Tipo de articulación escapulotorácica

La articulación esternoclavicular (EC) es una de las cuatro articulaciones que completan el hombro. La articulación se encuentra en el lugar donde la clavícula se une al esternón en la base del cuello. Aunque no son frecuentes, los problemas de la articulación del hombro pueden deberse a lesiones y otros trastornos.

Las lesiones de la articulación SC suelen ser consecuencia de accidentes de tráfico o de la participación en deportes de colisión como el fútbol. Aunque estas lesiones pueden ser dolorosas, la mayoría son relativamente leves y se curan bien sin cirugía. En muy raras ocasiones, un golpe fuerte en la articulación SC puede dañar los órganos y tejidos vitales que se encuentran cerca. Cuando esto ocurre, se trata de una lesión grave que requiere atención médica inmediata.

La articulación SC también puede dañarse con el tiempo, a medida que el tejido protector que cubre los extremos de los huesos se desgasta gradualmente. Este tipo de cambio degenerativo en la articulación puede provocar dolor, rigidez y reducción de la movilidad del hombro y el brazo.

La articulación esternoclavicular (AE) es la unión entre la clavícula y el esternón. La articulación esternoclavicular sostiene el hombro y es la única articulación que conecta el brazo con el cuerpo.

¿Qué tipo de articulación es la escapulotorácica?

La articulación escapulotorácica no es una verdadera articulación anatómica, sino que se considera más bien como una unidad que reúne las articulaciones esternoclavicular y acromioclavicular (AC) y la unión entre la superficie anterior de la escápula y la caja torácica (unión escapulotorácica).

¿Qué movimiento realiza la articulación escapulotorácica?

La articulación escapulotorácica permite movimientos escapulares complejos en relación con la caja torácica: elevación y depresión, protracción y retracción, y rotación medial y lateral.

Más Información
Lactancia materna exclusiva ¿por qué?

¿Qué forma la articulación escapulotorácica?

La “articulación” escapulotorácica está formada por la escápula (omóplato) y su articulación con la caja torácica. Entre estas estructuras se encuentran 2 músculos, el subescapular (también conocido como uno de los músculos rotadores) y el serrato anterior.

Grados de libertad de la articulación escapulotorácica

La articulación escapulotorácica es una articulación “fisiológica”. No es una verdadera articulación porque el único vínculo óseo entre la escápula y el esqueleto axial se produce en la clavícula. Esta articulación es la menos congruente del cuerpo. La escápula se mueve mediante un mecanismo de deslizamiento en el que la superficie cóncava anterior de la escápula se desplaza sobre la superficie convexa posterolateral de la caja torácica. El deslizamiento suave de la escápula está asistido por bursas situadas en los ángulos superior e inferior y en la base de la espina escapular.La escápula (omóplato) es una estructura corporal muy implicada. Este hueso no sólo se articula con el húmero (hueso de la parte superior del brazo) y la clavícula, sino que también es el punto de unión de muchos músculos del hombro, la espalda, el pecho, el brazo e incluso el cuello. Los músculos que se unen a la cara medial (interior) de la escápula son los músculos clave para la estabilización escapular. Entre ellos se encuentran el trapecio medio y el trapecio inferior, el romboides mayor, el romboides menor y el serrato anterior. Los músculos trapecio medio y romboides retraen la escápula. La retracción escapular es la acción de apretar los omóplatos entre sí. El trapecio inferior se encarga de la depresión escapular, que consiste en hacer descender la escápula hacia el tórax. La función del serrato anterior es mantener el borde medial de la escápula pegado al tórax.

Más Información
Tendinitis del psoas

Músculos de la articulación escapulotorácica

ResumenLa articulación escapulotorácica desempeña un papel fundamental en el correcto funcionamiento del hombro. Un conocimiento profundo de la anatomía y la biomecánica es esencial para realizar un examen físico adecuado que tiene un papel vital en el diagnóstico de la discinesia escapular.Algunos problemas del hombro afectan principalmente a la articulación escapulotorácica, causando discinesia escapular primaria. Tal es el caso cuando diferentes afecciones afectan a los nervios que inervan la cintura escapular o alteraciones mecánicas en la STJ provocan chasquidos o crepitaciones. En otras ocasiones, la discinesia escapular aparece en el contexto de otros problemas del hombro como inestabilidad glenohumeral, fracturas de clavícula, trastornos acromioclaviculares y síndrome de pinzamiento. En estos casos, el verdadero papel de la afectación escapular como causa, facilitador o consecuencia del problema no suele estar claro; pero la discinesia debe abordarse específicamente durante el tratamiento. En la mayoría de los casos, un protocolo de rehabilitación adecuado es la principal arma terapéutica disponible para tratar la discinesia escapular.Palabras claveEstas palabras clave fueron añadidas por máquina y no por los autores. Este proceso es experimental y las palabras clave pueden actualizarse a medida que mejore el algoritmo de aprendizaje.

Localización de la articulación escapulotorácica

En este estudio desarrollamos un modelo de cuerpo rígido de una articulación escapulotorácica para describir la cinemática de la escápula en relación con el tórax. Este modelo describe la cinemática de la escápula con cuatro grados de libertad: 1) elevación y 2) abducción de la escápula sobre una superficie torácica elipsoidal, 3) rotación hacia arriba de la escápula normal a la superficie torácica, y 4) rotación interna de la escápula para levantar el borde medial de la escápula de la superficie del tórax. Las dimensiones de la superficie y los ejes de las articulaciones pueden adaptarse a la antropometría de cada persona. Comparamos el modelo con el “patrón oro” de la cinemática de la clavija ósea recopilada durante tres tareas de hombro y descubrimos que la cinemática modelada de la escápula era precisa dentro de un error cuadrático medio de 2 mm para los marcadores individuales de clavija ósea en todos los marcadores y tareas de movimiento. Como prueba adicional, añadimos ruido aleatorio y sistemático a los datos del marcador de clavija ósea y descubrimos que el modelo reducía la variabilidad cinemática debida al ruido en un 65% en comparación con los ángulos de Euler calculados sin el modelo. Nuestro modelo de articulación escapulotorácica puede utilizarse para análisis de dinámica inversa y directa y para calcular las cargas de reacción de la articulación. El rendimiento computacional del modelo de la articulación escapulotorácica es adecuado para aplicaciones en tiempo real, está disponible gratuitamente como complemento de OpenSim 3.2 y se puede personalizar y utilizar con otros modelos de OpenSim.

Más Información
Cervicales