Estadios de Brunnstrom de recuperación de la extremidad inferior

Las personas con hemiplejia como consecuencia de un accidente cerebrovascular suelen presentar una o más desviaciones de la cinemática de la marcha normal. Este artículo presenta una lista de desviaciones cinemáticas comunes que los fisioterapeutas podrían buscar al realizar observaciones clínicas de la marcha hemipléjica. Se describen varias causas probables de esas desviaciones cinemáticas, basadas en una revisión de la literatura, consideraciones biomecánicas y observaciones clínicas. Las desviaciones más comunes y significativas de la fase de apoyo son la disminución del pico de extensión de la cadera en el apoyo tardío, el aumento o disminución del pico de desplazamiento lateral de la pelvis, el aumento o disminución de la extensión de la rodilla en el apoyo temprano o medio y la disminución de la flexión plantar en el despegue del pie. Las causas de estas desviaciones cinemáticas residen en la incapacidad de activar adecuadamente los músculos y en el acortamiento muscular adaptativo que suele producirse tras un ictus.

¿Cuáles son las 7 etapas de la recuperación motriz?

Este patrón se detalla en las siete etapas de recuperación del ictus de Brunnstrom. Las etapas incluyen flacidez, aparición de espasticidad, aumento de la espasticidad, disminución de la espasticidad, combinaciones de movimientos complejos, desaparición de la espasticidad y recuperación de la función normal.

¿Qué son las etapas Brunnstrom?

Los estadios de Brunnstrom describen el desarrollo de la capacidad de movimiento y la reorganización del cerebro tras un ictus. Este enfoque permite a las personas que han sufrido un ictus y a sus médicos comprobar el progreso de su recuperación.

Más Información
Me diagnosticaron Condropatía Femoropatelar: para tratar esta lesión ¿Debo aplicar frió o calor?¿Qué me recomiendan?

¿Cuáles son las diferentes fases del ictus?

Los ictus isquémicos son el tipo más prevalente de ictus y se caracterizan por una serie de acontecimientos patológicos provocados por una oclusión arterial que conduce a una respuesta fisiopatológica heterogénea a través de diferentes fases hemodinámicas, a saber, las fases hiperaguda, aguda, subaguda y crónica.

Brunnstrom etapas de la recuperación del ictus pdf

Caminar es un fenómeno que los individuos sanos dan por sentado, pero que requiere un proceso extremadamente complejo de control neuromusculoesquelético. La activación de los músculos de las extremidades inferiores, el tronco y las extremidades superiores en un determinado patrón espaciotemporal es necesaria para garantizar las posiciones articulares adecuadas para soportar y hacer avanzar el peso corporal en las diferentes fases de los ciclos de la marcha. En la mayoría de las situaciones, la marcha humana a una velocidad cómoda sobre una superficie plana está mediada principalmente por mecanismos cerebrales y espinales (Dietz, 1996; Nielsen, 2003). Sin embargo, el control supraespinal añade complejidad y flexibilidad al control y la versatilidad de la marcha para satisfacer las necesidades y los retos dinámicos del entorno (Dietz, 1996; Nielsen, 2003). La espasticidad y la paresia son las principales deficiencias motoras tras un ictus (Li, 2017). En el contexto de la hemiparesia espástica, los músculos son débiles y espásticos y en diferentes niveles de deficiencias que implican diferentes regiones de la extremidad superior, el tronco y la extremidad inferior de un lado. Como resultado, se observa clínicamente un amplio espectro de anomalías de la marcha.

Más Información
¿Puedo hacer rehabilitación en piscina para un síndrome de latigazo?

3 etapas de la recuperación tras un ictus

Recuperarse de un ictus puede ser un proceso difícil y emocional, y es diferente para cada persona. Un ictus puede afectar al movimiento, la coordinación, la cognición y el habla de una persona, entre otras cosas. La localización, el alcance de la lesión o la afectación tisular, el tiempo transcurrido antes del tratamiento y otros factores influyen en las perspectivas de recuperación. Sin embargo, los expertos han identificado un patrón general de recuperación motora tras un ictus.

Signe Brunnstrom, fisioterapeuta sueca que trabajó con pacientes que sufrían hemiplejia (parálisis de un lado del cuerpo), fue la primera en registrarlas en los años sesenta. A través de sus experiencias clínicas, Brunnstrom observó etapas de restauración del movimiento que describió como ocurriendo de una “manera casi estandarizada.”

Hay que tener en cuenta que no existen garantías sobre la cronología o la finalización de todas las etapas. Cada persona es diferente, y estas etapas deben considerarse como un patrón general y no como una probabilidad absoluta.Además, las etapas de Brunnstrom se refieren a la recuperación del movimiento en el miembro superior, el miembro inferior y las manos. Una persona puede estar en diferentes etapas de recuperación en cada extremidad. Los estadios no se refieren a la recuperación del habla, la visión, la cognición o muchas otras áreas en las que las personas experimentan síntomas después de un ictus.

Etapas Bobath de recuperación del ictus

El ictus representa la segunda causa de mortalidad y morbilidad en todo el mundo. Los ictus isquémicos son el tipo más prevalente de ictus y se caracterizan por una serie de acontecimientos patológicos provocados por una oclusión arterial que conduce a una respuesta fisiopatológica heterogénea a través de diferentes fases hemodinámicas, a saber, las fases hiperaguda, aguda, subaguda y crónica. El tratamiento del ictus depende en gran medida de las terapias de recanalización, que sólo están limitadas a un subconjunto de pacientes debido a su estrecha ventana terapéutica; de ahí que exista una enorme necesidad de nuevos tratamientos para el ictus. Sin embargo, la inmensa mayoría de los tratamientos prometedores no son eficaces en el ámbito clínico debido a su incapacidad para atravesar la barrera hematoencefálica y llegar al cerebro. En este contexto, los enfoques basados en la nanotecnología, como la administración de fármacos mediante nanopartículas, se perfilan como la opción más prometedora. En esta revisión, analizaremos el estado actual de la nanotecnología en el contexto del ictus, centrándonos en los diversos enfoques disponibles con nanopartículas dirigidos a los distintos mecanismos de reparación patológicos y fisiológicos implicados en cada una de las fases del ictus.

Más Información
Hormona insulina