Síntomas de la fascitis plantar

La fascitis plantar es un dolor en la planta del pie, alrededor del talón y el arco. Por lo general, puede aliviar el dolor usted mismo, pero consulte a su médico de cabecera si el dolor no mejora en 2 semanas.Compruebe si tiene fascitis plantar

Es más probable que se trate de fascitis plantar si:Causas comunes de la fascitis plantarLa fascitis plantar se produce al forzar la parte del pie que conecta el hueso del talón con los dedos (fascia plantar).No siempre está claro por qué ocurre esto.Es más probable que padezca fascitis plantar si:Alivia la fascitis plantar en casaSi se pone en contacto con su médico de cabecera, normalmente le sugerirá que pruebe estas cosas:

Tratamiento de la fascitis plantar por un especialista en piesSu médico de cabecera puede remitirle a un fisioterapeuta para que realice ejercicios o a un especialista en pies (podólogo). Puede recomendarte plantillas y el calzado adecuado.

¿Qué hacer y qué no hacer en la fascitis plantar?

Qué hacer y qué no hacer en el tratamiento de la fascitis plantar:

Descansar más el pie, perder peso y llevar el calzado adecuado, como zapatos de suela blanda y plantillas. Reduzca el ejercicio durante un tiempo. Deje de correr o corra distancias más cortas. Llame a su médico si los síntomas no mejoran con el tratamiento.

¿Es útil caminar para la fascitis plantar?

Caminar después de estar tumbado o sentado durante un tiempo puede aliviar los síntomas de la fascitis plantar a medida que el ligamento se estira. Sin embargo, el dolor empeorará gradualmente a lo largo del día, haciéndote sentir muy incómodo y afectando a las actividades cotidianas normales.

Más Información
Tengo inflamación y dolor en el muslo izquierdo: parte lateral externa: frontal e inguinal ¿Qué puedo hacer?

¿Cuáles son los 3 tratamientos para la fascitis plantar?

Existen muchas opciones de tratamiento, como reposo, estiramientos, fortalecimiento, cambio de calzado, soportes para el arco del pie, plantillas ortopédicas, férulas nocturnas, antiinflamatorios y cirugía. Por lo general, la fascitis plantar puede tratarse con éxito adaptando el tratamiento a los factores de riesgo y las preferencias de cada persona.

Estiramientos para la fascitis plantar

La mayoría de las personas sienten dolor en la planta del pie, normalmente en el talón y en la zona del arco. Normalmente, el dolor aparece al dar los primeros pasos por la mañana después de levantarse de la cama o tras permanecer sentado durante un largo periodo de tiempo, y puede empeorar tras permanecer mucho tiempo de pie y caminando.

La fascitis plantar está causada por una disminución de la flexibilidad de los músculos de la pantorrilla, un aumento del peso corporal, un calzado inadecuado, como zapatos abiertos o con poco o ningún soporte para el arco, pies planos o arcos altos.

Si los síntomas no mejoran al cabo de tres a cinco días o si reaparecen, puede ser útil consultar a un médico ortopédico o a un fisioterapeuta para que le ayuden a aliviar el dolor y determinar la causa subyacente para evitar que vuelva a ocurrir.

Más Información
¿Cómo podemos actuar cuando tenemos fiebre?

Su médico puede ayudarle a evaluar el dolor de pies y a determinar un plan de cuidados para tratar los síntomas. El médico y el fisioterapeuta también pueden identificar las posibles causas del dolor y determinar si procede de la fascia plantar o de otra estructura o fuente del pie.

Fascia plantar

DiagnósticoLa fascitis plantar se diagnostica basándose en la historia clínica y la exploración física. Durante el examen, el médico buscará zonas sensibles en el pie. La localización del dolor puede ayudar a determinar su causa.

A veces, una radiografía muestra un trozo de hueso que sobresale (espolón) del hueso del talón. En el pasado, a menudo se culpaba a estos espolones óseos del dolor de talón y se extirpaban quirúrgicamente. Pero muchas personas que tienen espolones óseos en el talón no tienen dolor de talón.Más información

TratamientoLa mayoría de las personas que padecen fascitis plantar se recuperan en varios meses con un tratamiento conservador, como aplicar hielo en la zona dolorida, hacer estiramientos y modificar o evitar las actividades que causan dolor.

Tratamiento de la fascitis plantar

La fascitis plantar es una causa frecuente de dolor de talón en adultos. El dolor suele estar causado por una degeneración del colágeno (que a veces se denomina erróneamente “inflamación crónica”) en el origen de la fascia plantar, en el tubérculo medial del calcáneo. Esta degeneración es similar a la necrosis crónica de la tendinosis, que se caracteriza por la pérdida de continuidad del colágeno, el aumento de la sustancia fundamental (matriz del tejido conjuntivo) y la vascularización, y la presencia de fibroblastos en lugar de las células inflamatorias que suelen observarse en la inflamación aguda de la tendinitis.1 La causa de la degeneración son los microdesgarros repetitivos de la fascia plantar que superan la capacidad del organismo para repararse a sí mismo.

Más Información
Lumbalgia general y dolor constante de la zona lumbar

El signo clásico de la fascitis plantar es que el peor dolor se produce con los primeros pasos de la mañana, pero no todos los pacientes presentan este síntoma. Los pacientes suelen notar dolor al inicio de la actividad, que disminuye o desaparece con el calentamiento. El dolor también puede aparecer al permanecer mucho tiempo de pie y a veces va acompañado de rigidez. En los casos más graves, el dolor también empeorará hacia el final del día.