto tipo de medicación.