Fisioterapia para embarazadas cerca de mí

La fisioterapia se utiliza para tratar diferentes problemas de hombres y mujeres. Está diseñada para ayudar con el dolor causado por lesiones o condiciones que el cuerpo puede haber sufrido. Mediante ejercicios, estiramientos, masajes y electroterapia, se pueden manipular las zonas doloridas, creando músculos más fuertes y fortaleciendo las zonas débiles.

Las mujeres embarazadas suelen sufrir dolores múltiples. Los problemas de espalda son uno de los más comunes. Casi el 70 por ciento de las mujeres sufren dolor de espalda durante el embarazo, y a veces este dolor de espalda puede ser insoportable hasta el punto de impedir a la mujer vivir su día a día con normalidad. Las tareas cotidianas se hacen mucho más difíciles y el sueño se vuelve más intranquilo.

Afortunadamente, durante el embarazo se puede recurrir a la fisioterapia. Los tratamientos mejorarán la movilidad del cuerpo, haciendo que el embarazo y el parto sean mucho más llevaderos. Cuando haya encontrado la clínica de fisioterapia adecuada para someterse a este tratamiento, explíqueles los dolores que padece. Ellos examinarán las zonas y decidirán cuál es el mejor régimen de fisioterapia para sus circunstancias. Por lo general, el fisioterapeuta se centrará en la postura, las articulaciones, los músculos, la flexibilidad y los nervios.

¿Es segura la fisioterapia durante el embarazo?

La fisioterapia es perfectamente segura al principio del embarazo y puede ser una forma eficaz de reducir al mínimo los dolores relacionados con el embarazo. También puede ayudar a mejorar la movilidad, lo que facilita el embarazo y el parto.

¿Qué hace un fisioterapeuta durante el embarazo?

Los fisioterapeutas pueden trabajar con usted para desarrollar estrategias de posicionamiento durante el embarazo y el parto. Las fajas ortopédicas y las prendas de compresión pueden ofrecer apoyo y ayudar a reducir el dolor. También te animamos a que empieces a practicar ejercicios del suelo pélvico antes del parto para facilitar la recuperación posparto.

Más Información
Cómo barrer o pasar el aspirador sin hacerte daño en la espalda

¿Qué ejercicios fisioterapéuticos para el embarazo?

Ejemplos de ejercicios sencillos durante el embarazo

Los ejercicios cardiovasculares de bajo impacto, como caminar, la bicicleta estática y la natación o los ejercicios acuáticos, son excelentes durante el embarazo, sobre todo en las últimas etapas, ya que protegen las articulaciones y el suelo pélvico. También puedes bailar.

Fisioterapia en el primer trimestre del embarazo

Pregunte a una mujer embarazada cómo se siente y escuchará o felicidad absoluta o malestar absoluto. Durante el embarazo, no parece haber término medio. Si bien el embarazo es una fase hermosa, viene acompañado de su propia cuota de angustia, por ejemplo: el dolor de espalda. Aproximadamente el 50-80% de las mujeres se ven afectadas por el dolor lumbar del embarazo. Sin embargo, esta preocupación tiene una solución muy sencilla: la fisioterapia durante el embarazo.

La fisioterapia, también conocida como terapia física, es una técnica basada en la evidencia que implica la ciencia del movimiento para promover la curación y la aptitud holística. Incluye una amplia gama de ejercicios y masajes.

Nuestro cuerpo produce una hormona conocida como relaxina. Aunque tanto los hombres como las mujeres producen relaxina, esta hormona se produce principalmente en las mujeres embarazadas. Es la responsable de prevenir cualquier daño en el cuerpo de la mujer durante el parto.

La producción de relaxina aumenta significativamente durante el segundo trimestre. Principalmente, esta hormona tiene como objetivo aflojar el canal de parto y preparar el cuerpo para el parto. Sin embargo, además del canal del parto, los altos niveles de relaxina provocan el aflojamiento de otros ligamentos del cuerpo. Mientras que, por un lado, la relaxina facilita el flujo sanguíneo, por otro provoca dolores musculares, articulares y corporales. Este efecto secundario de la relaxina es la causa fundamental de tu embarazo con dolor lumbar. La relajación transitoria durante este periodo del embarazo puede hacer que tus músculos y ligamentos se debiliten durante un largo periodo de tiempo.

Más Información
Auto:masaje para la tendinitis del tendón de Aquiles o tendinopatía aquílea

Ejercicios de fisioterapia para embarazadas

Durante y después del embarazo, cada mujer experimenta sus propios cambios emocionales y físicos. Varios cambios físicos pueden crear molestias en una mujer embarazada, e incluso después de haber dado a luz, es posible que siga necesitando ayuda para controlar el dolor. Afortunadamente, las mujeres embarazadas y las que acaban de dar a luz pueden aliviar el dolor y los problemas pélvicos con un tratamiento de fisioterapia en Toronto. Echemos un vistazo más de cerca a los beneficios para la salud de por qué la fisioterapia es importante durante y después del embarazo.

Cuando una mujer se queda embarazada, el segundo y tercer trimestre trae cambios instantáneos, incluyendo el aumento de peso y malestar físico. He aquí importantes razones por las que la fisioterapia es esencial para las embarazadas:

El posparto es la fase posterior al parto. Después del embarazo, el cuerpo de la mujer puede experimentar una serie de afecciones que un fisioterapeuta especializado en salud pélvica puede tratar. Veamos las etapas de la fisioterapia postparto:

Al igual que elegir al ginecólogo o al médico de cabecera adecuados, es importante elegir al fisioterapeuta adecuado que esté cerca de casa y se adapte a tus necesidades. Aquí tienes algunos consejos útiles para elegir al fisioterapeuta del suelo pélvico más adecuado:

Fisioterapia en el embarazo pdf

Recientes directrices han aclarado las cosas para que sea más fácil mantenerse activa durante el embarazo. Las directrices de los médicos jefe del Reino Unido recomiendan que las embarazadas sin restricciones médicas realicen 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada a la semana. Esto debe reflejar los niveles de actividad previos al embarazo e incluir una combinación de ejercicio cardiovascular y al menos dos sesiones de actividades de fortalecimiento muscular.

Más Información
Las vértebras cervicales suelen sufrir lesiones: una de ellas es la hernia discal cervical descubre como y porque ocurre

Mantenerse activa durante el embarazo tiene múltiples beneficios, como la prevención del aumento excesivo de peso, la diabetes gestacional, la hipertensión, el dolor de espalda o pélvico y la incontinencia urinaria. El ejercicio también puede mejorar el estado de ánimo y el sueño, que suelen ser difíciles durante el embarazo.

El ejercicio le ayudará a adaptarse a los cambios de forma y peso corporal. La preparará para los retos físicos del parto vaginal o la cesárea y facilitará la recuperación posparto tras el nacimiento del bebé.

Algunas complicaciones del embarazo pueden afectar a la seguridad de determinados ejercicios. Entre ellas están la placenta baja o placenta previa, el retraso del crecimiento intrauterino, la preeclampsia, la diabetes gestacional no controlada, la rotura de membranas o cualquier problema relacionado con el cuello uterino (por ejemplo, la necesidad de un pesario o un punto cervical). Si padeces alguno de estos problemas o tu embarazo se considera de alto riesgo, lo mejor es que consultes a tu médico antes de iniciar un programa de ejercicios.