Fisioterapia respiratoria cerca de mí

El ejercicio puede ser beneficioso para las personas con cáncer de pulmón, ya que aumenta la fuerza y la resistencia y disminuye los problemas emocionales. La actividad física también puede ayudar a tolerar los tratamientos contra el cáncer y a disminuir los niveles de fatiga (1,2).

Un programa de ejercicio puede ayudar con las estrategias de afrontamiento de los efectos físicos y emocionales de padecer cáncer de pulmón. Los profesionales sanitarios deben considerar la posibilidad de recomendar intervenciones de actividad física en cualquier fase del proceso del cáncer de pulmón (3). Además, también debería considerarse un programa de ejercicio preoperatorio antes de la cirugía pulmonar curativa, ya que hay pruebas en desarrollo de que puede mejorar los resultados (4,5).

La idea de hacer ejercicio puede resultar abrumadora para las personas con cáncer de pulmón, pero un programa de ejercicio bien diseñado puede ayudar a las personas a sentirse mejor física y mentalmente, y también puede disminuir el riesgo de que la enfermedad siga avanzando (6). La actividad física parece mejorar la supervivencia y la calidad de vida (7).

Los efectos secundarios de la cirugía y los tratamientos del cáncer de pulmón son perjudiciales para la salud y la calidad de vida de los pacientes con cáncer de pulmón, que corren un mayor riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y muchos otros problemas de salud. El ejercicio puede ayudar a mitigar los efectos secundarios del tratamiento y la cirugía del cáncer (7).

¿Cuáles son las técnicas de fisioterapia para aumentar el volumen pulmonar?

Entre ellas se incluyen la tos asistida, el resoplido, la técnica de espiración forzada (FET), la técnica del ciclo activo de respiración (ACBT), el posicionamiento postural de drenaje modificado con o sin vibración y la terapia de presión espiratoria positiva (PEP).

Más Información
Membranas meninges

¿Cómo aumenta la actividad física la capacidad pulmonar?

Cuando haces ejercicio, tus pulmones y tu corazón trabajan duro. Juntos, llevan oxígeno al cuerpo y lo distribuyen a los músculos que se utilizan. Esto mejora la circulación y fortalece el tejido que rodea los pulmones, favoreciendo su funcionamiento.

¿Cuál es la mejor manera de aumentar la capacidad pulmonar?

Exhala por la boca e inhala de nuevo por la nariz, sintiendo cómo se eleva el estómago cada vez. Si es posible, aguante la respiración 7 segundos y espire 8 segundos. Contraiga los músculos abdominales para expulsar todo el aire de los pulmones. Repítalo 5 veces.

Ejercicios de fisioterapia pulmonar

Prueba del pellizcoLa prueba del pellizco ayuda a identificar los lugares en los que puede que no esté entrando del todo. Una vez identificadas, nos permite centrarnos en aquellas zonas en las que nos resulta más difícil respirar durante el ejercicio. Comience colocando el pulgar en la parte inferior de las costillas de la espalda. A continuación, coloque el dedo corazón de la misma mano en el hueso de la cadera, por delante. Inspire profundamente y compruebe si el pulgar se mueve. Lo ideal es que el pulgar se expanda hacia fuera, mostrando que has inspirado en la parte posterior del cuerpo, y que los cuatro puntos de contacto se expandan simultáneamente contra los dedos. El siguiente vídeo muestra un pulgar que se mueve y otro que no. Respiración diafragmáticaA menudo pensamos en esto como “respiración abdominal”, sin embargo es un poco más matizado. Piensa en los pulmones como en un globo. Cuando se hincha el globo, no sólo se expande un lado, sino todos los lados a la vez. Los pulmones funcionan de forma similar, pero a menudo nos cuesta respirar en la parte posterior de los pulmones. Entonces, ¿cómo comprobamos si estamos respirando en la parte posterior del cuerpo? Para realizar la respiración diafragmática, sentado o tumbado, haz lo siguiente:

Más Información
Me duele el nervio ciático en la pierna derecha: ¿puedo hacer bicicleta?

Cómo aumentar la capacidad pulmonar

Un ejercicio respiratorio clave es la “respiración diafragmática con los labios fruncidos”. La respiración diafragmática fortalece el diafragma, que es un músculo situado entre los pulmones y el abdomen, así como los músculos abdominales. Esto permite que entre y salga más aire de los pulmones con menos cansancio de los músculos del pecho. Este ejercicio también puede ayudarle a regular la respiración si le falta el aire durante una actividad.

Los estiramientos aumentan el flujo de sangre y oxígeno a los músculos, mejoran la elasticidad muscular y ayudan al cuerpo a repararse. Los ejercicios diarios de estiramiento de la parte superior del cuerpo expanden la cavidad torácica y aumentan la capacidad pulmonar. Esto permite un movimiento más libre de los pulmones y el diafragma, lo que favorece una respiración más profunda y ayuda con la falta de aire.

Estirar ligeramente otras partes del cuerpo puede mejorar la amplitud de movimiento y reducir la rigidez corporal. Esto es especialmente importante después de la radioterapia, que puede provocar rigidez muscular. Los estiramientos también pueden eliminar el tejido cicatricial causado por la cirugía.

Respiración diafragmática

La fisioterapia y el concepto de movilización precoz han cobrado cada vez más importancia en la UCI. Estudios anteriores han demostrado un efecto positivo en cuanto a la reducción de la estancia hospitalaria y la mejora del estado funcional al alta. Hasta ahora no se ha investigado el efecto fisiológico sobre los pulmones, por lo que quisimos explorar el efecto sobre la función pulmonar durante una sesión de fisioterapia de 15 minutos con un periodo de seguimiento de 30 minutos.

Más Información
Enfermedad de Paget

En nuestro estudio observacional prospectivo, incluimos a 20 pacientes con respiración espontánea y alteración del intercambio gaseoso pulmonar durante su estancia en la unidad de cuidados intensivos tras una intervención quirúrgica. Mediante imágenes pulmonares funcionales no invasivas con tomografía de impedancia eléctrica (TIE), examinamos la función pulmonar regional de los pacientes antes, durante y después de una sesión de fisioterapia. La TIE permitió la evaluación continua de la distribución de la ventilación en los pulmones.

Observamos que la ventilación de los segmentos pulmonares posteriores aumentaba significativamente durante la fisioterapia, cuando los pacientes adoptaban una posición sentada y parcialmente de pie. Cuando los pacientes volvían a la posición tumbada inicial antes de la fisioterapia, el efecto observado remitía inmediatamente. No obstante, el seguimiento mostró un aumento lento del volumen pulmonar al final de la espiración.