En el embarazo aumenta o disminuye la capacidad vital

La hernia diafragmática congénita (HDC) se produce cuando el diafragma, el músculo que separa el tórax del abdomen, no se cierra durante el desarrollo prenatal. Esta abertura permite que el contenido del abdomen (estómago, intestinos y/o hígado) migre hacia el tórax, lo que afecta al crecimiento y desarrollo de los pulmones. Los pulmones serán más pequeños de lo esperado (hipoplasia pulmonar) y tendrán vasos sanguíneos menos desarrollados. Esto provoca presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar).

La HDC es una de las principales anomalías congénitas más frecuentes, y se da en 1 de cada 2.500 – 3.000 nacidos vivos. La HDC puede producirse en el lado izquierdo o derecho, o raramente en ambos lados. Los recién nacidos afectados de HDC requieren atención inmediata en el momento del parto, por lo que es importante un diagnóstico precoz y preciso.

La HDC suele descubrirse durante una ecografía prenatal rutinaria. El ecografista puede observar estómago, intestino o hígado en el pecho del bebé, donde deberían estar los pulmones. El corazón del bebé también puede estar desplazado hacia un lado por los órganos sobrantes del tórax.

¿Puede el embarazo dañar el diafragma?

La rotura espontánea del diafragma durante el embarazo es extremadamente rara y se asocia a una elevada mortalidad. Un aumento de la presión intraabdominal causado por un útero agrandado probablemente sea un factor exacerbante de una hernia diafragmática asintomática preexistente.

Más Información
La fisioterapia enseña a tu cuerpo el camino de la curación

¿Qué lesiones pueden afectar al diafragma?

Los traumatismos contusos, que con frecuencia se producen tras lesiones por desaceleración rápida en accidentes de tráfico o caídas desde distancias considerables, son causas frecuentes de rotura diafragmática.

¿Cómo saber si el diafragma está roto?

El diagnóstico de rotura de diafragma puede hacerse cuando la exploración física revela ausencia o disminución de ruidos respiratorios en la base pulmonar, sensibilidad abdominal, signo de Grey Turner, y una radiografía simple de tórax revela asas intestinales dentro de un hemitórax.

¿Cómo aumenta el volumen corriente durante el embarazo?

La hernia diafragmática es un defecto congénito en el que hay un orificio en el diafragma (el músculo grande que separa el tórax del abdomen). Los órganos del abdomen (como los intestinos, el estómago y el hígado) pueden desplazarse a través del orificio del diafragma hacia el pecho del bebé. Cuando un órgano empuja a través del orificio, se denomina hernia. Una hernia diafragmática puede impedir que los pulmones del bebé se desarrollen por completo, causándole dificultades respiratorias al nacer.

Los investigadores calculan que aproximadamente 1 de cada 3.600 bebés nace con hernia diafragmática en Estados Unidos.1 Alrededor de la mitad de los recién nacidos con hernia diafragmática presentan también otras afecciones, como defectos congénitos del cerebro, el corazón y los intestinos.2

Más Información
Rehabilitación de rodilla artrítica (fase avanzada)

Durante el embarazo, existen pruebas de cribado para detectar algunas anomalías congénitas y otras afecciones. Por lo general, los médicos pueden diagnosticar la hernia diafragmática antes de que nazca el bebé. Los médicos utilizan una ecografía para crear una imagen del diafragma y los pulmones en busca de anomalías.

¿Aumenta la frecuencia respiratoria en el embarazo?

La rotura diafragmática durante el parto es infrecuente y suele producirse en pacientes con antecedentes de hernia diafragmática congénita o lesión abdominal o torácica traumática. Presentamos el caso de una mujer de 41 años que presentó dolor abdominal, vómitos e hipoventilación cuatro días después de un parto domiciliario a término. La radiografía de tórax sugirió la presencia de una rotura de diafragma, y la laparotomía reveló un defecto congénito de Bochdalek izquierdo con herniación del estómago, colon transverso y bazo en la cavidad pleural izquierda. La rotura de hernia diafragmática durante el parto es una complicación grave pero poco frecuente que requiere cirugía de urgencia para evitar la perforación visceral y el fallo cardiorrespiratorio.

Tratamiento de la hiperventilación en el embarazo

Presentamos un caso de rotura espontánea del diafragma durante el parto en una mujer de 42 años. La paciente acudió al servicio de urgencias quirúrgicas con dolores abdominales, vómitos y disnea, tres días después del parto a término. La radiografía de tórax y la tomografía computarizada mostraron síntomas de rotura diafragmática izquierda. La laparotomía confirmó la rotura diafragmática con herniación de parte del estómago en la cavidad pleural izquierda. La rotura diafragmática espontánea durante el parto es infrecuente y se produciría por un aumento brusco de la presión intraabdominal durante la segunda fase del parto, exacerbado por la aplicación de presión externa sobre el fondo uterino o la parte superior del abdomen. La rotura diafragmática durante el parto es una complicación grave pero poco frecuente que requiere cirugía de urgencia para evitar la perforación visceral y el fallo cardiorrespiratorio. Para prevenir esta complicación, deben mejorarse las condiciones del parto.

Más Información
4 consejos para cuidar la espalda en la oficina